Publicidad

Un juego de robots con trama intrincada y acción de altos vuelos

Análisis: Project Nimbus (Steam)

analisis-ProjectNimbus-cabecera

No son muchos los juegos de robots que llegan a nuestro mercado y desde luego son menos aún los que ofrecen una propuesta jugable tan dinámica como Project Nimbus. El nuevo (no tan nuevo, en realidad) juego de Kiss ltd. acaba de salir del acceso anticipado y ya se ha convertido en un título completo para disfrutar en Steam, motivo por el que queremos dedicarle este análisis para ver si está a la altura de las expectativas que prometía.

Para los que no conozcáis Project Nimbus, un poco de historia. Allá por el año 2013, el equipo tailandés compuesto por el director Pawee Pakamekanon, el diseñador Srichumporn Kongwisawamitr y el diseñador mecánico Rattapoom Kotchapong lanzaron una campaña de microfinanciación en Kickstarter con la esperanza de reunir 6.000 libras con las que desarrollar su juego. Hoy en día es complicado apoyar esta clase de iniciativas: por una parte, uno quiere contribuir al desarrollo de futuras joyas y sentirse parte del proceso; por otra, hay veces en que las promesas se convierten en humo y la inversión resulta inútil. En este caso, el equipo demostró que sabía lo que se hacía y el prototipo convenció a 1 200 mecenas para aportar casi 18 000 libras en el tiempo en que duró la campaña, el triple del presupuesto que necesitaban para seguir adelante.

Los creadores respondieron de manera acorde al buen recibimiento de sus seguidores y abrieron el juego en acceso anticipado para poder recibir el feedback necesario con el que seguir puliendo su obra. ¿El resultado? Un frenético juego de acción con espectaculares batallas en el aire que ponen a prueba los reflejos del jugador y su estrategia a la hora de abordar los enfrentamientos contra el resto de robots enemigos. Claramente, un título a tener en cuenta para quienes gusten de esta clase de aventuras.

Tres facciones, dos pilotos, un futuro

La Madre Tierra solía ser una madre amable y cariñosa. Sabemos que nos quería a todos. ¿Qué pensáis que pasó por su mente cuando fue testigo de la masacre de sus hijos, matándose unos a otros mientras quemaban sus propios hogares?

El dolor, el pesar… la locura. Creo que fue precisamente esto último lo que acabó con ella.

—Anónimo, año 2048 d.C.

El argumento de Project Nimbus nos traslada a finales del siglo XXI, décadas después de la Tercera Guerra Mundial que devastó la superficie terrestre haciéndola inhabitable para los humanos. Así pues, la población tuvo que escapar al cielo y se formaron tres facciones, cada una con su propio ascensor orbital que lleva la energía hasta las ciudades flotantes. El odio que sigue habiendo entre los grupos supervivientes ha llevado a un nuevo conflicto por los recursos del planeta, por lo que las luchas han evolucionado y ahora cada bando lucha con su propio ejército de BattleFrames, unos robots de altas capacidades y gran poder destructivo. Contrastando con el serio clima de crisis que se está viviendo, algunos científicos trabajan en el desarrollo de inteligencias artificiales que unan las mentes humanas para conseguir la paz que tanto necesita el mundo, pero las cosas nunca son tan fáciles…

La historia nos lleva a encarnar al soldado Morgan Akin, al que pronto asignan una nueva compañera para pilotar el GCTX-01 Mirai de General Cybernetic Technology. Mirai Iwata es la joven piloto que manejará el robot para enfrentarse a los distintos grupos rivales que pretenden oponerse a los planes de MITHRIL. Sus encuentros les llevarán a cruzar caminos con otros ases del manejo de BattleFrames como el coronel Andei Dmitri y la teniente Yuliana Alexandrov de Spetsnaz, o Jennifer Carrera, una de las cuatro comandantes de los Niños de las Naciones Caídas. Como protagonistas en esta epopeya futurista, la acción cambiará a su punto de vista en diversas ocasiones dando variedad y profundidad a la rica narrativa. Sus luchas servirán para evitar nuevas catástrofes promovidas por la continua estupidez humana y también para asegurar un futuro mejor para el planeta.

analisis-ProjectNimbus-personajes

Destacar que la trama no se despliega únicamente con las propias misiones, sino que entre combate y combate se ofrecen pequeños interludios en forma de vídeos que nos ponen en contexto ante los acontecimientos que sucederán a continuación. Durante las propias batallas también tienen lugar algunos eventos especiales que expanden el desarrollo y profundizan en los propios personajes, metiéndonos mucho mejor en el universo que se ha creado para el juego. Del mismo modo, antes de empezar una misión habrá disponibles unos pequeños clips de audio con grabaciones y diálogos que ayudan a comprender el trasfondo y que, aunque no es imprescindible escucharlos, resultan de gran interés a la hora de comprender los elementos que nos está presentando la historia.

Dejando de lado el modo Supervivencia, que requiere poca presentación, el modo principal de Project Nimbus se presenta en cuatro actos dentro de los cuales deberemos afrontar distintas misiones, que pueden ir desde eliminar a todos los enemigos presentes o escoltar un avión a escapar de un lugar y llegar a un punto concreto del mapa. Para ello contaremos con la inestimable ayuda de un BattleFrame, uno de los mechas de este universo, que por lo general viene estupendamente equipado con toda clase de armas para larga y corta distancia que nos servirán para abrirnos paso entre la plétora de mechas rivales que vendrán a por nosotros. La interfaz de pantalla es muy completa, no solo viene con el habitual radar sino que también marca la posición real de los enemigos, el estado del BattleFrame, la recarga de las armas, la propulsión… En resumen, todo lo necesario para conocer la situación en las refriegas. Sin embargo, esto es un arma de doble filo, ya que a veces la sobreexposición de datos llega a ser abrumadora para el jugador en una situación que ya es bastante confusa de por sí, motivo por el que hay que aprender a fijar la mirada en las cosas verdaderamente importantes según el momento.

Y digo confusa porque las batallas son frenéticas, como poco. Danzar en el aire con los propulsores devolviendo el fuego de las demás máquinas mientras esquivas misiles y maldices tu suerte por tener que esperar a que se recargue tu ametralladora, a la vez que cambias al cañón de rieles para acabar con esos miserables, es una experiencia increíble que se desarrolla de manera muy natural. El manejo del BattleFrame recuerda a otros juegos como Zone of the Enders o Armored Core y desde luego aprovecha lo mejor de ambos títulos para ofrecer un control complejo pero fluido. Además, la posibilidad de elegir una vista desde la cabina aporta una inmersión increíble, aunque solo la recomiendo una vez se domine el manejo del robot debido a la perspectiva más limitada.

La estrategia también es un punto importante en el combate, ya que la forma en que afrontemos las oleadas de enemigos será decisiva a la hora de conseguir la victoria. Cambiar de arma dependiendo de la situación no se convierte tanto en una opción como en una necesidad, pues las características de cada una (alcance, munición, tiempo de recarga…) son clave para abatir a ciertas unidades que pueden convertirse en un serio problema si el encuentro se alarga demasiado. El equipamiento de cada modelo es fijo y seguramente alguno se decepcione al saber que el juego no ofrece ningún tipo de personalización, por lo que no podremos cambiar ningún aspecto de la apariencia de los mechas. Aun así, hay suficiente variedad como para no resultar monótono y cada BattleFrame se ajusta a lo que la misión necesita (y si no nos gusta, podemos elegir el mecha que queramos en las misiones que ya hayamos superado).

Quizá uno de los puntos más flojos sea el apartado visual, especialmente en lo que respecta a los escenarios. Mientras que las unidades robóticas cuentan con un diseño muy atractivo, los entornos en los que nos movemos se presentan vacíos y poco trabajados. Puedo entender esto en los mapas abiertos donde priman las luchas aéreas y el terreno cobra poca importancia, pero las estructuras y superficies del juego, sobre todo en interiores, tienden a ser vagas hasta el punto en que te pasas mucho tiempo chocando contra todo hasta encontrar el siguiente pasillo mientras recibes los disparos enemigos. Además, un pequeño problema añadido es que se puede invertir el eje vertical de la cámara pero no el horizontal, lo cual os traerá muchos quebraderos de cabeza si, como yo, sois de esas personas raras que juegan con ambas direcciones invertidas.

Donde no tengo ninguna queja en absoluto es en el plano sonoro. Ya de entrada los efectos de sonido son muy correctos y te hacen sentir dentro del típico anime bélico futurista, pero esta vez me veo obligado a destacar el magnífico trabajo de composición en la banda sonora. Las melodías de Narupai Asksornmee y Ethan Jeffrey son pura epicidad musical y crean una atmósfera increíble con su orquesta electrónica, con un estilo muy cercano al de compañeros de profesión más célebres como Hiroyuki Sawano o Keiki Kobayashi. Temas como Prototype, Hope o Rise, Mirai! te ponen la adrenalina por las nubes, e incluso otros más moderados como Nimbus o Skybourne Justice cumplen perfectamente su función manteniendo el tono de tensión durante el vuelo. En definitiva, una colección de composiciones muy sólida que se acopla perfectamente a la acción que se desarrolla en pantalla; una lástima que la banda sonora no esté disponible al público más allá de algunos temas en los perfiles de Soundcloud de sus creadores, ojalá se animen a distribuirla en el futuro aunque sea como DLC en Steam.

Nota aparte es el doblaje, íntegro para todos los textos del juego y hecho con muy buen gusto. Las voces están bien elegidas e interpretan con personalidad a cada personaje. Por ahora solo hay opción para voces en inglés y tailandés, pero a partir del mes que viene podremos descargar la pista de audio en japonés en una futura actualización coincidiendo con el lanzamiento de la versión nipona para PlayStation 4.

Aun lejos de ser perfecto, pienso que Project Nimbus es una propuesta muy pero que muy interesante con unos combates aéreos adictivos y bien ejecutados, que sin duda convencerán a los amantes de los títulos con mechas. La historia está llena de clichés pero está bien estructurada e incluso se permite momentos muy efectistas que ayudan a acrecentar el dramatismo del guion, muy al estilo de los Ace Combat de Bandai Namco, aunque hace falta prestar atención a todos los detalles tanto de los diálogos como de las grabaciones suplementarias para comprender toda la profundidad de este thriller político-militar que nos presenta el GameCrafterTeam. Por otro lado, me parece importante destacar la cantidad de homenajes que hacen los creadores al género de la ciencia-ficción robótica. El juego es una oda a las series y videojuegos de mechas más famosos como Evangelion, Macross o Gundam, con especial hincapié en este último título, que parece una de las principales inspiraciones para el juego. Sin ir más lejos, el propio coronel Andei Dmitriv está basado en Char Aznable, y su BattleFrame Красная Комета (“Cometa Rojo” en ruso) emula muchas de las características que se atribuyen al famoso antihéroe de Gundam.

analisis-ProjectNimbus-battleframes

En conclusión, Project Nimbus es una opción recomendable para aquellos que busquen un juego de robots lleno de heroicidad, con una acción muy dinámica y gran variedad de situaciones. La gran libertad que ofrece el sistema de vuelo resulta especialmente gratificante a la hora de afrontar los distintos niveles y su rejugabilidad es otro punto a favor si queremos revivir las mejores misiones probando otras unidades. Y si sus más de 10 horas de juego no son suficiente para vosotros, comentar que el equipo sigue trabajando para ofrecer nuevas actualizaciones cada semana con las que refinar la experiencia e incluir algunas novedades que os harán volver de cabeza a la cabina del Mirai. Eso, claro está, si no queréis esperar a jugar de nuevo en PlayStation 4 a partir del año que viene.

Project Nimbus
Un interesante juego de robots con frenéticas luchas en el aire y una ambientación digna de los mejores animes de mechas.
Título original:Project Nimbus
Compañía:GameCrafterTeam, KISS ltd.Plataforma:Steam
Fecha de lanzamiento:26/09/2017Género:Acción
Director:Pawee PakamekanonCompositor:Narupai Asksornmee, Ethan Jeffrey
Duración:15 horasPolítica de análisis
Nota de los lectores: 3.6 ( 3 Votos )
Project Nimbus Un interesante juego de robots con frenéticas luchas en el aire y una ambientación digna de los mejores animes de mechas. 1 4 5



koi-nya.net no se hace responsable de las opiniones de sus lectores, pero se moderarán todos aquellos comentarios que resulten ofensivos o que infrinjan nuestra política editorial. Recuerda que puedes usar etiquetas HTML y bajo ningún concepto escribas spoilers sin usar las etiquetas <spoiler></spoiler>. Por lo demás, ¡diviértete! ( ゚∀゚)ノ