La séptima entrega de Biohazard es una regresión con sorpresas a los Resident Evil más clásicos

Análisis: Resident Evil VII Biohazard (PS4/Xbox One/PC)

analisis-resident-evil-7

Con la polvorienta puesta de sol como testigo, un viejo coche avanza por un camino de tierra infinito, adentrándose en el pantanoso terreno de Luisiana con una vaga esperanza como única aliada. En esta ocasión, no es el Rey Amarillo quien aguarda entre las sombras, sino un misterioso horror del que no sabemos nada, pero del que estamos ansiosos por desentrañar todos sus secretos y descubrir la verdad, sea cual sea.

Y así, comienza Resident Evil VII, o la irónica metáfora de la llegada de esta nueva entrega de la saga survival horror más querida de Capcom. Porque no engañaremos a nadie, hablar del séptimo “Biohazard” es hacerlo de un antes y un después en esta franquicia de zombis (o “infectados”, como puntualizarían algunos).

Ficha técnica y valoración

Título original:バイオハザード7 レジデント イービル
Compañía:CapcomPlataforma:Microsoft Windows, PlayStation 4, Xbox One
Fecha de lanzamiento:24/01/2017Género:Survival horror, Acción
Director:Koshi NakanishiCompositor:Akiyuki Morimoto, Miwako Chinone, Satoshi Hori
Duración:12-15 horas
Argumento
75
Gráficos
90
Jugabilidad
80
Música
70
Total
85

resident-evil-7-logo

Detrás de ti, imbécil

No hay que ser ningún experto del género para saber reconocer que Resident Evil había optado por una evolución un tanto desconcertante para sus fans. A títulos shooters se unieron entregas que distaban con creces de lo visto en plataformas más clásicas, y aunque juegos como los Chronicles supusieron un nuevo y buen acercamiento como spin-off, las sensaciones cambiaban cuando se trataban de los títulos “numerados” (los que acaparan más atención) o los más recientes Revelations.

De una sensación de peligro constante y una estética a lo John Carpenter se pasó a una acción desenfrenada con enemigos cada vez más absurdos y numerosos. Del ritmo pausado y los enigmáticos puzles se dio un salto al correr sin mirar atrás, en donde detenerse correspondía a tener una masa encolerizada en los talones. En definitiva, Resident Evil se había transformado para ser bien recibido entre unos jugadores cada vez más generalizados, en donde la jugabilidad y el dinamismo se habían asentado como algunas de las claves para llegar al gran público. Como suelen decir, adaptarse o morir, ¿no?

resident evil vii (18)

Desde luego, Capcom podía estar contenta con la acogida que tuvieron los títulos comprendidos entre el 4 y el 6 en términos de ventas, pero incluso la desarrolladora sabía que había un detalle que seguía sin encajar, y eran las críticas que menospreciaban las decisiones de transformar una saga de survival horror en una serie de videojuegos de acción. Claro ejemplo de ello fue el intento de crear en Revelations un tótem de los Resident Evil clásicos, pero la fórmula se quedó a medias y no cumplió las expectativas de revivir el terror, asegurando un fracaso magno si los de Osaka no eran capaces de ganarse de nuevo la confianza de los fans.

Aunque es fácil hablar cuando el pescado ya está vendido, tal vez el error de Capcom fue intentar adaptarse a la nueva corriente de videojuegos para no decepcionar al público. Un pensamiento que pudo estar relacionado con la pobre experiencia que tuvo la saga en una consola tan vilipendiada como fue GameCube de Nintendo, pero que conllevó la creación de un monstruo incontrolable con el que la única forma de superarse era haciendo culto a la exageración y a la cantidad por encima de la calidad.

Pero llegó Resident Evil VII. Fue entonces cuando Capcom se armó de valentía, dejó las tramas de bioterrorismo mundial atrás y volvió a esos páramos desolados y alejados de la gran ciudad. O lo que es lo mismo: borrón y cuenta nueva.

Se abre una nueva puerta

Aunque es indudable que Resident Evil VII bebe a espuertas de la oleada de juegos de terror de los últimos años, no debemos olvidar que la saga es uno de los pilares del survival horror. Por ello, su equipo de desarrollo tenía claro que no debía alejarse mucho de su propio trabajo para ir por el buen camino. El productor ejecutivo Jun Takeuchi instó a Capcom a mirar atrás y recordar las raíces de la franquicia, y así regresan elementos que caracterizaban a los antiguos Biohazard.

Si en los últimos años la frase “esto no es un Resident Evil” era la que mejor definía a la saga, en 2017 por fin podemos decir que sí lo es. Y seguramente ésa sea la gran baza del juego, la que consiga hacernos mirar con mejores ojos sus sombras (que las tiene). Resident Evil VII regresa con un ritmo más pausado, con menos cantidad de enemigos, con la gestión del inventario a través de baúles y una localización que se aleja del desarrollo lineal de los anteriores títulos. Vuelven los sustos, los paseos por la mansión, las zonas cerradas con llaves especiales o puzles extraños, las peleas a cuchillo con opciones de lucha muy básicas y la sensación de claustrofobia. Y todo ello aderezado con referencias a los anteriores juegos para poner la guinda a un título pensado para contentar a los fans más clásicos de Resident Evil.

Con todo, son obvios los cambios con los que llega Resident Evil VII y el más evidente de ellos es la cámara en primera persona, un detalle que le otorga una perspectiva totalmente distinta al juego y que dista con creces de aquella cámara estática con la que a veces era difícil lidiar. Pero que los más tradicionales no se echen las manos a la cabeza, este giro de tuerca le sienta muy bien al juego y esta perspectiva no sólo ayuda a sumergirnos completamente en la exploración de la historia, sino que permite ciertos recursos del género de terror que en tercera persona pierden su impacto.

resident evil 7 gamescom (4)

De hecho, son estos nuevos elementos de “miedo psicológico” (¿por qué ese nombre? ¿Hay algún miedo que no lo sea?) los que también enriquecen Resident Evil VII, y las comparaciones con el P.T. de Kojima y del Toro, por ejemplo, son del todo acertadas. O lo que es lo mismo, si sois tan impresionables como yo, no hay duda de que ciertas partes os infundirán respeto.

En definitiva, Resident Evil VII supone lo que se pedía a los anteriores juegos: cambios coherentes. Es una evolución de la saga con muchos detalles nuevos que algunos aprobarán más que otros, pero una nueva perspectiva proyectada por el clásico imaginario de la franquicia. Podremos valorar mejor o peor el título como juego individual, pero no hay duda de que Resident Evil VII sí es un Resident Evil.

Go tell aunt Rhody

Resident Evil VII es un juego bastante completo. Su historia regresa al lado más oscuro de Resident Evil con una trama cruel con la que es fácil hacernos despertar tras las últimas y excéntricas aventuras de Chris y compañía. Su entorno gráfico es más que correcto, se ha hecho un gran trabajo con el juego de sombras y las texturas, y su jugabilidad ha demostrado que, a veces, menos es más. De hecho, la ambientación, apoyada por una música bien empleada, mantiene la tensión en las partes importantes y los usuarios de VR en PlayStation 4 (o el resto de jugadores a partir de 2018) lo pasarán “de miedo” adentrándose en el hogar de los Baker a través de la realidad virtual.

resident evil vii (4)

Pero seríamos demasiado amables si obviáramos los errores cometidos en esta séptima entrega y no debemos olvidar que una moneda siempre tiene dos caras.

Aunque ya se ha comentado que el salto a la primera persona es un acierto para crear tensión y adentrar al jugador en la historia, no deja de ser cierto el poco peso que tienen los protagonistas en esta entrega más allá de cumplir su papel de víctimas de los Baker. Ethan Winters, un tipo corriente cuyo objetivo es saber la verdad tras la desaparición de su esposa, tiene nulo carisma y disociarse de su personalidad para ver el juego a través de sus ojos no ayuda a crear una figura icónica. Uno de los grandes atractivos de Resident Evil siempre fueron sus personajes, pues Chris Redfield o su querida hermana Claire, incluso Leon o Jill, cuentan con un gran número de fans, pero es difícil (de momento) desplazar el mismo sentimiento a Ethan.

Un alejamiento respecto al estilo narrativo de la franquicia que también se refleja en la presentación de todo el universo de Resident Evil. Mientras los anteriores títulos intentaban expandir esa macrohistoria, este nuevo capítulo prefiere mirar hacia dentro y aislarse de los iconos de la saga, amparándose en el terror más clásico. Una buena decisión, por otro lado, si el objetivo es separarse de la tendencia de los últimos juegos, pero una perspectiva que dejará con un sabor algo agridulce a los seguidores más acérrimos de Biohazard. Es más, los guiños anteriormente mencionados son una grata sorpresa al principio del juego, pero a medida que avanzamos al final se tornan meramente anecdóticos y se evidencia su razón de ser: contentar de forma fácil a los fans. Por no hablar de cierta sorpresa en el colofón sobre la que tendrán mucho que explicar en el DLC gratuito que se lanzará esta primavera.

Además, no se puede afirmar que la dificultad sea extrema y se echa de menos el modo “Manicomio” desde el primer momento para sentir la verdadera desesperación por la supervivencia. Esto, unido a la previsibilidad de las zonas de guardado o la abundancia de objetos antes de una zona conflictiva, dejarán con ganas de más a los jugadores más exigentes que no quieran desaprovechar ni una sola bala.

De este modo, la falta de una conexión narrativa con el resto de la saga, el desarrollo obvio ante las distintas opciones del final o incluso el último tramo de la historia (donde ya no hay sorpresas respecto a la jugabilidad) completan la lista de errores de Resident Evil VII. Todo ello con el punto final de un final boss nada exigente.

resident_evil_7_biohazard

A pesar de todo, estas observaciones no le pesan tanto al juego si nos dejamos sorprender y, una vez completado, las sensaciones son buenas. Porque Resident Evil VII es un buen survival horror se sea fan de la saga o no, pero sobre todo porque Resident Evil VII es un nuevo camino lleno de luz para la franquicia. No estaría de más recordar que son los primeros pasos de una nueva era y que no es de extrañar que haya algún que otro tropiezo. Sin embargo, si Capcom sabe seguir siendo fiel a su espíritu y pule esta nueva etapa no nos cabe duda de que estamos a punto de vivir la mejor época de Resident Evil.

(バイオハザード7 レジデント イービル )
Twittear esta página

Sobre esta franquicia

Nueva entrega de la ya más que consagrada franquicia de survival horror de Capcom Resident Evil (Biohazard en Japón). El juego ofrece numerosas innovaciones con el objetivo de conseguir una experiencia mucho más inmersiva, como ser jugado en primera persona, y cuenta con compatibilidad con Playsation VR. Su estreno se produjo en las plataformas PlayStation 4, Xbox One y Microsoft Windows.

Sinopsis

Ubicado en Luisiana tras los eventos ocurridos en Resident Evil 6, nos metemos en la piel de Ethan, quien en la búsqueda del paradero de su esposa topa con el hogar de la familia Baker, un grupo de extraños individuos con oscuras intenciones que perseguirá a nuestro protagonista a lo largo de la historia.

Proyectos relacionados

Por favor, avísanos si encuentras un error en esta ficha (○ゝ▽・○)ヽ



Últimas noticias relacionadas

resident evil vii gold edition
capcom-planea-lanzamiento-juego-importante-dentro-este-ano-fiscal
resident evil vii (3)

koi-nya.net no se hace responsable de las opiniones de sus lectores, pero se moderarán todos aquellos comentarios que resulten ofensivos o que infrinjan nuestra política editorial. Recuerda que puedes usar etiquetas HTML y bajo ningún concepto escribas spoilers sin usar las etiquetas <spoiler></spoiler>. Por lo demás, ¡diviértete! ( ゚∀゚)ノ
  • Ilan Gonzalez

    si soy sincero, a mi me decepciono cuando tienes que elegir entre el final de mia o zoe, me decepciono ya que si elegias a zoe, quien era alquien que te estaba ayudando durante el juego (como yo lo hice) me decepciono como fue que no paso ni cinco minutos que la conoces y ella..bueno, los que ya lo jugaron ya sabran que habrá pasado, no sabes ni siquiera su pasado ni nada, ni los dlc te explican su historia, solo explican que paso a la familia Baker antes de lo que ethan viviría en su historia, y si elijes el final de mia, ni siquiera sabes a donde se fue, ni si sobrevivio o no, ya capcom nos tenia acostumbrados con matar personajes de resident evil que te agradaban al instante, como Steve o Pierce, pero con zoe ya es demasiado, almenos Steve y Piers, como personajes tuvieron su desarrollo, su pasado y demás, con zoe, pues solo sabes que ella te ayuda, que es mujer, que alguien le hizo lo que le paso a su familia, lo del DLC, y nada mas, pensé que habría un final donde podias salvar a ambas, pero bueno, no todo puede estar ahí, dejando eso de lado, disfrute jugando resident evil 7, almenos me atrevo a decir que supero al 5 y al 6.

    • Hola Ilan,

      Gracias por tu comentario. Sentimos haber editado tu comentario, pero me temo que no permitimos mensajes con spoilers. Puedes comentar de nuevo siendo más sutil con el contenido.

  • Barak

    Duración 12-15 horas? Yo me lo pasé en 7 horas con todas las armas secretas y casi todas las monedas (creo que me faltaron 2 y fue por pereza) y casi todos los muñecos (me faltaron 3 y por lo mismo pereza).