koi-nya logo
Alrededor de 350 tomos de la revista semanal Shonen Jump decoran la pared de un hogar en Natori, Miyagi. Yuko Tanno no es necesariamente una aficionada al manga shonen, pero sí lo era su hijo, Kota, que perdió la vida en el terremoto y tsunami de Tohoku, aquél fatídico 11 de marzo de 2011, cuando sólo tenía 13 años. Desde […] 2018-06-18T12:28:31+00:00 , , ,
Alrededor de 350 tomos de la revista adornan la pared de un hogar en Natori.

Una madre compra la Shonen Jump durante siete años en memoria de su hijo fallecido en Tohoku

Alrededor de 350 tomos de la revista semanal Shonen Jump decoran la pared de un hogar en Natori, Miyagi. Yuko Tanno no es necesariamente una aficionada al manga shonen, pero sí lo era su hijo, Kota, que perdió la vida en el terremoto y tsunami de Tohoku, aquél fatídico 11 de marzo de 2011, cuando sólo tenía 13 años.

Desde entonces, durante los pasados 7 años y 3 meses, esta madre japonesa de 49 años ha comprado cada semana la Shonen Jump en memoria de su hijo.

El cuerpo de Kota fue encontrado a finales de marzo de 2011. Antes de morir, el chico usaba sus ahorros para comprar la Shonen Jump todas las semanas y la leía en su habitación junto a sus amigos. Tanno pensó que a Kota le hubiera gustado continuar con las historias y por eso siguió comprando la revista.

Algunas copias de la revista estaban colocadas junto al ataúd del chico y en el altar del hogar. Tras la tragedia, entregas que había comprado él se quedaron apiladas en el armario de Tanno mientras ella compraba nuevas. La madre reconoció que antes del terremoto y el tsunami tiró algunos mangas antiguos de Kota, pero luego, pensando si a su hijo le hubiera gustado volver a leerlos, fui incapaz de tirar nada más.

Cada lunes, si la nueva entrega de la revista se agota en la tienda local, Tanno va a un konbini o a la librería de un centro comercial a comprarla. Su manga más conocido, One Piece, comenzó a publicarse antes de que Kota naciese, pero todavía ofrece un nuevo capítulo cada semana. Como miembro del club de voleibol de su colegio, a Kota podría haberle gustado Haikyuu!, que comenzó a publicarse en la Shonen Jump un año después de la catástrofe.

La reconstrucción del hogar de Tanno finalizó el mes pasado y la habitación de Kota se ha convertido en un espacio de siete tatamis en el segundo piso. Mientras organizaba las revistas se dio cuenta de que faltaban tres números, que ya están pedidos.

Las estanterías en la habitación de Kota estarán llenas muy pronto. Este año el chico habría cumplido veinte años, la edad a partir de la cual eres legalmente adulto en Japón, y Tanno está pensando en dar por finalizada la colección.




Debido al alto número de intervenciones tóxicas que infringen nuestra política de moderación, la administración de koi-nya.net ha decidido cerrar la sección de comentarios de esta entrada para evitar problemas a nuestros lectores. Del mismo modo, hacemos hincapié en que todos aquellos usuarios que ignoren nuestra política de comentarios serán baneados y que volveremos a poner en marcha esta medida en todas aquellas noticias en donde no se respire un ambiente respetuoso de debate.
más nuevo más antiguo más votado
Ginka
Invitado

Que historia , es muy lindo de parte de la mujer en memoria de su hijo hacer todo esto

nisael ramirez
Invitado

Esto si que es sad a nivel extremo :"""""v