Tú haces koi-nya posible. Ayúdanos con su financiación, por favor (◡‿◡✿) Más información.
Crea un hogar para los habitantes del desierto en este curioso RPG.

Análisis: Ever Oasis (Nintendo 3DS)

ever-oasis-analisis

Tras el lanzamiento de Nintendo Switch, Nintendo 3DS se ha propuesto despedirse por todo lo alto con una salva de títulos fantásticos que están inventando unos de los mejores adioses a una consola que podamos recordar, y haciendo que aún tengamos muchas horas y buenos ratos pendientes con ella. Uno de estos grandes lanzamientos de los que os hablo, es Ever Oasis, producto de Grezzo -desarrolladores de The Legend of Zelda: Ocarina of Time 3D y The Legend of Zelda: Majora’s Mask 3D para Nintendo 3DS-. Un título para la portátil de Nintendo que recoge todo el extenso bagaje de Koichi Ishii como diseñador de RPGs y lo refleja en un puzle fresco y original, que sin embargo irradia un aroma familiar en cada una de las partes que componen este rompecabezas. Jugar a Ever Oasis es encontrarse ante pequeños pedacitos de juegos de rol y aventura que han formado parte de nuestra vida como jugadores durante muchos años, empaquetados en un universo lleno de encanto y personalidad propia.

Ever Oasis encuentra su inspiración en un mundo desértico que bebe directamente de obras como Las Mil y Una Noches y otras historias de aventuras y fantasía ubicadas en Oriente Medio. En este mundo, existe una raza de seres llamada simientes, que nacen con una semilla en el corazón que puede plantarse y florecer como una tienda. Sin embargo, existen unos simientes especiales, nacidos con una semilla del Gran Árbol, capaces de crear un oasis con la ayuda de la bendición de un djinn de agua, que servirá para dar cobijo no solo a simientes, sino a las diferentes tribus del desierto y desarrollar así un lugar seguro donde la vida puede prosperar. Las inclemencias propias del entorno no solo hacen difícil que la vida en el desierto prospere, y es que en las arenas de Ever Oasis reside el Caos, una entidad oscura y malvada que se encarga de poseer y torcer a cualquier ser vivo que se encuentre. La luz de los oasis es lo único que puede frenar el avance del Caos y crear un pequeño mundo de paz y tranquilidad.

La trama nos pone en la piel de Tethu, un simiente hijo del Gran Árbol que, tras presenciar la destrucción del oasis de su hermano, tendrá que crear, junto a la djinn Esna, un nuevo oasis donde dar refugio a las tribus del desierto, y trabajar juntos para frenar el avance del Caos. Como comentaba hace unas líneas, Ever Oasis es la conjunción de varias piezas propias de diferentes títulos, talladas hasta llegar a una sencillez que hace que unir dichas piezas sea una tarea simple y coherente. Este minimalismo de cada una de sus partes también puede verse reflejada en la historia, una aventura de fantasía clásica sin muchos adornos cuya principal función es servir de hilo conductor para presentar el universo del juego. Y esto es precisamente lo que pienso que este título sabe hacer mejor: meternos en un universo lleno de leyes propias que al principio nos cuesta asimilar, pero que con el paso del tiempo hacemos nuestras y comenzamos a sentirnos parte de la magia que envuelve este escenario. Es cierto que a medida que avanza el juego se echa en falta un poco más de ambición en el argumento, pero a pesar de eso, Ever Oasis logra lo que todo primer título de una nueva IP debería conseguir: hacernos sentir cómodos en un nuevo universo aún por explotar.

Ever Oasis se juega un poco como un juego de gestión comercial, también se juega un poco como un Zelda, o como un Action-RPG, o como un juego enfocado a la recogida de materiales y crafteo. Ever Oasis suena a muchas cosas, y eso es porque en Ever Oasis puedes hacer muchas cosas. El ciclo de juego se compone de diferentes partes, que intentaré resumir lo mejor que pueda.

Nos levantamos, a nuestro oasis acudirán diferentes personajes de varias razas, algunos vendrán solo a comprar -aumentando así tu capital-, otros, vendrán para quedarse, y otros simplemente estarán de visita a esperas de que hagas algo que les haga ser un miembro más de tu comunidad. Algunos de estos personajes te pedirán que hagas cosas por ellos -engordando la larga lista de misiones que puedes completar-, mientras que otros, por ejemplo, podrán darte información útil, rumores sobre cierto personaje que han visto en algún sitio o cierto objeto que necesitas para un pedido. En tu oasis pueden vivir diferentes razas, aunque solo los simientes podrán crear floritiendas. En tu papel como guardián del oasis también se incluye la tarea de gestionar la economía del mismo, plantando dichas tiendas de la forma más eficiente posible, suministrando a cada una de ellas las materias primas necesarias para vender sus productos, y cumpliendo las peticiones de sus dueños, que harán mejorar dichas tiendas y con ello poner a la venta nuevos artículos. Si lo haces bien, la felicidad de los habitantes de tu oasis aumentará, y esto repercute directamente Tethu y sus compañeros de aventuras, ya que la vitalidad de ellos depende de la felicidad de tu oasis. También podrás hacer otras cosas, como plantar semillas en un huerto, crear armas y objetos a partir de recetas, o incluso organizar festivales.

Vale, ya hemos plantado floritiendas, suministrado materiales, y todo el mundo está feliz. ¿Qué hacemos? Pues nada más y nada menos que aventurarse en el desierto en busca de mazmorras. Estas mazmorras respiran el mismo aire que exhala la franquicia The Legend of Zelda: puzles en los que tendrás que usar la lógica y un diseño laberíntico hasta llegar al jefe final ejecutado de una forma fantástica. A lo largo de las mazmorras encontraremos peligros, tesoros, acertijos y varias formas en las que poner en práctica las habilidades de nuestros aliados. Cada personaje cuenta con diferentes ataques así como combos y habilidades por desbloquear que serán útiles en la batalla, pero también cuentan con destrezas naturales que nos servirán a la hora de explorar y ganar recursos en las mazmorras. Por ejemplo, encontraremos puntos donde poder excavar o minar para obtener minerales, piedras que solo podrán romper algunos personajes, zonas en las que tendrás que llevar a alguien que use magia, obstáculos que solo podrán superar algunos compañeros. Esto hace que la exploración de las mazmorras sea muy versátil y variada, y que estas puedan volver a visitarse más adelante con nuevos personajes cuyas habilidades nos servirán para avanzar por donde antes no podíamos. La pega, es que solo puedes ir acompañado por dos aliados, y a lo largo de una mazmorra será necesario cambiarlos más de una vez. Esto, sin embargo, solo puede hacerse en el oasis, que funciona como un centro de operaciones, por lo que el título te fuerza a volver a tu base cada vez que quieras hacer algunos cambios en tu grupo. Ya no solo el cambiar la formación, encontrarás otras cosas que te obligarán a volver regularmente al oasis, como modificar el equipo de los personajes o ganar la experiencia acumulada durante el proceso de exploración. Para hacer esta tarea más liviana, tenemos a nuestra disposición el Acuaportal, que permitirá teletransportarnos al oasis directamente y volver al mismo punto en el que estábamos. Aún así, el tener que verte obligado a volver a tu base para efectuar el más mínimo cambio, se hace pesado a la larga.

Evidentemente, las mazmorras y demás parajes que tendremos que recorrer no estarán vacíos esperando a ser explorados, sino llenos de criaturas del Caos que no dudarán en atacarnos al primer vistazo. Aunque Ever Oasis pueda parecer un juego facilón por su estética cartoon, sus combates en tiempo real nos pondrán las cosas muy difíciles y nos harán sudar más de una vez. La dificultad de Ever Oasis es sin lugar a dudas una de los mejores aciertos del juego, equilibrada con inteligencia y con una curva muy bien diseñada. Atacar a lo loco no vale: tendremos que saber esquivar, darle prioridad a algunos objetivos, elegir el tipo de arma adecuado para cada ocasión, controlar el tempo de los movimientos, reconocer los puntos débiles de los monstruos, y sobretodo, huir si la situación lo requiere. Aún con las limitaciones anteriormente mencionadas en forma de obstáculos para perfilar el progreso del juego, Ever Oasis presenta la dinámica típica de un juego de mundo abierto, por lo que en más de una ocasión acabaremos en un área que no deberíamos estar explorando a esas alturas del juego, encontrándonos con enemigos que nos superan con creces en nivel y que podrán tumbarnos de un golpe. La ajustada dificultad del título también nos apretará un poco para subir unos cuantos niveles si hemos descuidado el desarrollo de nuestros personajes, en especial de cara a un jefe final, encuentros realmente épicos y divertidos.

Una vez servidos de aventuras, tocará volver al oasis, recoger los frutos de las ventas de las ventas, y esperar a un nuevo día para recibir más visitantes, recabar más información, cuidar de los cultivos, plantar floritiendas y aventurarse en el desierto. Aunque tanta tarea puede abrumar en un principio y convertirse en algo repetitivo, a medida que aumentamos el nivel de nuestro oasis ganaremos atajos que facilitarán estas labores: podremos mandar a alguien a reponer las materias primas de las tiendas, otro habitante puede encargarse del huerto o podremos mandar una expedición a conseguir materiales. La mecánica cíclica del juego es como un engranaje en el que cada pieza es indispensable: gestionar las tiendas nos ayuda a ganar dinero con el que comprar objetos o fabricar nuevo equipo, cumplir misiones ayuda a aumentar la felicidad del oasis y con ello tener más vida, lo cual facilitará la exploración de las mazmorras. Esta sinergia jugable es uno de los mejores aciertos del juego, y nos ayuda a darle sentido a todas esas leyes del universo de Ever Oasis de las que os hablaba al principio. No obstante, llegados a cierto punto puede que nos pese el sentirnos obligados a cumplir en cada una de las tareas para poder avanzar correctamente en la aventura y la presión de no poder descuidar ningún apartado del juego nos termine abrumando. Quizás, algunas opciones extra que no formen parte de este ciclo obligatorio -más allá de los trofeos- como minijuegos, subtramas o un modo multijugador hubieran ayudado a dar algo de variedad a la progresión y no caer tanto en la repetitividad.

Donde no podemos encontrar ninguna pega, es sin duda en el apartado gráfico y sonoro del juego. Estamos ante fácilmente uno de los títulos que más empujan el hardware de Nintendo 3DS hasta sus límites, con unos escenarios amplios, detallados y llenos de color y vida. La gran variedad de localizaciones, las animaciones tan bien trabajadas y el encanto del diseño artístico convierten a Ever Oasis en un espectáculo visual que rebosa personalidad. Las composiciones musicales arabescas llenas de fantasía y magia acompañan los diferentes entornos de la aventura de una forma muy inspirada.

ever oasis 3ds

En conclusión, un soplo de aire fresco al catálogo de juegos de rol de la portátil de Nintendo. Es capaz de unir fragmentos conocidos en un título con una jugabilidad variada y lleno de carácter, en el que tendrás muchas cosas por hacer, muchos personajes a los que conocer, muchas misiones que cumplir y muchas mazmorras por explorar. A pesar de que la historia podría haber dado más de sí, y de que esta variedad de mecánicas está conducida por pautas un tanto lineales, nos encontramos ante un juego especial que te hará disfrutar durante muchas horas -la aventura principal puede completarse en aproximadamente 25 horas, aunque si vas a por todo podrás llegar a las 50- y encima en perfecto español.

Grezzo ha creado un mundo fantástico que puede encontrar un hueco de prestigio en el imaginario de universos de Nintendo, y sería una verdadera pena que esta nueva IP terminara aquí y su potencial no pudiera explotarse con futuras secuelas. Aunque no totalmente pulida, Ever Oasis es una pequeña joya. No os despidáis de Nintendo 3Ds sin haberlo jugado.

Ever Oasis
Ever Oasis se juega un poco como un juego de gestión comercial, también se juega un poco como un Zelda, o como un Action-RPG.
Título original:Ever Oasis
Compañía: GreezoPlataforma: Nintendo 3DS
Fecha de lanzamiento: 23-06-2017Género: JRPG
Director:Koichi IshiiCompositor: Sebastian Schwartz
Duración: más de 30 horasPolítica de análisis
Nota de los lectores: 4.7 ( 5 Votos )
Ever Oasis Ever Oasis se juega un poco como un juego de gestión comercial, también se juega un poco como un Zelda, o como un Action-RPG. 1 4 5



koi-nya.net no se hace responsable de las opiniones de sus lectores, pero se moderarán todos aquellos comentarios que resulten ofensivos o que infrinjan nuestra política editorial. Recuerda que puedes usar etiquetas HTML y bajo ningún concepto escribas spoilers sin usar la etiqueta spoiler. Por lo demás, ¡diviértete! ( ゚∀゚)ノ

Deja un comentario

avatar