Publicidad

¿Te gustaría ser una magical girl?

Análisis: Blue Reflection (PS4/PC)

analisis-blue-reflection

¿Has soñado alguna vez con convertirte en una magical girl? Por desgracia yo no puedo formar un contrato contigo para hacerlo, pero hay un videojuego que puede hacer que experimentes algo parecido.

Se trata de Blue Reflection, uno de los nuevos RPGs desarrollado por Gust, el mismo estudio detrás de franquicias como Atelier y Nights of Azure. Este título, junto a Nights of Azure 2 y Atelier Firis, supusieron el comienzo de una nueva Gust, ya que fueron los primeros videojuegos que crearon después de abrir una nueva sede en Osaka. Gracias a ello, la compañía cuenta ahora con más personal, por lo que se pueden permitir lanzar más de un juego al año y cuidar más la calidad y presentación de los mismos. De hecho, Gust no tuvo que retrasar el lanzamiento de Blue Reflection, una práctica que empezaba a ser una tradición para la compañía.

Pero dejémonos de preámbulos y hablemos más del juego en sí. Blue Reflection sigue los pasos de Hinako, una chica que ha tenido que renunciar al ballet que tanto ama por una herida en el pie. Un día conoce a las hermanas Yuzu y Lime, quienes le otorgan el poder de una Reflector para enfrentarse a los Sephira, temibles criaturas que amenazan con destruir su mundo. Hinako solo acepta porque, si los extermina a todos, uno de sus deseos se hará realidad y ella haría lo que fuera por poder volver a bailar.

Blue Reflection pretende imitar a los animes de magical girls como Sailor Moon o Pretty Cure, y empezamos a ver esas similitudes en el argumento y en la forma en la que está estructurado el juego: cada capítulo nos presenta a una de las compañeras de Hinako y que, por un motivo u otro, sus emociones se descontrolan. Es entonces cuando nuestras protagonistas deben entrar a otro mundo, el Common, donde reside el subconsciente humano, para ver qué es lo que ha causado ese descontrol, que por lo general siempre deriva en una batalla. Dicho de otra forma, cada capítulo contiene una parte slice of life, donde nos enseña el día a día de Hinako, y otra de combates, donde se transforma en una Reflector y “salva el día”.

Esta fórmula funciona bastante bien, sobre todo porque ambas partes son ligeras: la presentación del personaje dura lo justo para que no sea pesada, además de que tampoco tendremos que luchar tanto como en otros JRPGs del mercado.

Siguiendo con el argumento, Gust consigue con Blue Reflection algo con lo que lleva fracasando en las últimas entregas de Atelier. Ofrecer una historia slice of life, pero sin llegar a ser aburrida o monótona. Esto lo consigue gracias a que el juego está continuamente presentándonos personajes nuevos que, salvo un par de excepciones, son carismáticos. No se les puede encasillar en los típicos clichés de los juegos japoneses y lo más importante de todo, son reales. Cuentan problemas que en algún momento de nuestra adolescencia (o incluso ahora) hemos pasado. Nuestras protagonistas Yuzu, Lime y en especial Hinako tampoco se quedan atrás, ya que el desarrollo que experimentan a lo largo de la partida es increíble. Algo digno de mención si tenemos en cuenta que el juego no cuenta con episodios extras centrados en ellas; evolucionan a través de las amigas que van haciendo. La idea principal del juego que Gust ha ejecutado de manera impecable.

Por otro lado, el argumento de Blue Reflection no se limita solo a ese slice of life. Para no entrar en el tema de los spoilers, solo diré que guarda varias sorpresas y me hizo pensar en los buenos tiempos de Mana Khemia.

En cuanto a los combates, nos encontramos con las mecánicas propias de un RPG, pero con un par de añadidos que lo hacen algo más dinámico: cuenta con algunas acciones a tiempo real para restablecer vida, amortiguar daños o acelerar el turno de nuestros personajes. También encontramos un medidor de “Ether” que podremos rellenar nosotros mismos con un comando de acción, con el que podremos encadenar ataques para reducir su coste y aumentar su poder de ataque.

En los combates contra jefes finales, también contaremos con la ayuda de las compañeras de clase de Hinako, que ayudarán con lo que puedan, desde atacar con una lata vacía a ayudarte con una alegre melodía. Lo cierto es que estas escenas son agradables de ver, aunque no sean de mucha utilidad. Es una pena no poder contar con ellas en los combates normales, pero es comprensible, ya que el juego de por sí es fácil. Llega un momento en el que terminas todos los combates en un par de turnos, sin que le llegue a tocar al enemigo. Además, cada vez que finalicemos uno se restablecerá por completo las barras de vida y ether (dicho de otra forma, los puntos mágicos).

El juego no cuenta con puntos de experiencia. Subiremos de nivel a los personajes a medida que vayamos progresando en la historia o hagamos misiones secundarias. Gracias a este método, nunca llevaremos un nivel demasiado alto, pero tampoco demasiado bajo, ya que no podremos pasar de capítulo hasta cumplir una serie de requisitos, siendo uno de ellos un nivel mínimo. De esta forma, Gust evita que el juego pueda volverse frustrante.

Por otro lado, también podemos equiparle a las habilidades de los personajes varios fragments, que obtendremos al completar misiones secundarias y avanzar por la historia. La mayoría de estos fragments aumentarán ligeramente algunos parámetros de los hechizos, como causar más daño o drenar vida, pero son mejoras tan pequeñas que casi no se notan, a excepción de un tipo de fragment que “cambia” las habilidades. Por ejemplo, tenemos una habilidad que sube el ataque de un personaje, pues si le equipamos este tipo de fragment aumentará el ataque de todo el grupo. Por desgracia, encontraremos tres de esta categoría en todo el juego, por lo que da la sensación de que esta mecánica está “de más”.

Dejemos de lado los combates para centrarnos ahora en el apartado gráfico, que ha supuesto un gran paso adelante para Gust. Hay pocos escenarios en esta entrega, pero la escuela, donde se desarrolla mayoritariamente el juego, está muy bien elaborada. En antiguos títulos de Gust, las habitaciones solían estar vacías a excepción de un par de muebles y las texturas dejaban mucho que desear, pero en Blue Reflection ya no se da el caso. Si es cierto que los niveles del Common siguen pecando de estar vacíos, pero no deja de ser un avance. También hay que hacer mención especial a la iluminación del juego, que es digna de ver.

BLUE REFLECTION_20171015191328

Los modelos 3D de los personajes siguen siendo uno de los puntos más fuertes de Gust, sobre todo en esta entrega al haberles dado un cierto aspecto realista.

Hablando de los modelos, hay un aspecto de Blue Reflection bastante molesto que rompe por completo el encanto que tiene el juego, y es la sexualización de los personajes. Es un bombardeo constante a lo largo de todo el juego: físicas de faldas exageradas para poder ver la ropa interior, demasiadas escenas innecesarias solo para enseñar a las chicas en bañador, ropa interior o sin nada puesto, la lluvia en el juego solo es una excusa para que se transparente la ropa y se pueda ver el sujetador… Es que llega hasta niveles tan ridículos que al entrar en una habitación botan los pechos de todos los personajes a la vez.

Gust debería tener más confianza en sus nuevas IPs y dejar de apoyarse en la idea de que cuantas más escenas sugerentes tenga un juego, más ventas tendrá, porque no solo pasa con Blue Reflection.

Por último, faltaría hablar del apartado sonoro, aunque tratándose de Gust, poco hay que decir salvo que han vuelto a crear una maravilla. En los temas del juego podemos apreciar también la mezcla de los dos mundos que compone Blue Reflection: el real y el Common. Encontramos sonidos producidos por instrumentos “que existen” mezclados con otros producidos por ordenador (que “no existen”), y el resultado es muy sobresaliente.

Blue Reflection intenta imitar a las míticas series de magical girls y, en cierta medida, lo consigue. Su sistema de combate cuenta con algunas ideas interesantes, pero que no lo hacen destacar entre el resto de propuestas del mercado. De todas formas, sus personajes, su apartado artístico y sonoro hacen de él un título a tener en cuenta, sobre todo para cualquier fan del estudio.

Blue Reflection ~Sword of the Girl who Dances in Illusions~
El nuevo RPG de Gust tiene ideas interesantes y un sistema de combate más accesible que el resto de sus títulos, pero está lejos de ser perfecto.
Título original: BLUE REFLECTION ~幻に舞う少女の剣~
Compañía: GustPlataforma: PS4, PC
Fecha de lanzamiento: NA: 26/09/2017 EU: 29/09/2017Género: RPG
Director: Junzo HosoiCompositor:Hayato Asano, Fukkun, Maumau.
Duración: 20 horasPolítica de análisis
Nota de los lectores: 3.7 ( 8 Votos )
Blue Reflection ~Sword of the Girl who Dances in Illusions~ El nuevo RPG de Gust tiene ideas interesantes y un sistema de combate más accesible que el resto de sus títulos, pero está lejos de ser perfecto. 1 4 5

¿Te ha gustado este artículo?

Ayúdanos a escribir muchos más apoyando a koi-nya.net en Patreon.

Twittear esta página

Sobre esta franquicia

RPG de magical girls desarrollado por Gust para PlayStation 4 y PlayStation Vita. Está producido por Junzo Hosoi (Atelier Escha & Logy ~Alchemists of the Dusk Sky~) y el diseño de los personajes corre a cargo de Mel Kishida (Atelier, la trilogía de Arland).

Sinopsis

La protagonista, Hinako Shirai, es una chica incapaz de bailar el ballet que tanto ama debido a una lesión en su pie. En ese estado, Hinako se encierra en sí misma y lleva una vida de aburrimiento y tedio, hasta que conoce a las hermanas Yuzuki Shijou y Raimu Shijou y se convierte en una “Reflector,” una magical girl con poderes mágicos.

Hinako toma una decisión y escoge vivir como una Reflector junto a Yuzuki y Raimu con la esperanza de que “mi pie quizás se cure y pueda volver a bailar ballet.”

Mientras tanto, Hinako asiste a una escuela llena de personalidades peculiares. Aunque generalmente tienen una vida tranquila y pacífica, los demás estudiantes también tienen problemas y preocupaciones. Relacionándose con estas personas, Hinako crecerá como persona.

Para seguir siendo una Reflector, Hinako tendrá que esforzarse en resolver los problemas de los demás estudiantes. Sin embargo, estos no se pueden solucionar simplemente en el mundo real, así que Hinako y compañía se adentran en el mundo del inconsciente colectivo de la humanidad, el “Otro Mundo.”

Proyectos relacionados

Por favor, avísanos si encuentras un error en esta ficha (○ゝ▽・○)ヽ



Publicidad

Publicidad


koi-nya.net no se hace responsable de las opiniones de sus lectores, pero se moderarán todos aquellos comentarios que resulten ofensivos o que infrinjan nuestra política editorial. Recuerda que puedes usar etiquetas HTML y bajo ningún concepto escribas spoilers sin usar la etiqueta spoiler. Por lo demás, ¡diviértete! ( ゚∀゚)ノ

Deja un comentario

avatar
más nuevo más antiguo más votado
Julian
Invitado

Noticas anime, manga, reseñas anime, noticias doramas, cultura japonesa en https://www.tokyomag.net :)