Otakunoticiario
Publicidad
Subtítulo Born to make history
Publicado el 16 de febrero de 2017 a las 17:13 // Categorías: Anime, Destacados, Especiales, Reviews (análisis) // Escrito por Nehiyr

Compartir en Tumblr
12 comentarios

analisis-yuri-on-ice

Si bien no se encontraba entre mis principales intereses al empezar el pasado otoño, cualquiera que haya pasado más de cinco minutos hablando conmigo sabe perfectamente que, para mí, Yuri!!! on Ice se ha coronado como la reina indiscutible de esta pasada temporada de anime y, muy probablemente, de todo 2016. Y creo que no me equivoco al decir que no soy la única a la que esta serie no ha dejado indiferente. El anime ha conseguido un buen número de fans tanto dentro de Japón como en el resto del mundo, tal y como se ha ido haciendo notar en las redes sociales con cada capítulo que se emitía. Si bien es cierto que la controversia está servida, creo que la impresión general que ha dejado la serie es bastante positiva. Desde luego, como ya he dicho, así ha sido en mi caso.

Ficha técnica y valoración

Título original:Yuri!!! on ICE (ユーリ!!! on ICE)
Estudio:MAPPAEpisodios:12
Fecha de emisión:06/10/2016 - 22/12/2016Género:deporte, comedia
Director:Sayo YamamotoCompositor:Tarou Umebayashi, Taku Matsushiba
Argumento
89
Animación
74
Personajes
97
Música
98
Entretenimiento
92
Total
90

Web oficial | Ficha en MyAnimeList | Ver en Crunchyroll | Noticias de Yuri!!! on ICE en koi-nya

Buscando la sorpresa

Yuri!!! on Ice es una serie original y, como tal, ha aprovechado la ausencia de material previo en el que apoyarse para jugar con las expectativas de su público desde el primer momento, manipulándolas con gran habilidad. Cuando se comenzó a emitir, todo lo que se sabía de ella era que entraba dentro del género spokon. E incluso cabe decir que no cumple demasiado con los patrones a los que estamos acostumbrados dentro del género deportivo. La mayoría de obras de este tipo se centra en adolescentes, estudiantes de instituto que aspiran a lo más alto (en muchos casos, a que su club llegue al torneo nacional, o a que lo gane). Los protagonistas suelen ser jóvenes que sueñan con ser la leyenda de su deporte algún día, y el trabajo en equipo y el valor de la amistad son dos de los grandes pilares en los que se suelen asentar estas historias.

En cambio, Yuri!!! on Ice nos presenta a deportistas en otra etapa de su vida. Yuuri Katsuki y Victor Nikiforov son patinadores más que consagrados, deportistas de élite que compiten a nivel internacional y que incluso empiezan a plantearse si no ha culminado ya su carrera, si no es hora de dejar paso a nuevas promesas del deporte. Aunque la serie también presenta patinadores más jóvenes, como Yuri Plisetski, estos tampoco cumplen con el prototipo de estudiante que compite desde el club de su instituto, sino que forman también parte del mundo del patinaje profesional. Además, aunque temas como la rivalidad deportiva o la amistad están presentes, quedan eclipsados frente a otras cuestiones, como son la relación entre deportista y entrenador o la individualidad del deportista, que en otros animes deportivos no destacarían tanto.

análisis yuri on ice 4

En lugar de presentar los sueños a los que aspiran sus protagonistas, Yuri!!! on Ice nos sirve una buena ración de realismo, mostrándonos que llegar a lo más alto no hace perfecta la vida de nadie, y que incluso entonces uno puede sentirse desorientado o derrotado. La experiencia de los patinadores no está romantizada, sino que la serie intenta reflejar la realidad del patinaje artístico profesional con sus luces y sus sombras. Esto es, sin duda, lo que le ha hecho ganar el apoyo y el respeto de patinadores profesionales reales, que han aplaudido el proyecto y su verosimilitud para con deporte con energía. Basta ver el entusiasmo que han mostrado figuras del patinaje artístico tan relevantes como Evgenia Medvedeva, Johnny Weir (contiene spoilers), Stéphane Lambiel o Deniss Vasiljevs, entre otros muchos.

Por supuesto, Yuri!!! on Ice también tiene sus fallos. Este proyecto, creación conjunta de Sayo Yamamoto y Mitsurou Kubo ha sido tremendamente ambicioso, y si bien eso lo ha hecho destacar, no se puede decir que haya cumplido totalmente con sus propósitos. Hay quien intenta disculpar los errores de la serie diciendo que se había puesto objetivos demasiado altos, pero en mi opinión eso no es justo. Aunque la autoexigencia puede ser una cualidad positiva, deja de serlo en el momento en que se desentiende de las capacidades reales de uno. Personalmente, creo que el principal enemigo de esta serie, al que sin duda ha subestimado, ha sido el tiempo. Pero trataré este tema más adelante. En defensa de la serie, cabe decir que cuenta también con un buen número de aspectos positivos y, sobre todo, con un equipo que ha puesto todo su cariño y entusiasmo en el proyecto, lo cual se refleja en el cuidado del mismo.

Hacer historia

Si hay un elemento de Yuri!!! on Ice que se lleva todos mis elogios es, sin duda, la narrativa. El uso de distintos narradores y perspectivas consigue darle a la historia gran profundidad y una buena cantidad de giros, obligando al espectador a replantearse la concepción que tenía de la trama y sus personajes una y otra vez. El nivel de planificación del argumento queda de manifiesto en las múltiples dimensiones de su guion, que lo hacen complejo y sorprendente. Por supuesto, esto hace que resulte interesante dedicar al anime más de un visionado, ya que la capacidad del espectador de entender según qué matices de la historia o su manera de interpretar según qué escenas cambiará radicalmente en función de la información que tenga sobre el conjunto de la trama. Las motivaciones de los personajes, su estatus o incluso su manera de entender el mundo en el que se mueven se van desvelando poco a poco, con lo que el espectador consigue al final de la serie una visión muy completa del contexto de la historia.

A este juego narrativo se le suma una buena cantidad de símbolos y paralelismos, juegos en los que se anticipan situaciones de forma sutil o elementos destinados a confundir al espectador con el objetivo de sorprenderlo más adelante. Un detalle muy interesante de la narrativa de Yuri!!! on Ice es su insistencia en construir la historia a partir de elementos implícitos. Aunque a veces sí se da información acerca de personajes o situaciones de forma directa, en muchos otros casos el espectador tiene que interpretar por sí mismo los datos que la serie le proporciona. En muchas ocasiones, este recurso sirve para paliar la falta de tiempo para desarrollar más explícitamente detalles de la trama y, en mi opinión, funciona perfectamente. Un ejemplo de esto es el trasfondo de algunos personajes, como Yuri Plisetski, que se nos muestra principalmente a través de elementos visuales o pequeños detalles contenidos en el guion.

Los deportistas

Por supuesto, la narrativa de la serie no funcionaría tan bien sin unos personajes correctamente desarrollados. Yuri!!! on Ice se caracteriza por un cuidado exquisito de sus personajes. Desde los principales hasta los más secundarios, todos reciben algo de atención y están construidos con la intención de interesar al espectador. Salvando las distancias entre principales y secundarios, el esfuerzo de la serie por evitar en la medida de lo posible los personajes planos resulta evidente.

Yuuri Katsuki (s: Toshiyuki Toyonaga) se nos presenta como un protagonista entrañable, realista y con el que resulta fácil identificarse. Se trata de un personaje que, en principio, no está destinado a destacar en su entorno. Se presenta a sí mismo como un patinador profesional, aunque en absoluto de los mejores, y pronto queda de manifiesto que tiene preocupaciones y problemas como los de cualquier persona corriente. En definitiva, resulta cercano y muy humano.

En contraste, Victor Nikiforov (s: Junichi Suwabe) es la exacta definición de una estrella. La personificación del éxito. Guapo, encantador y campeón absoluto del patinaje artístico masculino. Una leyenda viva. La contraposición entre Yuuri y Victor es evidente, y el desarrollo de ambos personajes a lo largo de la serie resulta muy interesante, en tanto que nos permite comprobar que ninguno de los dos es exactamente como se nos presentaba en un principio. Con todo, este desarrollo no hace que pierdan en ningún momento su esencia.

A mayores, es muy interesante ver la forma en que se desarrolla su relación. Según la propia Yamamoto, su objetivo con Yuri!!! on Ice era mostrar la relación entre un patinador y su entrenador. La relación de Victor y Yuuri no es el tema central de la historia, pero sí funciona como parte indisociable de su eje. Si bien todas las relaciones tratadas en la serie intentan ser naturales y realistas, el trato entre Yuuri y Victor destaca por estar especialmente cuidado. Su manera de relacionarse, así como la visión que ambos tienen de esta relación, evolucionan poco a poco, de forma muy fluida, a través de interacciones que permiten a ambos personajes ir creciendo a partir de la influencia del otro, sin perder en ningún momento su personalidad e identidad individual. Personalmente, encuentro esta relación tan carismática como a los personajes en sí mismos.

El tercer personaje a destacar es, por supuesto, Yuri Plisetski, alias Yurio (s: Kouki Uchiyama). Personalmente, creo que Yurio entra más fácilmente dentro de los patrones básicos de un personaje típico de anime que Victor o Yuuri. Esto no quiere decir que no sea un personaje con profundidad, pero, dado que su papel no es tan principal como el de los dos anteriores, es inevitable que su desarrollo quede también por detrás del de ellos. Con todo, Yurio no deja de ser un personaje complejo, la extraña amalgama de una promesa del patinaje artístico y un adolescente enfadado. Los contrastes entre su talento deportivo, con todo lo que ello supone, y su falta de madurez a nivel personal, propia de un chico de su edad, dan un juego de luces y sombras que conforma un personaje muy interesante.

Además de estas tres figuras protagonistas en torno a las que gira la trama, en la historia principal se entremezclan pequeños arcos argumentales que buscan dar profundidad a un buen número de personajes secundarios. En mi opinión, esto funciona especialmente bien en la primera mitad del anime, tanto con respecto a los personajes del entorno de Yuuri como, y especialmente, con respecto a los patinadores que participan en las primeras competiciones. Hacia la segunda mitad, sin embargo, este sistema empieza a tambalearse un poco, y la profundización en según qué personajes puede resultar apurada o innecesaria. Esto se debe a la evidente necesidad de tiempo para profundizar en la trama principal, que a veces parece dejarse de lado en favor de elementos secundarios. Y es que, a pesar de todo, la estructura narrativa de Yuri!!! on Ice se habría beneficiado mucho de un capítulo extra con el que cerrar la trama de forma más pausada.

Con todo, el esfuerzo puesto en la construcción de estos personajes secundarios también es digno de elogio. La diversidad en el reparto de Yuri!!! on Ice es evidente, y el cuidado de las creadoras por evitar en la medida de lo posible caer en estereotipos y tópicos baratos es de agradecer. Los personajes no se definen por sus orígenes o por características concretas, sino que cada uno de ellos tiene una personalidad individual propia. Además, cabe destacar que, a pesar de que no hay demasiados personajes femeninos en la serie, también estos reciben un trato cuidado y más que respetable. Así, Yuri!!! on Ice completa su narrativa con pinceladas de diversidad racial y cultural y pequeños toques de feminismo que resultan de lo más refrescantes.

Lo que cuenta la música

Como apoyo a esta narrativa y personajes, Yuri!!! on Ice presenta una banda sonora también digna de destacar. Dado que los patinadores utilizan temas musicales en sus actuaciones, la serie cuenta con un amplio repertorio musical. Es interesante ver cómo la banda sonora incluye géneros musicales muy variados, así como cómo cada pieza está pensada para un patinador en particular. La música contribuye a dar personalidad a cada personaje y sirve de apoyo en su presentación o desarrollo. A mayores, la música sirve como un símbolo más, en el que la letra e incluso los instrumentos de algunas de las piezas representan personajes o situaciones de la serie.

Por supuesto, la música es esencial también para el argumento. Muchos de los temas se utilizan para contar historias, ya sea dentro de la trama principal o en los pequeños arcos argumentales de los personajes secundarios. En algunos casos, incluso, la música funciona al mismo tiempo como apoyo a dos tramas distintas, contribuyendo a destacar contrastes o paralelismos entre personajes. Además, las mismas piezas musicales que se utilizan durante los programas de patinaje sirven también para apoyar escenas del anime ajenas al deporte. En estos casos, tienden a utilizarse de forma más sutil, a veces con pequeños arreglos que las hacen pasar más desapercibidas. Con este recurso, la música consigue relacionar escenas y emociones y evocarlas en el espectador en momentos precisos, a veces sin que este se dé siquiera cuenta.

Altibajos

Si hay algo en lo que Yuri!!! on Ice no cumplió con lo que prometía, esto es sin duda en la calidad de su animación. Los vídeos promocionales de la serie presentan una calidad de imagen y una fluidez que, por desgracia, no ha conseguido mantenerse a lo largo de la serie. La clara excepción a esta pérdida es el primer capítulo, donde el aparato técnico es digno de toda alabanza. Y, aunque en el segundo capítulo todavía se mantiene el nivel de animación hasta cierto punto, a partir del tercero ya resulta evidente que no será así a lo largo de la serie. Los elementos que más sufren en este aspecto son los personajes en segundo plano, que pierden en definición rápidamente y, por supuesto, las escenas de patinaje, en las que la acción es esencial y en seguida se echa en falta la fluidez de movimiento. La precisión del dibujo cae en capítulos en los que las actuaciones de patinaje ocupan la mayor parte del metraje, y el dinamismo de los planos también se ve afectado, con lo que las escenas pierden en calidad visual. Así, lo que empieza siendo un anime llamativo por su aparato técnico, acaba convirtiéndose en un producto estándar. La animación no es terrible, pero pronto deja de destacar, y se echa especialmente en falta comparando el conjunto de la serie con lo que prometían los vídeos promocionales o el primer episodio.

La causa de esta incapacidad para mantener el nivel de animación inicial es, sin lugar a dudas, la mala organización del tiempo. Yuri!!! on Ice tuvo evidentes problemas para cumplir con los tiempos de producción, tal y como se refleja en los créditos de la serie, que cuentan con más personal de animación en cada capítulo. Con todo, el anime consigue salvar ciertas escenas gracias al reciclaje de animación, tanto a través de flashbacks como usando material previo como base para crear nuevas tomas, así como fijando la atención en elementos concretos para hacerlos destacar visualmente. A esto se suma el recurso de la introspección, muy utilizado durante las actuaciones de patinaje, y que consigue aliviar la carga que supone animar las escenas de patinaje al tiempo que mantiene el interés del público. Mediante esta técnica, se lleva la atención del espectador al monólogo interior de un personaje, normalmente el patinador en cuestión, y se sustituyen escenas de patinaje por otras que requieren menos dinamismo. Con todo, estos recursos podrían haber dado mucho mejor resultado si la serie no perdiera tanta calidad técnica a medida que avanza. Así, dada la pérdida de fluidez en la animación, la sensación conjunta es de una calidad visual inconsistente, que no acaba de resultar cómoda al espectador.

A pesar de esto, Yuri!!! on Ice mantiene elementos artísticos dignos de mención. A la fantástica animación con la que se abre la serie se suman los llamativos cambios de estilo en escenas concretas, firma de Sayo Yamamoto, que tienen un efecto importante en la narrativa, dando mayor impacto a momentos de introspección de los personajes. También es muy interesante el cuidado puesto en los fondos. En una serie en la que los personajes viajan tanto como en esta, es de agradecer el detalle en las localizaciones, representadas de forma muy realista. Algunos de los ejemplos más llamativos son las referencias a la ciudad japonesa de Karatsu, así como a la rusa San Petersburgo o a la española Barcelona. Y, yendo más allá, cabe destacar que incluso en el caso de las pistas de patinaje se ha mantenido el aspecto de los referentes reales, y hasta se ha aprovechado dicho aspecto como un recurso más en el guion. Se trata de otro guiño más al mundo del patinaje artístico. Todos estos detalles, que a priori podrían pasar desapercibidos, tienen un gran peso a la hora de dar consistencia y realismo al marco de la historia.

Bailar sobre el hielo

En conjunto, y aun teniendo en cuenta sus altibajos técnicos y sus pequeños tropiezos en la narrativa, considero que el balance de la serie no puede sino ser positivo. Como ya he indicado, las exigencias demasiado altas y la falta de tiempo son, en mi opinión, los principales inconvenientes con los que ha topado la obra. Muy probablemente, la producción de Yuri!!! on Ice ha supuesto para su staff una buena prueba de hasta dónde pueden forzar sus límites creativos, algo que, bien empleado, podría servir para organizar el trabajo de forma más eficiente en proyectos futuros. En el caso de Yuri!!! on Ice, aunque esto ha afectado en cierta medida a la calidad del producto, considero que la serie cuenta con suficientes elementos positivos como para que el resultado final no se haya echado a perder. El buen desarrollo de los personajes, la calidad narrativa y argumental, la música y los constantes guiños de la serie al mundo real, y en concreto al patinaje artístico, así como la originalidad y cuidado en ciertos elementos artísticos, hacen de Yuri!!! on Ice, en mi opinión, un anime totalmente recomendable.

Si os ha interesado este análisis, quizá os interese también esta comparativa entre la relación de los protagonistas de Yuri!!! on ICE y Hibike! Euphonium (contiene spoilers).

(ユーリ!!! on ICE)
Twittear esta página

Sobre esta franquicia

Anime original cuyo tema es el mundo del patinaje artístico producido por el estudio MAPPA y con guión de Sayo Yamamoto en colaboración con el mangaka Mitsurou Kubo. Su estreno está previsto para octubre de 2016.

Sinopsis

La historia se centra en Yuuri Katsuki: Yuuri llevaba sobre sus hombros toda la presión por llevarse el premio para Japón en el Gran Prix Finale de patinaje sobre hielo, pero fue vapuleado en una vergonzosa derrota. Al volver a la región donde nació, Kyuushuu, sus sentimientos se debaten entre seguir patinando o retirarse, y al no poder encontrar una respuesta, decide recluirse en el nido familiar. Pero, de repente, el cinco veces ganador de la mayor competición mundial de patinaje, Viktor Nikiforov, se presenta ante él, acompañado de Yuri Plisetsky, un joven patinador artístico ruso que a pesar de su corta edad ha vencido en el hielo a muchos mayores que él. Viktor y los dos Yuris deciden embarcarse en un desafío y participar en un Gran Prix sin precedentes.

Proyectos relacionados

Últimas noticias relacionadas con esta franquicia:
Publicidad
  • Angel Luis Cordova Perez

    Estas exagerando en tu calificación en los puntos de animación, personajes y en parte argumento. Tu misma(o) mencionas que los personajes secundarios son sus punto flojo y le pones nota de 97 a los personajes? El quien esta bien desarrollado es Yuri, han profundizado de el en buena manera. Victor y Yurio son buenos personajes, pero no han profundizado en ellos. 74 de animación ? Salvo el primer , segundo y ultimo capitulo fue bastante bueno y bueno, pero los demás capítulos fueron a las justas decentes, fallaron demasiado en las escenas de patinaje, personalmente yo le pondría una nota de 60. En la historia me parece buena, es muy innovadora, pero dejo las cosas muy ambiguamente con respecto a la relación de Yuri y Victor, como mencionas el tiempo les jugo en contra…..A veces digo cual era la necesidad de ponerle tremendo detalle a las escenas picantes? No creo que las lagrimas de Victor fueran algo fácil de hacer.

  • xero

    Creo que los análisis se deberían hacer de forma mas imparcial y en este análisis creo que los gustos personales influyeron un poco en la calificación.

  • DEVICE IO ERROR

    A mi cuando ya entran a partir de mitad serie con las competiciones, se vuelve todo repetitivo y es ver patinando a secundarios sin apenas background pensando neuras y puntuandoseles de una forma que no comprendo en absoluto. La serie logró interesarme por el tema del patinaje al principio, pero al final me he quedado con la sensación de estar viendo una retransmisión que me aburre tanto como las reales. Yo diría que media serie de 90 y media de 50. Feminismo no se yo, probablemente pasa el test de Bechdel porque las mujeres son pocas e irrelevantes XD

    • DEVICE IO ERROR

      El otoño tampoco fue tan malo: Lostorage Incited WIXXOSS, 3-Gatsu no Lion, la segunda temporada de Gundam… Eso si, los twitters de fujoshis tiraban fuego con Yuri on ice XDD (ah, y Watashi Ga Motete Dousunda, que no era gloriosa pero tenía momentos muy divertidos)

  • Hola, buenas :) Ante todo, me ha gustado la reseña, como está escrita y los diversos puntos que expones. Que ya comparta o no algunos detalles, es otro cantar (?)

    Bueno, según leí por las redes sociales y por experiencia propia, la animación fue bajando de nivel respecto pasaban los episodios, así como el mimo a la trama y el desarrollo de sus personajes. Probablemente el principal problema de Yuri on Ice, es tal como dices, la falta de tiempo. No obstante, esto se repite en la mayoría de animes de temporada, porque andan justos de plazos supongo, y que mantener el nivel es complicado.

    A mí lo que más me molestó fue, que pese a los personajes interesantes que tenían, su desarrollo fue nefasto. Esos últimos episodios no los soporté porque eran una locura. Como dicen en un comentario de por aquí abajo, ¿cómo coño le ponen las notas a los patinadores? ¿te las crees tal que así o hay algún baremo oculto que tienes que intuir forzosamente? Puede que no se centre en eso el anime, en los resultados y tal, pero a mí me da la sensación de ser puestas a conveniencia, que seguro que no es así, pero es otra cosa que no me gustó.

    Y luego el ritmo tan acelerado de los acontecimientos… pero esto es que personalmente el estudio de animación este hace las cosas de una manera que no me llama xd.

    Por otro lado, la relación Yuri-Viktor me gustó mucho su desarrollo, y los guiños/referencias a patinadores profesionales, los estadios donde se realizaban los eventos y demás son interesantes. Su OST la recuerdo con cariño… (ahora me estoy encontrando con sentimientos encontrados con este anime, porque pudo ser mucho mejor y me da rabia…)

    En definitiva, tiene sus errores como cualquier otro anime, pero hay cosas en las que puede mejorar, y mucho.

    Saludos :)

  • NinjaSaurius

    Lo único bueno que tuvo este anime fue su dirección artística, la trama y sus personajes eran terribles, incluso su derección se va al caño con el final…
    https://uploads.disquscdn.com/images/26e00e80ccb8a5395ad04e80c5bfd1402db155050ea73b1491ebc1358510ab94.gif

  • Lelouch93

    Si esto tiene un 74 en animación, series como Hibike o Kabaneri se saldrían de la escala.

    Y ya con lo de los personajes ni te digo, ¿si Yuri on Ice tiene un 97 cuanto tendrían por ejemplo los de Gintama?

    La serie no me parece mala en realidad pero con el endiosamiento que se le esta dando me parece normal que salgan haters por todos lados.

    Si alguien quiere ver de verdad una serie top sobre baile y sin fanservice que espere a verano que va a salir la adaptación de Ballroom e Youkoso.

    • Ismael G. M.

      El análisis claramente ha sido muy subjetivo. Aludió a razones muy dudosas sin una buena justificación detrás.

  • Catsyk

    Entiendo que los análisis son en gran parte lo que piensa el escritor y la escritora, pero no termino de estar de acuerdo, aunque, eso sí, he de destacar la buena redacción. La música no me pareció demasiado buena, ni en calidad, ni en cantidad. La animación… pues bueno, más de lo mismo, entiendo que es difícil animar escenas de patinaje o baile, pero sigue sin ser una excusa, no me parece demasiado destacable, y mucho menos si tenemos en cuenta que las mismas escenas son reusadas una y otra vez durante la serie.

    Con respecto a los personajes, el único del que conocemos algo realmente es de Yuri, el resto del elenco se presenta y poco más, no vi que se ahondara demasiado en ellos, así que no puedo ver el desarrollo, por no decir que la mayor parte de ellos son chicos muy afeminados, cosa que no me gusta si supuestamente la serie apoya al colectivo LGBT, ya que no todos los chicos homosexuales son afeminados. Destacar también que no me parece bonito que censuren un beso (era un beso lo del capítulo 7, ¿verdad?).

    Se me hizo bastante repetitiva tanto la música, como la animación, como la forma de presentar a los personajes, no sentí ver nada demasiado único. Ni siquiera me parece que destaque como
    spokon, puesto que la mayoría de los mismos suelen presentar personajes que siguen un objetivo concreto y la serie se estructura en torno al mismo, pero Yuri no tiene ninguno desde el principio más que impresionar a Victor, cosa que no estaría mal si no fuera porque en ningún momento se ha especificado que la serie contenga los géneros “yaoi” y/o “shounen ai”.

    Aunque todo lo escrito haya sido negativo, he de decir que el simple hecho de que el patinaje artístico sea un pilar de la serie me parece una idea muy interesante a la par que original, me gusta el concepto y me gustaría que la segunda temporada lo puliera más. Otro punto a destacar es cómo influye la psicología de Yuri en su patinaje, siendo importantísimo esto para desarrollar la relación entre Victor y nuestro protagonista.

    En resumen, este anime no me ha parecido un fuera de serie (aunque sea una), pero considero que tiene algunas cosas interesantes y puedo entender por qué a algunas personas les pueda gustar.

    Sí, podéis matarme por la broma del párrafo anterior.

  • Ismael G. M.

    Tu analisis es muy desacertado y un poco pretencioso. Hablas de lo compleja y acertada que es su narrativa en base a que hay varios narradores que aportan sus puntos de vista. Eso lo han hecho ya un montón de animes posteriores (de deportes unos cuantos), ¿qué tiene de grandioso? Darle la voz a un personaje para que hable de él mismo o su perspectiva no tiene nada de fabuloso. ¿No te convendría profundizar por ejemplo de como durante su segunda parte se hace muy cansado ver a los patinadores con tanto patinaje? En vez de haber centrado su atención en unos pocos para así reducir el número de participantes y centrarse más en ellos en vez de tratar de abarcar lo que no se puede? ¿Por qué no mencionas que el final es muy flojo porque meten una conveniencia argumental para sabotear la victoria de JJ con un bajón de última hora y dejado ganar a Yurio para así seguir otra temporada más?

    Otra cosa muy equivocada: la relación entre los dos personajes principales es mediocre. Sus interacciones se basan buena parte del tiempo en comedia infantil sin establecer una verdadera relación de, supuestamente, dos personas que se acaban de conocer y luego pasar a ser pareja. Desde el principio (y sin haber apenas hablado mucho) se establecen como pareja, llegando en plan Viktor de “cuéntame todo de ti que aquí ya tenemos arreglado el amorío”. Apenas hay un par de momentos donde verdad demuestren tener una relación sólida y no ser comedia estúpida o bien melodrama barato. Yuri, por su parte, más que un amor por Viktor muestra una dependencia/obsesión por quedar bien ante él. No le conoce realmente. ¿Qué tanto sabemos de él?

    Otro defecto es que se pavonea la serie de ser muy respetable con los homosexuales. Si bien por una parte muestra más aceptación de este colectivo al mostrarlo como algo normal y nada preocupante, por el otro decide tapar un beso y hablar poco claro pese a que los protagonistas son una pareja. Oh y me olvido de que usa, quizá en menor medida, los típicos recursos para atraer el público fujoshi dejando serias dudas si no está fetichizando lo gay otra vez como el resto de yaois que pululan en el anime de hoy en día.

    Tengo más que decir, pero se nota que solo has querido criticar a la serie en lo más evidente y dado un status que no tiene con un análisis un poco pretencioso usando palabras como “cuidado” o “complejo” aludiendo a cosas que verdaderamente no la convierten en ello. 5/10

  • Makila

    Digan lo que quieran de este anime si les gusto bien, pero de ninguna forma es de lo mejores que hubieron en el año y ni siquiera esta bien animado ni tampoco es una oda al arte.

    • Ismael G. M.

      Nah ni de coña podría ser una oda al arte, cuando comete el sacrilegio de reciclar algunas escenas de coreografías de Yuri y otros patinadores…

lista Enlázanos / Afíliate

koi-nya

lista Versión móvil