koi-nya logo
No cabe duda de que The Witch and the Hundred Knight resultó ser toda una sorpresa para los usuarios de la tercera consola de sobremesa de Sony, y fue bien recibido el remaster con añadidos que salió en PlayStation 4 el año pasado. Un tanto flojo, pero con una pequeña base de fans sólida, tanto la primera entrega para PS3 […] 2018-06-25T19:06:00+00:00 , , , , ,
El Hundred Knight vuelve a nuestras manos una vez más y su misión es algo peculiar esta vez.

Análisis: The Witch and the Hundred Knight 2 (PS4)

No cabe duda de que The Witch and the Hundred Knight resultó ser toda una sorpresa para los usuarios de la tercera consola de sobremesa de Sony, y fue bien recibido el remaster con añadidos que salió en PlayStation 4 el año pasado. Un tanto flojo, pero con una pequeña base de fans sólida, tanto la primera entrega para PS3 como, el remaster, supieron hacerse un hueco en la historia de títulos de Nippon Ichi Software con una idea fresca y original. Un planteamiento que, si bien no terminaba de cuajar del todo, era suficiente para el nivel que presentaba el estudio. Sin embargo, han pasado cuatro años desde entonces y nos llega la segunda entrega de la franquicia. Título que, a pesar de su nombre, poco tiene que ver con el anterior.

No solo a nivel argumental, a lo que llegaremos más adelante, The Witch and the Hundred Knight 2 juega con sus propias reglas, desechando parte de lo anterior, aunque conservando el núcleo jugable. Esta entrega  sigue siendo un ARPG con sus trazos de Dungeon Crawler, con una fuerte importancia sobre la cantidad de loot que se puede obtener de los enemigos, que se utilizan tanto para subir de nivel las distintas armas y armaduras, como para venderlo y poder conseguir ciertos objetos solo disponibles en la tienda. Así pues, el diseño de botín del juego se retroalimenta a través del sistema de mejora de equipo, en una mecánica tremendamente simple. Tanto las armas como armaduras tienen distintos niveles de rareza, desde común a legendario, el cual delimita el nivel máximo hasta el que se puede subir, siendo que los objetos legendarios pueden alcanzar el nivel máximo de mejora, que sería 99, mientras otros niveles se quedan atrás. Esto hace que constantemente ansiemos conseguir más loot de los enemigos, puesto que podemos encontrarnos armas de baja rareza con mayor daño base que una legendaria, especialmente al principio. Pero esto desata un importante problema que arrastraba en cierta medida la primera entrega pero que en esta se ve agravado: la repetitividad.

The Witch and the Hundred Knight 2 es un juego repetitivo. Por simple naturaleza. Es un ARPG, un Diablo de la vida. Tiene que ser repetitivo. Sin embargo, en este título, la sensación es mayor por un factor determinante a la hora de crear los escenarios. Se construyen de forma procedural y esto es el mayor punto débil del producto que incluso podría echar atrás a más de uno. Y de dos. Cuando decimos que algo se crea de forma procedural estamos hablando de una técnica que consiste, grosso modo, en coger assets de aquí y allá y juntarlos de manera semi aleatoria unos seguidos de otros para crear sensación de que cada lugar es distinto sin tener que diseñar todo de forma manual. A veces se consigue. Otras no. Y este es uno de esos casos donde no se consigue. Literalmente cada menos de cinco minutos te estás topando constantemente con partes exactamente iguales una tras otra y tras otra. Y este no es precisamente el juego más corto que hay, al fin y al cabo es un ARPG.

Pero es que además, esto se convierte en algo aún peor cuando tenemos en cuenta algunas mecánicas de este título. Por ejemplo, los GigaCals, que son como unos puntos que tenemos que se van consumiendo mientras pasamos el tiempo en el campo de batalla y también si esquivamos ataques. Hay varias formas de recuperar GigaCals, pero la más efectiva es directamente regresando a la base. Cosa que de todas formas vamos a tener que hacer constantemente porque nuestra "bolsa de botín", que viene a ser nuestro estómago, se llena con facilidad, porque el loot es abundante y hay una gran cantidad de enemigos por todas partes.

Ya no solo la mecánica de obligarnos a regresar a la base y volver constantemente es repetitiva de por sí. Esto se agrava con una cantidad de enemigos demasiado grande cuyos modelos se repiten una y otra vez y, de nuevo, lo peor, que el mundo se construya de forma procedural. Y eso no es todo, puesto que el sistema de combate, aunque satisfactorio en muchas ocasiones, especialmente con una build con martillos contundentes, al final acaba pecando de lo mismo, porque la cantidad de veces y tiempo que tienes que dedicar a repetir una y otra vez este círculo vicioso es alta. Y mecánicamente no hay necesidad de utilizar lo que te ofrece el juego.

Porque si no lo he dicho ya o no estaba lo suficientemente claro, en The Witch and the Hundred Knight 2, así como en las anteriores entregas, controlamos al Hundred Knight, y nos ponemos, queramos o no, al servicio de la bruja que nos ha invocado. En esta ocasión es una niña que contrae la maldición y bueno, pasan cosas, luego hablamos de eso. El caso es que el juego ofrece una cantidad bastante decente de formas de jugar. Tenemos un cierto número de Facets, que vienen a ser formas de nuestro protagonista, distintas, que podemos equipar hasta un máximo de 3 y cambiarlas a gusto en cualquier momento y lo más curioso es que cada una de estas formas tiene unas estadísticas y habilidades distintas y un equipamiento único, que podremos modificar a gusto. Esto significa que prácticamente tenemos un máximo de tres "personajes distintos" a la vez que podemos cambiar a placer según el tipo de situación. Y esto nos da un montón de posibilidades.

Por si fuera poco, cada forma tiene un máximo de 5 huecos de arma donde podemos equipar las que queramos y cada golpe que demos en un combo lo hace con el arma correspondiente al orden en que las equipemos, aumentando a su vez hasta un 20% de forma progresiva, el daño del arma en el combo. Sin embargo, no siempre vamos a poder terminar un combo al completo, así que a veces nos interesará tener el arma con mejores estadísticas la primera para dar el primer golpe con esta una y otra vez, y otras veces, gracias a ese 20% extra de daño nos puede venir muy bien tener ese arma en el último lugar del combo. Spoiler alert, la forma más eficiente es ponerlo en el primero, puesto que el número de veces que vamos a aprovechar ese porcentaje extra de daño es menor de lo que parece, especialmente cuando los enemigos se mueven demasiado.

Resumiendo todo este guirigay, el juego ofrece una cantidad de personalización de builds tremenda, pero por cómo funciona todo, la forma más eficiente es la más simple. Y es una pena, porque son un montón de ideas desaprovechadas que, si bien es cierto que no están bien desarrolladas ni implementadas, con un poco más de trabajo se podría haber hecho algo más interesante. Pero no creo que hayan querido llegar tan lejos, puesto que todo el título flota alrededor de un aura de sencillez que no se quita salvo cuando la curva de dificultad, ya machacada en su antecesor, hace acto de aparición, con jefes de fase en ocasiones, irrisorios, pero en otras, estúpidamente difíciles de matar, mientras que el resto del nivel es un paseo, literalmente. Es más fácil, en general, que el primer juego, pero conserva una curva de dificultad muy desnivelada y una necesidad de grindear niveles cuando no debería hacer falta. Ahora sí, hablemos de la historia.

Milm, una niña con la personalidad de un bate de béisbol, sufre de la enfermedad del tercer ojo, maldición que provoca, resumiendo, que una bruja despierte dentro de ti y posea tu cuerpo contra tu voluntad. Amalie, su hermana, la intenta tratar en una cirujía que sale mal, y despierta la bruja. Su nombre es Chelka y utiliza sus poderes para convertir un muñeco en el Hundred Knight, quien ahora, supuestamente, debe servirla. Pero como aún está debilitada y no ha obtenido todo su poder, huye hacia el bosque, donde su hermana finalmente la encuentra y, descubriendo que Milm sigue viva y ambas comparten cuerpo, la lleva a un lugar seguro. A partir de aquí, se desarrolla una trama desde dos puntos de vista: el de Amalie, quien trata, por todos los medios posibles, de curar a su hermana, y el Hundred Knight, que intenta complacer las órdenes de Chelka mientras ayuda a Amalie en su cruzada por salvar a Milm.

Es una trama no especialmente profunda. Con sus puntos álgidos, especialmente los cómicos, un elenco de personajes reducido pero que cumplen y unas escenas dramáticas que no llegan a los niveles del título previo. En general, es un acercamiento distinto, donde esta vez no se centra tanto en la bruja como en Amalie, incluso omitiendo a Chelka durante varios capítulos, y tampoco es excesivamente larga. Está bien presentada y cuenta con unos diseños, probablemente lo mejor del juego, del nivel al que NIS nos tiene acostumbrados con maravillas visuales como Disgaea. Es original y cumple con lo que busca, pero no salva de la quema al resto de apartados.

The Witch and the Hundred Knight 2 es un producto con sus más y sus menos, pero muchos más menos que más. Sus mejoras son pocas respecto a su primera entrega mientras que arrastra la gran mayoría de sus problemas y crea otros tantos, especialmente, el más doloroso, el escenario creado de forma procedural. Se nota el cambio de dirección y le sienta mal, a una franquicia con su, como decía al principio, base de fans, que esta vez, es probable que se vea reducida, si ya eran pocos. Pierde ese componente sorprendente y fresco de la primera vez y al compararlo con su antecesor, sale perdiendo y eso es algo que nunca debería ocurrir.

The Witch and the Hundred Knight 2
Todo lo que mejora de su antecesor se ve empañado por un diseño de niveles aleatorio sin mimo alguno y una mecánica base repetitiva hasta el hastío.
Título original:魔女と百騎兵2
Compañía:Nippon Ichi Software, NIS AmericaPlataforma: PlayStation 4
Fecha de lanzamiento: 30/04/2018Género:ARPG, Dungeon Crawler
Director:Kenta AsanoCompositor:Tenpei Sato
Duración:35-40 horasPolítica de análisis
Nota de los lectores: 4.5 ( 1 Votos )
4.5 1 1 2 5

¿Te ha gustado este artículo?

Ayúdanos a escribir muchos más apoyando a koi-nya.net en Patreon.




koi-nya.net no se hace responsable de las opiniones de sus lectores, pero se moderarán todos aquellos comentarios que resulten ofensivos o que infrinjan nuestra política editorial. Recuerda que puedes usar etiquetas HTML y bajo ningún concepto escribas spoilers sin usar la etiqueta spoiler. Por lo demás, ¡diviértete! ( ゚∀゚)ノ

Deja un comentario

avatar