koi-nya logo
El pasado 22 de junio fue un día especial para los fans de Gundam que vivimos fuera de Japón. Por fin nos llegó de forma oficial un juego de la franquicia Gundam Breaker, en la que las populares maquetas de plástico producidas por Bandai son las protagonistas absolutas. Tened en cuenta que el primer Gundam Breaker salió a la venta […] 2018-08-05T17:20:54+00:00 , , , , , ,
La saga Gundam Breaker llega por primera vez a Occidente... y además en español.

Análisis: New Gundam Breaker (PlayStation 4)

Análisis: New Gundam Breaker (PlayStation 4)

El pasado 22 de junio fue un día especial para los fans de Gundam que vivimos fuera de Japón. Por fin nos llegó de forma oficial un juego de la franquicia Gundam Breaker, en la que las populares maquetas de plástico producidas por Bandai son las protagonistas absolutas. Tened en cuenta que el primer Gundam Breaker salió a la venta en Japón en 2013.

New Gundam Breaker es la cuarta entrega de la saga, a día de hoy la más rentable de cuantas produce Bandai Namco con la creación de Sunrise. Este juego prometía interesantes novedades respecto a los anteriores, como poder personalizar el gunpla en mitad del combate o el modo de combate tres contra tres.

Dicho todo esto, ¿he merecido la pena la espera para los seguidores occidentales de la franquicia? A continuación lo vamos a aclarar.

Un lanzamiento accidentado

Antes de comenzar con el análisis debo aclarar que este ha sido mi primer acercamiento con la saga Breaker. Me hubiera gustado jugar al menos un par de horas a Gundam Breaker 3 en PlayStation Vita, pero por unas cosas y por otras me fue imposible.

Quizá por ello tenía incluso más ilusión por poder analizar este juego. Adoro la franquicia Gundam y ya he montado un par de maquetas. Por ello, la mezcla de videojuego y gunplas me pareció una gran idea en su día. Y por fin iba a poder probarla.

Pero, por desgracia, New Gundam Breaker no es el gran juego que yo esperaba. Aunque los mobile suits lucen relativamente bien, el título contaba de salida con problemas de rendimiento muy serios que la beta, celebrada en Japón demasiado cerca del lanzamiento oficial, no pudo solucionar. Mi teoría al respecto es que Craft & Meister no gestionó adecuadamente el cambio del motor gráfico Orochi 4 de Silicon Stuido, usado en Gundam Breaker 3, al más moderno Unreal Engine 4. Viéndolo con las gafas de la experiencia, no me extraña que Bandai Namco decidiese retrasar la salida de la versión para PC hasta agosto.

La primera versión del juego tenía, en mi opinión, dos inconvenientes muy grandes que hacían muy difícil poder disfrutarlo. Por un lado teníamos unas caídas de frames terribles. Y no, no estoy exagerando. En algunas ocasiones el juego se paraba durante dos segundos de reloj antes de poder continuar.

Por otro lado estaba el retraso desde que se pulsaba un botón hasta que el gunpla llevaba a cabo la acción elegida. En un juego de acción en el que cada segundo cuenta es un problema inadmisible, una fuente de frustración para el jugador que espera poder realizar un combo de golpes o casi cualquier conjunto de acciones más o menos coordinadas.

Por suerte estos problemas se han solucionado en gran parte gracias a la actualización lanzada el 10 de julio. En la versión 1.02 la pulsación de los botones y las acciones de las maquetas van a la par. Además, tengo la impresión de que la navegación entre los menús, de los que luego os hablaré, ahora es más fluida. Las caídas de frames siguen haciendo acto de presencia, sobre todo cuando hay muchas unidades en pantalla, pero comparadas con antes son totalmente soportables.

Y estas correcciones no serán las últimas si nos atenemos a lo afirmado por Bandai Namco. Todavía tienen trabajo que hacer, como mejorar aún más el sistema de cámaras o cómo se fijan los objetivos. Estos dos aspectos también fueron mejorados en la versión 1.02, pero creo que deberían optimizarlos aún más. Lo que no estoy seguro que solucionen, a pesar de lo mucho que me gustaría, es el minúsculo tamaño de la fuente usada. Los diálogos fuera de batalla se pueden leer más o menos bien, pero los mensajes en mitad del combate resultan muy difíciles de entender.

La dictadura del Instituto Gunbre

Dejando de lado el "catastrófico" estreno del juego, vamos a hablar de qué tiene que ofrecer a los aficionados.

Kyosuke, el protagonista del modo historia, acaba de ser transferido al Instituto Gunbre, un centro educativo especializado en pulir las habilidades de sus estudiantes para el montaje y las batallas con gunpla. No obstante, el consejo estudiantil del centro ha implantado un sistema de clasificación basado en la fuerza que impide disfrutar de su vida estudiantil a la mayoría de alumnos.

Junto a Yui, su amiga de la infancia, y otras compañeras de clase, Kyosuke crea el equipo Side 0 para liberar al Instituto Gunbre de las garras del consejo, representado por el equipo Laplace Nest.

Bandai Namco prometió antes del lanzamiento del juego que su modo historia sería el más largo de la saga. Lo cierto es que lo que hace que sea más largo no es la cantidad de contenido original, sino que se puede jugar la historia principal (compuesta por ocho escenas) con las cinco chicas protagonistas. Unas heroínas a las que, por cierto, podemos conquistar entre combate y combate.

Tras las cuatro escenas del prólogo, que nos ponen en situación, la trama presenta variaciones mayores entre cada protagonista, ya que la meta final es la de derrotar a la élite del instituto. Cada capítulo comienza con un poco de historia representada como si de una novela visual se tratase. Tras la pertinente batalla, de la que os hablaré un poco más adelante, suele haber otra escena breve.

Yo esperaba algo más de la trama del juego, algo similar a lo que hemos podido ver en los animes de Build Fighters. De vez en cuando hay alguna referencia a la franquicia, pero el desarrollo de la historia prefiere seguir un camino lleno de los típicos clichés de las historias de instituto japonesas. Pero no todo es malo, ya que el juego nos ha llegado sorprendentemente en español.

Tres contra tres en el G-Cube

Los combates se disputan en equipo de tres o en parejas, amén de las numerosas unidades neutrales que aparecen por oleadas. El juego propone constantemente nuevas misiones de varios tipos: eliminar un número de contenedores, encontrar el contenedor dorado, recoger varias piezas, derrotar un número específico de unidades neutrales, acabar con un modelo en específico o destruir la unidad de los antagonistas.

Este modelo también se repite en las misiones de evento, a las que se accede pulsando triángulo en el menú de misiones. Estos encargos sirven para recoger nuevas piezas de maquetas menos comunes. Desde el lanzamiento Bandai Namco ha estado cambiando estas misiones con diferentes gunplas. Además, todos aquellos que se hicieron con el juego en su lanzamiento pueden jugar la misión "Se llama Super Fumina". El premio por completarla es un "ticket Super Fumina", que permite comprar piezas en la biblioteca gunpla.

Son esas piezas las que dotan a las maquetas de diferentes habilidades. Cabeza, torso, brazos, piernas, mochila, escudo, arma cuerpo a cuerpo y arma de largo alcance; cada parte de la maqueta nos permite usar una habilidad. De hecho, algunas piezas poseen más de una habilidad entre la que hay que elegir. Al principio de la batalla todas las técnicas están capadas. Para poder utilizarlas es necesario subir el nivel del gunpla abriendo contenedores o derrotando a enemigos. El jugador inteligente se preocupa de subir de nivel cuanto antes para poder acceder a sus mejores habilidades.

Tras realizar y recibir suficiente daño se puede alcanzar el modo despierto, en el que aumentan los parámetros de la maqueta, podemos usar habilidades especiales más poderosas y se vuelve a la configuración de piezas inicial.

El modo online tiene a día de hoy tres opciones: partida rápida para seis jugadores, crear un equipo o unirse a uno ya creado para una batalla de tres contra tres. He intentado probar este modo pero no he tenido la suerte de encontrar a suficientes jugadores. No sé si habrá sido mala suerte o que los jugadores le dan poca importancia.

Quizá esta situación se corrija próximamente, ya que en la actualización prevista para agosto se añadirán dos modalidades más: crear una sala para seis jugadores se enfrenten por equipos y batallas por equipos con la máquina.

El paraíso de los constructores

Creo que el modo en el que he pasado más tiempo ha sido en el completo modo configuración. Es aquí donde podemos crear nuevos gunplas con las piezas que vamos recogiendo en las misiones de historia y las de evento. New Gundam Breaker tiene todos los modelos de las entregas anteriores y nuevas incorporaciones, como el ASW-G-08 Gundam Barbatos Lupus Rex (Mobile Suit Gundam: Iron-Blooded Orphans), el RX-78AL Atlas Gundam (Mobile Suit Gundam Thunderbolt) o el más reciente AGE-IIMG Gundam AGEII Magnum (Gundam Build Divers). A cambio, hemos perdido las maquetas SD ("Super Deformed").

Las piezas se suelen conseguir arrebatándoselas a los enemigos, aunque como os comenté anteriormente también se pueden comprar. Además de la potencia de golpe, New Gundam Breaker contempla la potencia de rotura. Cuando más potencia de rotura tienen nuestros ataques, más sencillo es que los enemigos suelten piezas. A este respecto tengo que señalar que cuanto más pequeña es la pieza, más difícil puede ser recogerla. Resulta frustrante intentar recoger una en el fragor de la batalla y que no podamos porque no estamos en el punto exacto.

La introducción del sistema "inner frame" o esqueleto dota de más variedad al montaje de maquetas, ya que antes de empezar debemos sopesar cómo vamos a jugar: atacando cuerpo a cuerpo o a distancia, usando habilidades especiales, primando las capacidades de búsqueda de la máquina o manteniendo el equilibrio entre todas estas facetas. Cada esqueleto tiene unas habilidades específicas que se pueden activar en el modo despierto. Por otro lado, las piezas de construcción permiten adaptar aun más los gunpla al mejorar (o empeorar) algunos parámetros.

Dentro del menú configuración también se pueden pintar las maquetas o añadirles pegatinas. Incluso se puede elegir una canción para que suena cuando entran en modo despierto, un detalle que puede motivar a cualquier jugador.

El último no siempre es el primero

Mi opinión sobre New Gundam Breaker ha variado desde que lo probé hasta que empecé a escribir estas líneas. Los graves problemas que tenía tras su lanzamiento se han solucionado en parte, pero Bandai Namco tiene todavía trabajo por hacer. Ojalá cuando termine el verano podamos hablar de una redención completa.

Mientras tanto, el juego no ha podido cumplir mis expectativas como aficionado de Gundam. Y teniendo en cuenta que se trata del primer juego de la saga en llegarnos, y encima en español, el disgusto se confunde en parte con algo de tristeza.

New Gundam Breaker
Los problemas de lanzamiento todavía lastran la experiencia jugable del título, aunque Bandai Namco está intentando solucionarlos. Es una pena que el primer Gundam Breaker en salir a la venta en Occidente haya tenido que ser éste.
Título original:New ガンダムブレイカー
Compañía:Bandai Namco (Craft & Meister)Plataforma:PlayStation 4
Fecha de lanzamiento:22-06-2018Género:Acción
Director: Daisuke FukugawaCompositor:Masaya Imoto
Duración:VariablePolítica de análisis
Nota de los lectores: 2.7 ( 2 Votos )
2.7 2 1 2 5

¿Te ha gustado este artículo?

Ayúdanos a escribir muchos más apoyando a koi-nya.net en Patreon.




koi-nya.net no se hace responsable de las opiniones de sus lectores, pero se moderarán todos aquellos comentarios que resulten ofensivos o que infrinjan nuestra política editorial. Recuerda que puedes usar etiquetas HTML y bajo ningún concepto escribas spoilers sin usar la etiqueta spoiler. Por lo demás, ¡diviértete! ( ゚∀゚)ノ

Deja un comentario

avatar
más nuevo más antiguo más votado
Kite
Invitado

Gran análisis, con ganas de que salga ya la versión de PC.