koi-nya logo
Nunca me han gustado los juegos de miedo. Me asusto con facilidad y prefiero evitar el mal rato antes que jugar con miedo en el cuerpo. Cuando se anunció Yomawari, me llamó mucho la atención por lo bonito y distinto que me parecía -al igual que me pasó en su momento con htoL#NiQ: The Firefly Diary-, pero cuando vi que […] 2016-10-18T20:34:43+00:00 , , ,
Agarra bien tu linterna antes de adentrarte en esta oscura historia

Análisis: Yomawari: Night Alone (PS Vita/PC)

cabecera analisis yomawari night alone

Nunca me han gustado los juegos de miedo. Me asusto con facilidad y prefiero evitar el mal rato antes que jugar con miedo en el cuerpo. Cuando se anunció Yomawari, me llamó mucho la atención por lo bonito y distinto que me parecía -al igual que me pasó en su momento con htoL#NiQ: The Firefly Diary-, pero cuando vi que se trataba de una historia de terror me dio un poco de respeto.

Tras el diseño adorable de Yomawari se esconde una historia turbia protagonizada por una niña pequeña que se adentra en la oscuridad de su pueblo en busca de su hermana y su perro desaparecidos. Pese a lo reacia que soy ante estos juegos, y con algún que otro susto de por medio, Yomawari ha conseguido enamorarme. Y es que, muchas veces, las grandes historias se esconden en juegos pequeños.

Ficha técnica y valoración

Título original:夜廻
Compañía:Nippon Ichi SoftwarePlataforma:PlayStation Vita, PC
Fecha de lanzamiento:29/10/2016 (EU)Género:Survival horror
Director:-Compositor:-
Duración:10 horas
Argumento
70
Gráficos
80
Jugabilidad
70
Música
83
Total
78

Yomawari nos pone en la piel de una niña de unos seis años que pierde a su perro tras un desafortunado accidente. Sin saber qué hacer, la niña vuelve a casa correa en mano y le cuenta a su hermana mayor lo ocurrido, que decide salir en busca de Poro -el perro-. Con el paso de las horas y viendo que su hermana no vuelve, nuestra pequeña protagonista decide salir y buscarlos ella misma equipada únicamente con una linterna -y su adorable mochila en forma de conejo-. Pero es de noche. Y durante la noche la ciudad no es lo que parece.

Tras un pequeño tutorial en el que se nos explican las simples mecánicas del juego, empezamos a movernos por la ciudad acompañados de un silencio sepulcral solo roto por el cantar de un grillo. Para no ir totalmente a ciegas, tendremos un mapa al que podremos acceder en cualquier momento y que nos indicará hacia donde nos tenemos que dirigir o qué tenemos que hacer. La jugabilidad de Yomawari es muy simple. Nos dedicaremos a caminar por la ciudad mientras resolvemos una serie de puzzles que nos acercará un poco más a nuestra hermana desaparecida. Solo llevaremos una linterna -que podremos apagar o encender- y algunos objetos como monedas, piedras o pescado.

Para facilitar nuestra interacción con el entorno, cuando apuntemos con la linterna a algo con lo que podamos interactuar, aparecerá un símbolo de interrogación sobre nuestra cabeza. Si nos acercamos lo suficiente al objeto en cuestión, aparecerá un símbolo de exclamación y es entonces cuando podremos cogerlo o leerlo. Es imprescindible tener la linterna encendida para poder recoger objetos, leer carteles, o simplemente escondernos en matorrales, ya que es la linterna la que nos indica con qué objetos podemos interactuar.

Nuestra protagonista también tendrá una barra de resistencia que nos limitará a la hora de correr y que nos servirá como indicador de si hay algún fantasma cerca o no. Si no hay nada a nuestro alrededor, la barra se mostrará de color blanco y se vaciará lentamente por lo que podremos correr sin parar durante más tiempo. En cambio, si hay algún fantasma en un radio cercano aunque no lo hayamos visto, la barra tornará su color a rojo, se vaciará antes y se escucharán los latidos acelerados de nuestro corazón.

Avanzar por la ciudad no es tarea fácil ya que estará llena de fantasmas muy diversos que intentarán matarnos en cuanto nos vean. ¿Y qué podremos hacer contra estos fantasmas? Pues absolutamente nada, por lo que no quedará otra que intentar que no nos vean y escondernos cuando lo hagan. Para ello contaremos con unos matorrales tras los que nos podremos esconder mientras esperamos a que los fantasmas se alejen de nosotros. Esto al principio puede parece un poco molesto acostumbrados a enfrentarnos a los enemigos con los que nos encontramos, pero pronto nos daremos cuenta de que aquí radica uno de los puntos más interesantes de Yomawari.

Habrá fantasmas de todo tipo. Algunos solo nos verán si los apuntamos con las linternas, otros se darán cuenta de nuestra presencia cuando corramos, habrá otros que aparezcan corriendo de la nada y nos lleven por delante antes de que tengamos tiempo a reaccionar, y otros, simplemente, estarán ahí para darnos un buen susto. Es sorprendente, y también un gran punto a su favor, la variedad de fantasmas que hay y los patrones que tiene cada uno, pues no todos se comportan igual. Es aquí donde radica la mayor similitud con htoL#NiQ: The Firefly Diary: el prueba y error constante mientras nos adaptamos a unos patrones que cambian con cada enemigo. Por eso, morir forma parte del juego. Morir una y otra vez mientras descubrimos qué hacer o cómo evitar a un enemigo concreto. Frustrante, muchas veces, pero sobre todo muy satisfactorio cuando conseguimos avanzar.

Caminaremos con pies de plomo durante toda la partida, atentos a todos los sonidos, moviendo la linterna continuamente para evitar sorpresas desagradables mientras nos dirigimos a nuestro destino. Y es que no somos héroes, ni somos valientes. Solamente somos una niña asustada que desea salvar a su hermana a toda costa y que poco podremos hacer contra esos monstruos que se ocultan en las sombras.

Es imposible que viendo Yomawari no me venga a la cabeza htoL#NiQ: The Firefly Diary. Ambos juegos fueron desarrollados por la parte más "indie" de Nippon Ichi Software y me esperaba que, aun siendo distintos, hubiera similitudes entre ellos. Tras algunos minutos jugando me di cuenta de que, salvando pequeños detalles, eran juegos muy dispares. A diferencia de htoL#NiQ: The Firefly Diary, que fallaba en cosas importantes como la jugabilidad, Yomawari es impecable y ejecuta a la perfección todo lo que busca. Sabe qué historia quiere contar, sabe qué quiere transmitir y se atañe a esas directrices llevándolo a cabo de manera formidable. El juego dista de ser perfecto, desde luego. A los puristas del survival horror les sabrá a poco y muchos lo tacharán de simple, pero solo hay que darse cuenta de a qué aspira el juego para entender que es exactamente lo que quiere ser, ni más ni menos.

Sin duda, lo que más destaca de Yomawari es su ambientación. La historia se sitúa en un pueblo japonés que cuenta con bosques, un campo de arroz, un colegio y hasta una fábrica, cada uno de ellos perfectamente caracterizado y cuidados hasta el más mínimo detalle. Cada zona es totalmente distinta y está habitada por diversos fantasmas que no veremos en otros sitios, con sus puzzles y sus objetos, e incluso con algún guiño al terror japonés. Su diseño bonito y desenfadado choca bastante con el género en el que se enmarca, dando como resultado una experiencia diferente y bastante gratificante. Todo esto acompañado de una música ambiental muy cuidada que nos ayudará a sumergirnos en esta larga y oscura noche.

analisis yomawari night alone 01

No me parece adecuado profundizar mucho más en lo que nos encontraremos en Yomawari pues creo que rompe parte del encanto del juego, el ir a ciegas y no saber qué te deparará, si puedes estar tranquilo o si al cruzar esa calle un fantasma -y qué fantasma- saldrá de la nada y te matará.

Yomawari: Night Alone es una experiencia, una pequeña y gran historia llena de detalles en su jugabilidad, gráficos, música y ambientación, centrado en una niña y su amor incondicional por su hermana y con el miedo propio de una niña pequeña de telón de fondo. Estamos ante un juego con una gran ejecución, que se limita a lo que quiere ofrecer y no falla, y que personalmente he disfrutado muchísimo. Es un juego que, aunque pase un poco de puntillas entre los grandes títulos, merece una oportunidad y que creo que gustará hasta a aquellos que no son muy amigos del género.

1 5

¿Te ha gustado este artículo?

Ayúdanos a escribir muchos más apoyando a koi-nya.net en Patreon.

Twittear esta página

Sobre esta franquicia

Videojuego de Nippon Ichi Software para PS Vita.

Sinopsis

Una joven chica está paseando con su perro. Sin embargo, su perro termina envuelto en un accidente a causa de un descuido de la chica y desaparece. Su hermana mayor, que la ve llegar a casa sólo con la correa, sale en busca del perro.
Como su hermana no vuelve, la chica, que se había quedado sola en casa, sale y se adentra de noche en la misteriosa ciudad, que cambia radicalmente a cómo es durante el día.

Proyectos relacionados

Por favor, avísanos si encuentras un error en esta ficha (○ゝ▽・○)ヽ




Debido al alto número de intervenciones tóxicas que infringen nuestra política de moderación, la administración de koi-nya.net ha decidido cerrar la sección de comentarios de esta entrada para evitar problemas a nuestros lectores. Del mismo modo, hacemos hincapié en que todos aquellos usuarios que ignoren nuestra política de comentarios serán baneados y que volveremos a poner en marcha esta medida en todas aquellas noticias en donde no se respire un ambiente respetuoso de debate.
más nuevo más antiguo más votado
SoraFinal99
Invitado

Vaya, al leer que te asustas con facilidad y que odias jugar con el miedo en el cuerpo, me he sentido identificado O.o
Pero me alegro de que merezca la pena, lo tengo reservado desde que se anunció para occidente ^^
Seguramente sea otro de esas pequeñas joyas que pasarán desapercibidas, pero yo al menos pienso destriparlo hasta decir basta (o hasta que me destripen a mí, con eso de que se muere tanto en el juego...)
Buen análisis!