Con motivo del día del Orgullo, os traemos obras que visibilizan y tratan con respeto al colectivo LGTB+.

Manga y anime con buena representación LGTB+

representacion-lgtb-manga-anime

Ya he mencionado en varias ocasiones la opinión que me merece la representación LGTB+ más habitual en el manga y el anime. En general, este tema me suele llevar a pensar en yaoi y yuri y los peligrosos estereotipos que tienden a arrastrar estos géneros. Estrictamente, también debería mencionar lo dañinas que pueden llegar a ser las historias catalogadas como gender bender cuando no tienen en consideración la realidad del colectivo trans. Pero, por supuesto, no toda la representación LGTB+ que encontramos en manga y anime es negativa, y en este artículo me gustaría centrarme precisamente en obras que sí tratan con respeto y acierto temas LGTB+. Hoy, 28 de junio, en que se celebra el Día Internacional del Orgullo LGTB+, os traigo una relación de obras que, a mi juicio, sí cuentan con buena representación LGTB+.

Cabe decir que esto no es una selección de yaoi, yuri o gender bender, ni tampoco de historias homorrománticas, aunque estos elementos puedan aparecer en cierta medida en esta relación. Lo que he intentado recoger es una serie de obras que cuenten con protagonistas pertenecientes al colectivo, sin que, necesariamente, sea este hecho el que marque su identidad por encima de cualquier otro aspecto y sin que, necesariamente, este sea el tema principal que se trata en la historia. La característica más básica que he buscado en las obras que componen este artículo es que no caigan en la deshumanización de estos personajes. No pretendo decir que la representación en estas obras sea perfecta, ni que sean las únicas obras en las que se ha conseguido una buena representación del colectivo, sino, simplemente, que considero que el acercamiento que tienen al colectivo es más próximo a la realidad y prescinde de tópicos dañinos o implicaciones tóxicas o, si los incluye, no los romantiza ni promueve. Cabe señalar, además, que he tratado de seleccionar obras más o menos recientes, lo cual implica que algunas de ellas no son historias terminadas. Por lo tanto, es difícil predecir si dichas obras serán capaces de mantener esta buena representación hasta el final. Además, el colectivo LGTB+ es un grupo muy amplio y diverso, y aunque he intentado reunir una representación tan variada como he podido, no es fácil encontrar obras que lo representen todo.

En definitiva, mi objetivo es compartir una serie de mangas y animes con los que acercarse al colectivo LGTB+ de forma menos fantasiosa y más fiable de lo que es habitual. Para aquellos que pertenecen al colectivo, espero que les sirva para encontrar historias con las que identificarse más plenamente. Para aquellos ajenos a él, espero que puedan encontrar en estas obras una expresión más fidedigna de quiénes somos, que les sirva para entendernos, empatizar con nosotros y rehumanizarnos.

Hanamonogatari (2014)

Hanamonogatari

Suruga Kanbaru comienza a oír rumores acerca de un “demonio” que soluciona los problemas de la gente. Temiendo que los rumores se refieran a ella, decide investigar.

Hanamonogatari me parece el ejemplo perfecto de que una obra puede tener protagonistas LGTB+ sin que la historia haga hincapié en este tema constantemente. Kanbaru es lesbiana, y sin embargo, Hanamonogatari trata este tema como una parte más de su identidad, sin hacer un mundo de ello. Por supuesto, esto quiere decir que la película no está centrada en temas LGTB+, así que no hay que esperar del anime que profundice mucho en ello. Lo que nos demuestra Hanamonogatari es que un personaje LGTB+ es tan buen candidato a protagonista como lo pueda ser alguien que no pertenezca al colectivo, independientemente del argumento de la historia.

Quiero aclarar que Kanbaru no es la protagonista de toda la saga Monogatari. De hecho, si señalo la película de Hanamonogatari en concreto es porque sí es la protagonista de este arco en particular, que se emitió de forma independiente, y que, por tanto, puede entenderse bastante bien por sí solo, sin necesidad de conocer el resto de la saga. Si os interesa profundizar más en el personaje, su arco de presentación es Suruga Monkey, que corresponde a los capítulos 6, 7 y 8 de Bakemonogatari, la primera temporada de la saga. Sin embargo, hay que tener en cuenta que Suruga Monkey es cronológicamente anterior a Hanamonogatari, que el protagonista de ese arco es Koyomi Araragi y no Kanbaru y que, al ser un arco integrado en una temporada de anime, no se entiende tan bien por sí solo como Hanamonogatari. Por otra parte, si tenéis curiosidad por la saga Monogatari en su conjunto, os recomiendo no empezar por Hanamonogatari, sino por Bakemonogatari, la primera temporada, y avanzar en el orden en que se emitió la serie.

Otouto no Otto (2014-2017)

Otouto no Otto

Yaichi recibe un día la visita del canadiense Mike, el marido de su difunto hermano. Acogido en casa por insistencia de Kana, la hija de Yaichi, Mike pasa una temporada conociendo Japón, mientras Yaichi descubre lo absurdos que son sus prejuicios.

Otouto no Otto es un manga tierno y divertido, pensado para el público general. Su autor, Gengoroh Tagame, pertenece al colectivo, y muchas de sus obras se encuadran dentro del género bara, pero escribió Otouto no Otto con el objetivo de concienciar acerca de la situación del colectivo LGTB+, y en particular, del colectivo gay. A pesar de que la obra está centrada en la homosexualidad masculina, el protagonista es un hombre cisheterosexual, y es su perspectiva la que toma el manga la mayor parte del tiempo. Esto implica que la obra es especialmente interesante para personas poco familiarizadas con el colectivo LGTB+, y en particular con la homosexualidad masculina. Además de romper un prejuicio tras otro, Otouto no Otto trata temas como la discriminación, el proceso de educación de los niños y cómo se los aleja de los temas y personas LGTB+ o la asunción de los adultos de que cabe esperar que los niños, al crecer, muestren un comportamiento totalmente cisheteronormativo. Además, el manga incluye también referencias al racismo dentro del contexto japonés. Aunque es cierto que la obra tiene cierto carácter educativo, este está integrado dentro de la historia y de las anécdotas que van viviendo los personajes.

Shimanami Tasogare (2015-)

Shimanami Tasogare

Un día, los compañeros de clase de Tasuku descubren porno gay en el historial de su móvil. Atormentado por los rumores que puedan surgir de esto y confundido por su propia identidad, acaba encontrando refugio en un pequeño grupo LGTB+ de su zona.

La joya de la corona. Si solo vais a dar una oportunidad a una de las obras de las que aparecen en este artículo, que sea a Shimanami Tasogare. En los pocos capítulos que este manga lleva publicados, ha conseguido reunir una diversidad de personajes LGTB+ y tratar una serie de temas de la forma más directa que yo, al menos, he visto nunca en un manga o anime. Esto no quiere decir que todos los personajes de la obra pertenezcan al colectivo, sino que se mueven en un mundo como el nuestro, básicamente cisheteronormativo. Así mismo, dentro de los personajes que no pertenecen al colectivo encontramos figuras completamente alienadas por la norma y otras que se plantan contra ella.

El manga trata temas como la discriminación, la concepción del género y la atracción sexual como espectros, los problemas de miembros del colectivo para entender su propia identidad, la necesidad de contar con espacios seguros, los problemas que pueden surgir con los aliados del colectivo, la tendencia a la sexualización de personas LGTB+… Entre los personajes, además de un protagonista homosexual, encontramos representación lésbica, personajes trans y no binarios… Además, dado que el manga lleva muy pocos capítulos, aún quedan personajes por presentar, así que cabe esperar más diversidad incluso en la representación. A mayores, el manga incluye también pequeñas pinceladas feministas. Sin las pretensiones educativas que puedan tener obras como Otouto no Otto, este manga refleja la realidad del colectivo con realismo y sin tapujos.

Si bien Shimanami Tasogare está aún dándose a conocer, Yuhki Kamatani, mangaka responsable de esta obra, ya tiene presencia en España a través de su obra Shounen Note, licencia de Tomodomo. De hecho, aunque no sea uno de los temas principales del manga, la identidad de género también aparece tratada de forma clara y directa en este manga. Yuhki Kamatani es una persona asexual y  no binaria, que además ha colaborado en actividades de colectivo LGTB+ en Japón, así que no es de extrañar su conocimiento en profundidad de estos temas ni su capacidad para plasmarlos con acierto en sus obras.

Yagate Kimi ni Naru (2015-)

Nio Nakatani - Yagate kimi ni naru

Aunque Yuu Koito está interesada en el amor romántico, nunca lo ha sentido por sí misma. Cuando entra en bachillerato, conoce a Touko Nanami, con quien desarrolla una particular relación.

Aunque es evidente que el foco de este manga es el amor lésbico, debo decir que mi interés por él surgió por sus referencias al arromanticismo. Si bien no estoy muy satisfecha con cómo este tema se está tratando en el caso de las protagonistas, independientemente de la evolución de estas, el arromanticismo sigue teniendo representación en la serie a través de otros personajes. Tratándose de un tema tan poco habitual en el manga, me ha parecido que valía la pena destacar el caso de YagaKimi. Además, por supuesto, el tratamiento de la homosexualidad femenina sí está bien llevado en la obra, a lo que se añade, aunque en segundo plano, representación bisexual, también con un buen tratamiento (algo, por desgracia, también muy poco habitual). Cabe destacar además de esta obra las pequeñas críticas que integra en la trama, como puedan ser la sexualización a la que se somete el colectivo lésbico o la concepción tan extendida en Japón del lesbianismo como una fase de la que se sale al madurar. Al igual que sucede con Shimanami Tasogare, YagaKimi es un manga todavía en publicación, así que es difícil predecir cómo evolucionará la obra. Si queréis una segunda opinión antes de animaros con este manga, podéis leerla aquí.

Hanayome wa Motodanshi. (2016)

Hanayome wa Motodanshi.

Aunque Chii es una mujer, fue asignada como hombre al nacer. En esta pequeña autobiografía nos narra cómo conoció a su actual marido y cómo le ha afectado su condición trans a lo largo de su vida.

Hanayome wa Motodanshi. es un interesantísimo manga autobiográfico, en el que Chii, su autora, combina el relato de su historia con pequeños pasajes en los que explica cuestiones personales, biológicas, sociales y legales que afectan al colectivo trans. Cabe decir que el estilo de este yonkoma es una auténtica monada, y que aunque el tema se trata con absoluta seriedad, el sentido del humor está plenamente presente a lo largo de toda la obra. Chii centra la historia, principalmente, en su relación con el que es su actual marido y en su proceso de transición, pero también habla de sus problemas tanto personales como sociales para entender su propia identidad y de su relación con su familia y conocidos a lo largo de su vida. A pesar de tratarse de una obra autobiográfica, o quizás precisamente por ello, Chii insiste mucho en la diversidad de casos y situaciones a las que se enfrentan los miembros del colectivo, y en lo dañino que es pretender integrarlo todo en un grupo homogéneo con características perfectamente definidas. En conjunto, un manga divertido y muy interesante que, al igual que Otouto no Otto, tiene cierto carácter educacional, por lo que resulta muy recomendable para personas poco familiarizadas con el colectivo LGTB+ y, en particular, con el colectivo trans.

Sabishisugite Lesbian Fuuzoku ni Ikimashita Report (2016)

Sabishisugite Lesbian Fuuzoku ni Ikimashita Report

A sus 28 años, Kabi Nagata todavía no ha conseguido tomar las riendas de su vida adulta. Esta obra narra la historia  de su tardío despertar sexual y sus esfuerzos por entenderse y aceptarse a sí misma.

Al igual que Hanayome wa Motodanshi., este es un manga autobiográfico, y esto es, en mi opinión, lo que lo hace especialmente interesante. Además de la perspectiva personal desde la que explora la identidad lésbica, la obra señala las diferencias entre ficción y realidad y lo alejados que están los doujinshi y mangas que tratan temas yuri de la experiencia real con la que se encontró Nagata. A mayores de la exploración de la identidad lésbica, la obra trata de forma directa y realista temas tan poco habituales en el manga y el anime como las enfermedades psicológicas o los trastornos alimenticios. Otro tema esencial de la historia, por supuesto, son las dificultades de madurar y enfrentarse a la edad adulta. Un manga que, a pesar de sus tintes dramáticos, conserva un cierto sentido del humor, y con cuya protagonista resulta muy fácil empatizar e identificarse. Cabe añadir que Nagata publicó el pasado diciembre un nuevo manga autobiográfico, titulado Hitori Koukan Nikki. Sin embargo, salvo para aquellos que sepan japonés, todavía hay muy poca información al respecto.

Yuri!!! on Ice (2016)

yuri on ice

Yuuri Katsuki compite profesionalmente como patinador artístico sobre hielo. Tras una temporada desastrosa tanto a nivel profesional como personal, lucha por redimirse en el próximo Grand Prix Final de la mano de su ídolo y nuevo entrenador, el ruso Victor Nikiforov.

Como ya he dicho, la representación bisexual es muy limitada en el manga y el anime. En este caso, pese a ello, nos encontramos tanto con el retrato de un protagonista bisexual como de una relación homosexual. Uno de los aspectos que me parecen más curiosos de Yuri!!! on Ice es que, a pesar de que la sexualización de los personajes es evidente, e incluso llega a formar parte de la trama, la relación entre los dos protagonistas no está retratada de forma sexual ni como un fetiche. Cabe tener en cuenta que Yuri!!! on Ice lleva al extremo la técnica del show, don’t tell, así que no se puede esperar que los temas LGTB+ se traten de forma directa en los diálogos. Pese a ello, la naturalidad de la relación entre los protagonistas y el enfoque respetuoso que recibe resulta muy agradable, y la ruptura de los roles de género es un aspecto muy explorado en el anime, también con una naturalidad pasmosa. Del mismo modo, la expresión de los sentimientos, en muchos casos a través del patinaje artístico, es un tema esencial en la serie. A mayores de los temas LGTB+ que incluye, el anime cuenta también con referencias feministas, una amplia diversidad racial y tratamiento de problemas psicológicos. Podéis leer un análisis más exhaustivo de la serie aquí. Además, se ha anunciado que el anime contará con una película secuela, aunque todavía no hay información al respecto.

Es un hecho que me he dejado muchas obras en el tintero, ya fuera por no estar convencida de que fueran dignas de recomendación o, en la mayoría de los casos, por puro desconocimiento. De hecho, gran parte de las obras que he incluido las he conocido mientras estaba preparando este artículo. Quiero aclarar que no me considero ninguna experta en manga y anime LGTB+, y que, si bien formo parte del colectivo, soy plenamente consciente de que no puedo pretender representarlo en su totalidad, ya que, lógicamente, no me identifico con todos los grupos que lo conforman. Por ello y por puro interés personal, me gustaría pedir a los lectores que dejen sus propias recomendaciones en los comentarios. ¿Qué obras conocéis vosotros que representen bien al colectivo LGTB+?

Fuente: Imágenes: myanimelist 1, 2, ANN



koi-nya.net no se hace responsable de las opiniones de sus lectores, pero se moderarán todos aquellos comentarios que resulten ofensivos o que infrinjan nuestra política editorial. Recuerda que puedes usar etiquetas HTML y bajo ningún concepto escribas spoilers sin usar las etiquetas <spoiler></spoiler>. Por lo demás, ¡diviértete! ( ゚∀゚)ノ
  • Papaveri

    Un pajarito me preguntó un par de cosas sobre Yuhki Kamatani para este artículo. Me gusta verlas reflejadas, hehe.

    Las obras que he leído/visto y están en la lista me gustan entre mucho y muchísimo (quizá la que más me chirría es Yuri on Ice? Que me encantó y estoy de acuerdo con lo que dices en el artículo, pero no puedo perder de vista que es de mujeres para mujeres. No sé, siempre estoy un poco dividida respecto a YOI en estas listas), así que le daré una oportunidad a todas las otras. Tanto Otouto no Otto como la obra de Nagata están siendo un éxito de ventas en Amazon Estados Unidos, así que tengo esperanzas en poder llegarlas a ver en español y todo…

    ¡Muchas gracias por el artículo!

  • Ismael G. M.

    Lo siento, la última no te la compra nadie. No sé si es que viste la serie a correr, pero Yuri on Ice! poco tiene de representativa. Usa un montón de recursos asquerosos propios del yaoi. Fanservice, estereotipos, … Si hasta hay algún personaje que podría ser considerado un fetiche como el crío patinador.

    Aparte la relación entre los dos protagonistas nunca se construye y parece más una relación de dependencia que una natural entre dos chicos que se quieren. Simplemente solo tienes que ver como apenas llega Viktor y le pregunta al chico “Cuéntame todo sobre ti” y acto seguido se mete en su vida, pero pocas veces tienen momentos donde construyen la relación. Por no olvidar que es una serie cobarde que tapa un beso y usa ambigüedades todo el rato.

    • Lanselot Tartaros

      Niegas el hecho de que los personajes tengan su propia personalidad. No representar una relación idílica es, en todo caso, mucho más humano que hacerlo.
      Viktor hace eso porque él es así. No tiene nada de mal desarrollo ni está fuera de lugar, pues el anime entero nos convence de su forma de ser.
      Realmente no explicas el por qué no es representativa. Y teniendo en cuenta que la gente LGTB+ (y las que no lo son) le dio su aprobado cuasi anónimo al anime… pues más bien me creo que sea representativo de una relación humana.

      • Ismael G. M.

        He negado que tengan personalidad propia todos los personajes? No es que sea idílica, es que no construye adecuadamente sino que parece solo un gancho para la audiencia.

        No, hace eso solo hacia Yuri. Se presta a él como si lo conociera de toda la vida y ya tuviera decidido que va a ser su parejita. Curioso eh? ¿Qué clase de relación creíble es esa?

        ¿Por qué no lo es? Porque primero utilizan todo el rato ambigüedades para evitar decir “somos pareja homosexual” y cuando tiene la oportunidad de demostrarlo como con el beso lo tapa. Cuando están delante de los demás tampoco declaran nada. Hasta la misma autora dice “interprétenlo como quieran”. En primer lugar, no se conocen bien por el lado personal ya que todo el rato o estaban entrenando o compitiendo o bien haciendo comedia adolescente estúpida. Solo hubo algunos puntos como la conversación en la playa.

        Vayamos a las razones de este enamoramiento. Del lado de Yuri, éste no es que conozca mucho a Viktor como persona más que su faceta de patinador, pero parece que muestra una especie de amor obsesivo más que algo más sano. Del lado de Viktor, su razón ya es totalmente idiota: tomó interés tras verle patinar. Yo entiendo que se quedara fascinado por la imitación que realizó, pero de ahí a establecerse DESDE EL MISMO PRINCIPIO con esa actitud de somos novios. En el cap. 10 parece ser que lo conoció y Yuri le pidió ser su entrenador, pero sigue siendo algo tonto para apoyar su defensa. Solo tienes que ver que lo primero que le dice es “cuéntame todo de ti” y su comportamiento coqueto con él. Además que sus razones para abandonar el patinaje cambian un poco como su vestuario: en el cap. 2 dice que ya no sentía que pudiera sorprender al público, mientras que en cap. 10 pasa a decir en un monólogo interior que el patinaje le había hecho perder de vista la vida y la alegría de vivir. En mi opinión, el peor de los personajes principales.

        Y tan respetuosa es la serie que utiliza buena parte de los recursos yaoi para este tipo de series. No solo el ambiente es forzadamente empalagoso y meloso sino que tienes un cast completo de bishonen (chicos guapos) excepto algún caso aislado. Y estos bishounen normalmente los retratan como si fueran homosexuales calientes o algo. Mira por ejemplo a Cristophe quien siempre está en esa actitud y le enfocan todo el rato el trasero. O incluso le tocan el culo al crío ese que perdió. Tienes tu típico personaje autoinserción femenino encarnado en la amiga de Yuri. Tienes tus frases ridículas para llamar la atención de las fujoshis tales como: “Es capaz de dejar embarazado a un hombre” o “Antes de entrar, debemos cimentar nuestra relación”.

        Pero oye que si quieres engañarte diciendo que las relaciones forzadas y con cierta toxicidad son propias de los homosexuales tú mismo (evidentemente no tienen porque serlo). Hasta creo que había una película anime del 2016 que es mejor que Yuri on Ice retratando una relación romántica, por favor.

        ¿Por quién hablas? Yo conozco varias y varios que dicen que no es representativo. Hasta tienes un la página DeCulture un artículo al respecto: http://www.deculture.es/2017/04/yuri-ice-no-historia/

        • Marubin Ssy

          Pues veo que no entiendes a Yuri on ice
          Se que me preguntaras “¿Que debería entender?!!”
          Así que de una vez te contesto que yo tampoco lo tengo claro
          Es algo estúpido pues no tengo argumentos para validar lo que digo
          Pero yo siento eso, es un tema que se me hace muy complejo a mí, un chico de 14 años y por eso no me he puesto a pensar con detenimiento
          Pero deja te pregunto algo, parece que repudias todos los anime yaoi y los que tratan el tema de la homosexualidad, no te conozco así que no puedo saber si lo que digo es cierto, pero eso es lo que das a entender con tus comentarios
          ¿Tenias planeado ver Yuri on ice cuando se anunció? ¿O solo lo visto por la popularidad que empezó

        • Ismael G. M.

          Buenas,

          Odio los animes yaoi porque fetichizan el ser homosexual, pero NO odio los animes que traten de temática homosexual per se. Si un anime retrata una relación romántica homosexual de forma coherente yo soy el contento, aunque apenas hay alguno en animación. Hasta en épocas pasadas se tenía más respeto por la temática homosexual o transexual. Estoy viendo un anime llamado Dirty Pair (1985) que es una comedia de acción y ciencia ficción y en un capítulo sale un transexual y ni lo fetichizan ni lo sexualizan ni se mofan de él. En vez de eso tienes el anime actual, incluido Yuri on Ice! donde no paran de desnudar o mostrar en actitud sugerentes a un montón de chicos guapos que sirvan de carnada.

          Lo vi porque primero estaba muy buen puntuado en MyAnimeList (aunque no signifique nada ahí una buena puntuación) y luego porque se hizo popular poco a poco. El primer capítulo me gustó y volvería ver el anime. Creo que es una serie mediocre, pero aún así no sirve como modelo. Puede que sea menos descarada que el yaoi promedio, pero sigue siendo bastante lamentable.

        • Take

          Se te ha echado al cuello el fandom del anime y te has sabido mantener firme, olé por ti. Por mi parte estoy de acuerdo en mucho de lo que dices, y personalmente conozco a más chicas fujoshis a las que les ha encantado el anime que homosexuales a los que les haya gustado (lo cual me consta). Yo lo veo simplemente como una especie de equivalente a los animes harem (que los hay de distinto tipo y profundidad) que están destinados al público masculino, YOI es una exhibición de chicos guapos sugerentes para contentar a cierto público con una historia de fondo, y punto.

        • DEVICE IO ERROR

          Es que YOI es una serie muy cobarde a nivel de representación, está todo el rato jugando a la ambigüedad fluctuando entre el bromance y el parece que si, con una pierna dentro del armario y otra fuera, con relaciones que no queda claro si son sexuales, de admiración, de maestro, de paternalismo… Es igual que el tema feminista en la serie, que hay algún dialogo que sorprende pero luego hay situaciones que son todo lo contrario. La visión expandida de las fujoshi lo verá todo claro, como la relación abiertamente gay de Naruto y Sasuke pero YOI con suerte puede hablar de asexualidad y de cambiar algunos estereotipos masculinos, como el tema de la sensibilidad y el contacto físico, pero la homosexualidad se trata de forma acomplejada y con tópicos más cercanos al otome platónico con tintes fujoshi que otra cosa
          .

        • Evo

          Ezh ké zon mis zhentimentoshhhhh FUCK YOU PLEB!

        • Ana

          Victor actúa de esa manera no solo con Yuri, solo hay que ver como se va de Rusia sin consentimiento de su entrenador y sin avisarle a nadie para darse cuenta que él hace lo que quiere.

          No veo la necesidad de estar remarcando el hecho de que sean una pareja. Puede ser que entre ellos no lo hayan establecido, quiza ni siquiera lo han pensado de ese modo. También los creadores han dicho que “novios/amantes” es algo que se queda corto para definir el vinculo que tienen.

          Cuando Victor entra a la vida de Yuri, éste último se va dando cuenta de que no es alguien perfecto y que al contrario es alguien que incluso llega a ser molesto; ahí es cuando empieza a conocerlo como persona. En el capitulo donde Yuri toca su cabello, era una representación de que Victor ya no está en el pedestal en que Yuri lo puso toda su vida (admirándolo como un dios) si no que ahora está ahí y ahora con él y que es un humano después de todo.

          Victor se ha dedicado siempre a causar impresiones fuerte en el público y a ser el “Victor Nikiforov” que todos consideran un genio del patinaje. Al comienzo de la serie, él se encuentra en un punto en el que ya no es capaz de hacer esto y se estanca. Se fija en Yuri, tanto por su talento como la oportunidad que le da: el sorprender al público a través de otra persona. Sin embargo, con el tiempo la forma en que ve a Yuri se vuelve más que eso. Él es un personaje complicado, he de admitir que le faltó bastante desarrollo, pero no considero que su personaje esté tan fuera de lugar.

          Sí, YOI es una serie llena de fanservice descarado y situaciones innecesarias. Pero aún con eso nunca las vuelve una base o un elemento de la relación que se va construyendo entre los protas. Con respecto a Chris, nunca se nos dice que él sea parte del colectivo. Veo natural que el resto de personajes sean bishounen y hasta afeminados porque esto es algo que está presente el mundo real; los patinadores reales tienden a ser de esa forma (estéticamente hablando).

          Con lo que estoy de acuerdo es que no es una representación adecuada del colectivo, ese nunca es su punto principal ni busca recalcarlo por el resto de su historia. Que se pasa con las ambiguedades. Y que es un fanservice de chicos lindos que atrae a fujoshis y fangirls. Sin embargo, el anime ofrece mucho más que eso.

        • Ismael G. M.

          Es especialmente con Yuri. Hay montón de momentos donde te puedo demostrar eso.

          No es que haya que remarcarlo, es que ni siquiera parece que lo sean. Es decir, en otro país que no fuera Japón y en otro contexto (y mismamente el espectador) podría ver que son una pareja homosexual, pero en todo momento la serie evita confirmarlo. Por lo tanto no es que me queje de que lo remarquen sino que me quejo de que evitan confirmarlo por todos los medios. Y lo que me dices de los creadores solo reafirma mi punto: están jugando a la ambigüedad porque no se atreven a confirmar nada.

          Tengo serias dudas de que Yuri realmente haya dejado de ver a Viktor como alguien perfecto cuando la mayor parte del tiempo parece obsesionado con él. Mientras Viktor habla muy poco de él y cuando habla parece que se las da de ambiguo o simplemente se contradice como bien he señalado. Pero vale sé que me falta desarrollar ese punto mejor porque no me acuerdo bien.

          ¿Se estanca? ¿Por qué? Simplemente dejó de patinar. Hasta ese momento seguía obteniendo records cada vez que participaba. Era el mejor indiscutible. Lo dejó así, sin más. Nunca obtenemos respuestas claras de porqué ha dejado de interesarle el patinaje y solo se contradice con sus declaraciones. Porque yo me fije en alguien no quiere decir que tenga que dejar el deporte que amo y menos cuando lo estoy dando todo por una persona que acabo de conocer. No es complicado, SIMULA ser un personaje complicado. Es decir, su complejidad es falsa. No existe si de verdad no vemos que la tiene. Y claro que está fuera de largo porque se contradice con lo que dice y sus acciones no se explican bien.

          No serán una base, pero son un elemento que embarra el conjunto. Es como elaborar un vestido y empezar a ponerle adornos innecesarios por todos lados. Quieras o no estás fastidiándolo. Y sí parte de las situaciones descaradas son parte de la relación. No sé si Chris será homo, bi o hetero, lo que importa es que está ahí para ser objeto de fanservice. Si conviertas a un personaje en mero reclamo dañas su caracterización. Vale muchos se cuidarán, pero todos tienen que ser prácticamente dioses? No es muy creíble y menos cuando ves como actúan. Si hasta te meten un niño y le tocan el culo. Es vergonzoso.

          Pues a mí me parece un anime spokon con tintes yaoi y que intenta construir una relación romántica entre sus personajes principales. No creo que sea mucho más. Había una película que salió en invierno de 2016 que la veía con más boletos para ocupar el puesto que tiene Yuri on Ice en este artículo.

          Saludos

    • Kuin

      Ok, lo siento, pero no puedo dejarlo pasar

      La actitud de Viktor no es de alguien tímido, ¿de acuerdo? A él no le importaría si te conoce de hace una hora, te tratará como si ya conociera todo de ti, porque él es de esas personas explosivas que no temen expresarse como son
      Y la actitud de Yuuri no me parece una especie de amor obsesivo, él admiró a Viktor desde que era un niño, y creció viéndolo patinar, y lo usó como modelo para ser lo que es ahora, y por esa razón es de ese modo. Si tú conocieras a aquel al que admiras desde que tienes memoria, y luego lo conocieras, ¿actuarías como si fuera alguien cualquiera? No. Y lo que más teme Yuri es decepcionar a aquel que lo inspiró a patinar

      El anime no se trata de cómo van forjando su relación amorosa o algo así, los mismos miembros del reparto lo han dicho, que YOI no se centra en “ese” tipo de relación que tienen Viktor y Yuri, si no una en la que el protagonista crece con ayuda de quien admira

      Y con respecto a los otros personajes, creo que las creadoras tratan de enseñar una faceta distinta de cómo la gente ve a los famosos, y cómo son en realidad

      Porque puedes decir conocer mucho a un famoso, pero no sabes cómo se comportan cara a cara

      Ellas muestran que las personas talentosas pueden ser de cualquier tipo, y no son juzgadas por ello, pues tampoco esconden su manera de ser

      ¿Y qué es eso de “Odio los animes yaoi, pero no odio a los de la temática homosexual”?
      Es como decir “Odio a los negros, pero no a la gente de color”.

      Y si viste YOI, con ese pensamiento en la cabeza obviamente no te va a gustar, porque Yuri on ice es un anime en el que todos son aceptados, y todos pueden entrar a la mezcla. No puedes decir “Es un anime mediocre” si ni siquiera tratas de comprender lo que hay a fondo de la historia

      • Ismael G. M.

        Que haya gente que sea muy abierta y tal es creíble. Lo que no es creíble es llegar y hacer creer que la relación entre ellos se forma cuando desde el momento en que aparece ya lo establecen como si estuvieran varios años de novios. Además que su actitud es cuestionable en varios puntos. Yo cuestiono la formación de la relación y la coherencia con la actitud del personaje no que sea muy abierto con los demás.

        No, no actuaría como si fuera alguien cualquiera, pero del querer en forma obsesiva a admirar a tu ídolo hay un trecho graaaaande. Vamos nada que ver. Pues me das un poco la razón porque si teme decepcionarle es porque su relación aún es muy superficial. Si así fuera comprendería que aunque fracase ha dado todo lo que podía y no temería decepcionarle, pero como la relación se montó en unos cuantos capítulos… Ni siquiera debería presionarle tanto con lo que ha mejorado desde el capítulo 1 hasta el final.

        Si uno de los temas del anime no fuera la relación amorosa entre ambos chicos para empezar no existiría ni le daría cámara. Que lo principal es ver como crece Yuri gracias a Viktor? Sí, pero la relación amorosa es otro tema más y no menor.

        ¿Y cómo son en realidad? ¿Que son en realidad personas normales la mayoría de famosos con sus cosas aunque tengan mucho talento? Pues no me dicen nada que no sepa. Aaah no esconden como son, pero el anime todo el rato evita decir palabras como gay u homosexual. ¿Por qué será? Y en vez de respetarlos prefiere fetichizarlos como a Chris con su constante enfoque en el culo o hacerle como si fuera algún tipo de salido. Interesante forma de mostrarlo.

        ¿Has leído todo? Odio los animes yaoi porque FETICHIZAN y RETRATAN relaciones románticas de forma tóxica o equivocada. Utilizan estereotipos insanos como el pasivo, el activo, etc Aparte de personajes bishounen porque sino son guapos no venden. ¿Cómo no voy a odiarlos si son basura para atraer fujoshis? Lo que me hace gracia es que a TI te parezcan bien estos animes. Pero tristemente no hay muchos que sepan retratar relaciones homosexuales como algo normal. Así que tu comparación con los negros es inválida.

        Que me guste o no me guste es irrelevante. Yo analizo los animes por el contenido que en ellos radica no porque me gusten o disgusten. No me gusta Serial Experiments Lain, pero no le niego su puesto de gran obra. Al igual que me gusta Digimon Frontier, pero sé que es inferior en calidad a Digimon 1 o Digimon Tamers.

        Pues explica ese fondo. Si es que lo hay claro.

        • Kuin

          Supongo que no puedes catalogar a todo tipo de yaoi como lo que tú describes, claro que hay así, pero no es como si realmente no existieran ese tipo de relaciones en el mundo real-tanto hetero como homo-, así que por eso yo lo dejo pasar, porque también es depende del tipo que leas

          No puedes solo coger un puñado de los millones que hay y decir “Lo retratan de manera toxica y blah blah blah”, porque no es así

          Y si lo ponemos de ese modo, entonces también hay otros mangas que no son yaoi que tienen relaciones más toxicas, pero no por eso vamos a catalogar a todos los mangas de ese género de ese modo

          A mí me dan igual, porque sé que aunque yo no lo vea, existen relaciones realmente extrañas, pero así son las personas, así es el mundo, y por eso lo dejo pasar, por eso lo acepto rápido, y si no me gusta, lo evito

        • Ismael G. M.

          En el anime el yaoi es así de repugnante en el 90% de los casos. He visto incluso los yaois más viejos que hay (desde el 82 había uno llamado Patalliro) y siguen siendo así desde entonces. Curiosamente en obras donde hay alguna relación homosexual secundaria las tratan bastante mejor.

          En manga la situación está mejor, pero el anime no. No es que yo haya cogido un puñado sino que la práctica totalidad del yaoi es así. Te puedo citar títulos si quieres.

          Yo no te lo digo a mal, pero lo siento. Los japoneses usan lo homo para vender sin preocuparse de si ridiculizan a un grupo o si este tiene sentimientos.

        • Enishi Kyōkeimyaku

          Me extraña que no te hayan tachado de homofobico por lo que escribiste,no te juzgo, de hecho yo pienso igual sobre el yaoi, relaciones fetichistas sin nada de realismo solo para venderse a niñas que satisfagan sus fantasias, o fundashis con pesimos gustos, a mi por comentarios como el tuyo me han puesto etiquetas

        • Ismael G. M.

          La verdad no tendría sentido que lo hicieran. Ese tipo de productos solo son basura que atenta contra los propios homosexuales, pero bueno ellas sabrán.

        • Bach

          Pasa algo parecido con el tema del yuri. La mayoría de las veces es desplayado como nada más que calentura y tema fetichista, solo para atraer público y vender. Porque ellos saben que si lo ponen siempre van a llegar esos enfermos que lo único que buscan en una serie es ver a dos niñas dándose besos con lengua. En mi opinión Kuzu no Honkai hubiera sido mucho mejor serie si no hubiera sido por el yuri forzado y sin sentido. Tampoco puedo dejar fuera de esto al yuri-bait, que es un elemento que está saturando casi la totalidad de las series modernas. Se presenta mayoritariamente en series donde la mayoría de los personajes principales son mujeres, y francamente ya me tiene bastante aburrido. Hay series que veo que bajan bastante su calidad solo por incluir yuri-bait. Por ejemplo, en cada temporada hay sus animes series y esos que sirven para pasar el rato y relajarse. Hinako Note era uno de los últimos de la temporada que acaba de pasar. En sí la serie era bastante disfrutable, tierna y cómica. Puede que me sacrifiquen por esto, pero me gusta el moe, lo que no me gusta es cuando incluyen yuri-bait forzado solo para atraer a ese otro público, y en el caso de Hinako Note el yuri-bait afecta tanto al anime que el género masculino es dejado en un segundo o tercer plano. Calculando podría decir que la participación de personajes masculinos en el total del anime es de alrededor de 30 segundos. Llegan a ese punto por esforzarse en mantener ese tipo de ambiente. Sinceramente creo que es una de las cosas que está arruinando progresivamente todo lo que es el anime y el manga, mangas que me gustan están sucumbiendo a este tipo de prácticas. Espero que pare algún dia.

        • Enishi Kyōkeimyaku

          Como en Hibike que metieron yuri de la nada, aun cuando en las novelas ella se volvia novia del tipo que estaba enamorado de ella, algo sin sentido ese yuri con Reina

        • Bach

          En efecto, ese es otro ejemplo.

        • ohoho

          me la vi varias veces y no veo el yuri por ningún sitio

          para mi solo son dos amigas que tienen mucha confianza entre ellas y ya

  • James Vega

    Te falto el manga yaoi de culto new york new york.

  • Como ya venimos de anteriores experiencias, me gustaría dejar un comentario.

    Esta lista no tiene la verdad absoluta y es una opinión de una persona, si alguien no está de acuerdo puede exponer sus razones de forma educada y sin faltar a nadie. Cada uno tiene una opinión y es totalmente respetable.

    Obviamente faltarán series y para eso están los comentarios: para debatir de una forma sana y que nos ayude a todos a conocer más de esta industria.

    Puede parecer un comentario tonto, pero, como he dicho, venimos de experiencias muy feas y no me gustaría repetirlas.

  • Ana

    Con respecto al resto de las obras, YOI desencaja bastante. Su enfoque no es la relación LGTB+, ni mucho menos mostrar las situaciones que se viven en el colectivo.

    No digo que lo que se menciona en la entrada sea erroneo, pero comparándolo con las otras obras está muy fuera de lugar.

    • Sr.Sle

      Mas bien es un spokon con fanservice yaoi.

  • Kagerou09

    Shimanami Tasogare es increíble, nada más que decir. Ojalá llegue a España.

  • Lord Xamon

    My Lesbian Experience With Loneliness lo leí el mes pasado y es maravilloso. Una gran obra.

    Y ahora intenté encontrar Hanayome wa Motodanshi para leerlo pero me temo que aún no lo ha traducido nadie. Esperemos que no se haga de rogar.

  • Handa-kun

    Solo vengo aquí a decir que deberían haber puesto la obra maestra de Hourou Musuko, se olvidaron de ella xD Y yo que la conocí debido a un artículo que realizaron aquí en Koi-nya :P En fin! Muy buen artículo, Koi-nya! :3

  • B_ Gamer

    Creo que es muy bueno que se realicen obras que muestren la realidad del colectivo LGTB+, esta lista se queda delgada, hay más obras que representan a los gay, lesbianas y transexuales de manera correcta. Pero creo que también esos “peligrosos estereotipos” de los que hablas en el post no se ven tan a menudo, quizá es por el contenido que veo, pero la lista de animes en la que sale algún personaje peyorativo hacia el colectivo es incluso más delgada que esta. Al menos que yo haya visto.

  • Ikki

    Muy interesante tu articulo. De la lista he leído Otouto no Otto, el que me parece muy entretenido aparte de educativo como bien decías. Aunque no refleja la realidad LGTB me gustaría mencionar a Utena, con Juri al menos explora un poco lo que es tener una relación toxica con alguien. La serie es ambigua en lo que se refiere a la orientación sexual de los personajes, pero aun así hay muchos mensajes que me hicieron sentido.

  • Jesus Silva

    Creo que falto Shin Sekai Yori, donde la mayoria de los personajes humanos son bisexuales :p

    • juan

      te ganaste el cielo

  • EstebanR

    Solo conozco dos de la lista (Hanamonogatari y YOI), creo, que ninguno posee una buena representación LGBT+. El primero porque no se enfoca para nada en los gustos de Kanbaru (si hablamos de la caracterización del personaje en cuanto a su interés amoroso Bakemonogatari y Owarimonogatari sirven mucho más), y el segundo, por ser un anime meramente fanservicero, con una relación que ni siquiera roza lo forzada, mas bien, posee una relación impuesta a la fuerza.

    Los ”temas LGBT+” son sumamente interesante incluso si no te sientes parte del colectivo, es una lastima que muchos de los anime y manga que añaden estos temas caen en la categoría de fanserviceros, y además, con estereotipos de hace décadas, en algunos casos manteniendo el rol de genero hombre y mujer en las parejas homosexuales.

    Personalmente recomendaría Himegoto: Juukyuusai no Seifuku; Kocchi Muite Waratte; Hana no Mizo Shiru; Shinsekai Yori; Harmony; Fools.

  • Alexma Segura Zamora

    Interesante lista, no conocía la mayoría, supongo que se podría incluir

    Mikagura Gakuen Kumikyoku, como tal no trata temas LGBT+, tan sólo muestra que a su prota chica le gustan las chicas y se trata de una manera tan natural como lo es, sin que a ninguno de los otros personajes le cause mayor extrañeza o haga referencia alguna sobre ello, (tan sólo imita un poco el patrón del típico adolescente salido, pero sin cargar las tintas de modo fanservice), se queda en un elemento de fondo para dar visibilidad sin convertirlo en el centro de la historia, en ese sentido me gustó por romper estereotipos.

  • Freddy Alexander Gonzalez Diaz

    Otro ejemplo de este estilo es Ranma 1/2, la nueva serie de Neon Genesis Evangelion donde Shinji Ikari es una reverse trap/femboy(rostro de niño con el cuerpo muy curvilíneo, muy redondeado y muy femenino de mujer).

    • nani the fuck

      pa comentar esta mierda no comentes