koi-nya logo
En la industria el videojuego es muy difícil evitar las odiosas comparaciones. Cualquier título, nada más ser anunciado, queda enmarcado dentro de un género y eso evoca a anteriores lanzamientos. Podría decirse que Monster Hunter inauguró en 2004 el género de los juegos de caza o, al menos, profundizó una vertiente aún sin explotar. God Eater es la respuesta de Bandai […] 2016-09-01T20:23:27+00:00 , , , , , , , ,
Desafiamos a los dioses en la esperada vuelta de la franquicia de Bandai Namco

Análisis: God Eater 2: Rage Burst (PS4/Vita/PC)

analisis god eater 2 rage burst

En la industria el videojuego es muy difícil evitar las odiosas comparaciones. Cualquier título, nada más ser anunciado, queda enmarcado dentro de un género y eso evoca a anteriores lanzamientos. Podría decirse que Monster Hunter inauguró en 2004 el género de los juegos de caza o, al menos, profundizó una vertiente aún sin explotar.

God Eater es la respuesta de Bandai Namco al éxito de la franquicia de Capcom y ofrece una visión distinta de este género, centrándose más en la acción más pura para dejar más de lado otros aspectos, en teoría, "secundarios". Para diferenciarse aún más de otros títulos, también cobra especial relevancia la trama que envuelve al juego, involucrando un  grupo de protagonistas dispuestos a sacrificar todo para salvar un mundo post-apocalítpico arrasado por los Aragami, el castigo de los dioses. Sin embargo, los deseos ocultos del ser humano desembocarán en inesperados acontecimientos.

Ficha técnica y valoración

Título original:ゴッドイーター2 レイジバースト
Compañía:Bandai NamcoPlataforma:PlayStation 4/ PlayStation Vita/ PC
Fecha de lanzamiento:30/08/2016Género:Caza
Director:-Compositor:-
Duración:+70 horas
Argumento
75
Gráficos
60
Jugabilidad
75
Música
85
Total
75

La historia de God Eater 2: Rage Burst juega en la habitual liga japonesa de personajes estereotipados, afectados por traumas, y nuestra misión como vicecapitán de la unidad Sangre será profundizar en sus problemas y ayudarles a crecer, tanto como personas como dentro del campo de batalla. Estos serán nuestros primeros pasos dentro del universo de esta entrega. La trama avanza lentamente y durante las primeras 20 horas estaremos únicamente conociendo a los distintos miembros del grupo en profundidad. Nos encontraremos a casi una veintena de personajes, entenderemos sus motivaciones y veremos cómo sus acciones desembocarán en la verdadera historia principal.

El contenido de Rage Burst es simplemente abrumador, tanto a nivel de misiones principales,  como secundarias e individuales de cada personaje. Es por ello que la sensación de no avanzar en determinados puntos del juego debido a esta inmensa cantidad puede provocar más de un quebradero de cabeza a los jugadores. Los habituales al género no encontrarán en este aspecto un gran problema, pero aquellos que se inicien en juegos de esta índole si podrán sentirse algo desesperados al ver como la historia no continua y la lista de misiones se hace más y más larga. Quizá un reparto más equitativo entre escenas y misiones hubiera sacrificado algo de la duración del juego -nada corto, desde luego- para, a cambio, para otorgar más ritmo a la trama. Existen grandes momentos en su desarrollo, pero la distancia entre escena y escena puede desconectarnos a largo plazo.

Como ya comentamos, a nivel jugable, God Eater apuesta por una experiencia enfocada en su totalidad a la caza de Aragami, los monstruos del juego. Dejamos atrás las típicas misiones de recolectar materiales, pescar o capturar bichos, aquí todo el núcleo jugable se centra en localizar a los Aragami, destruir sus distintas partes, acabar con ellos y "devorarlos" con nuestras armas para recolectar sus piezas. Para ello dispondremos de una extensa variedad de armas, desde espadas largas, pasando por mazas a guadañas. El juego divide su propuesta en dos partes o fases que se suceden en los enfrentamientos, nuestros enemigos se acercarán y alejarán según su comportamiento -único según la especie- y deberemos cambiar entre los modos de nuestra God Arc para atacar desde corta distancia o desde lejos gracias a las distintas posibilidades de armas a larga distancia. La facilidad de cambiar entre armas con un sólo botón, harán de los combates un baile entre nosotros y las criaturas.

Esta es la diferenciación más importante de God Eater con respecto a otros títulos, las posibilidades que nos ofrece para dar guerra. Cada tipo ofrece una forma distinta de jugar, como podía esperarse, la guadaña es perfecta para enlazar combos y luchar tanto en tierra como en aire, mientras que las mazas son más adecuadas para realizar golpes contundentes desde tierra. Esta también llega a las armas de proyectiles, donde podremos encontrar armas más poderosas, pero limitadas por su rango de disparo, o armas con más rango de disparo sacrificando su potencia.

Quizá el principal problema de God Eater sea esa sensación de juego tosco, acostumbrados a títulos creados para esta generación, las animaciones y los movimientos, sacados de la versión original de PSP/ PlayStation Vita, no ofrezcan las sensaciones de un juego de PC o PlayStation 4 en la actual generación. No es una molestia mayor si lo jugamos en portátil o estamos acostumbrados a otros títulos del mismo corte. Sin ir más lejos, el reciente Monster Hunter Generations de Nintendo 3DS se encuentra más cuidado a estos niveles, aunque, como podía esperarse, los dos años que han pasado desde su salida pesan en la experiencia de God Eater. La cámara, por otro lado, sí resulta un incordio con el que tendremos que pelearnos para no perder de vista a nuestros enemigos o para buscar la mejor perspectiva a la hora de luchar. Si el juego basa parte de su experiencia en observar a nuestros enemigos, no puede ofrecer una cámara que, en la mayoría de situaciones, nos deja ciegos y prácticamente vendidos.

La preparación será una de las claves antes de cada misión: estudiar las debilidades de nuestros objetivos, escoger nuestras armas según sus debilidades elementales e incluso modificar nuestras balas para adaptarlas a las circunstancias serán claves. La profundidad del juego no se acaba ahí, también estarán disponibles distintos potenciadores que nos permitirán saltar más alto, fortalecer determinados movimientos o curarnos al devorar enemigos, las posibilidades son extensas y profundas. Por otro lado, cada arma contará con sus "Artes de Sangre" las cuales permitirán, con el uso de nuestra herramienta, desarrollar nuevas habilidades y movimientos. Finalmente, tenemos los vinculos entre personajes que también otorgan ciertos beneficios como un aumento de la resistencia, retener temporalmente a los enemigos u obtener resistencia extra.

Como podéis suponer, las posibilidades para personalizar a nuestro personaje son prácticamente infinitas y el límite lo pondremos nosotros y nuestras ganas de invertir tiempo en obtener las piezas de Aragami necesarias. Junto a los distintos tipos de Aragami, cada uno con sus distintas versiones según su elemento afín, encontramos una cifra superior a las cincuenta criaturas, cada una con sus movimientos característicos que tendremos que conocer para triunfar.

God eater analisis 3

God Eater 2: Rage Burst es un título con un contenido abrumador, por su número de misiones, tanto de historia como secundarias, por sus posibilidades de personalización como las distintas clases de Aragami que nos encontraremos a lo largo de las horas y horas de juego. No obstante, también es un lanzamiento con importantes carencias a nivel gráfico y, en general, por su sensación de juego enfocado a una portátil llevado a dispositivos de sobremesa, lo que provoca ciertos problemas a la hora de plantear cómo se distribuye su contenido y la forma de enfocar sus distintas propuestas: demasiadas misiones irrelevantes y un avance de su historia realmente lento.

La vuelta de God Eater a Europa y Norteamérica no destaca por encima de sus congéneres. Desde luego, es una buena alternativa de Monster Hunter o la reciente franquicia Toukiden, aunque hoy en día ofrece una experiencia algo más rebajada respecto a estos y depende de la disposición del usuario a determinadas decisiones para que acabe cuajando. Sin embargo, se puede disfrutar fácilmente de su propuesta, gracias a su buena ambientación, una banda sonora envidiable -a pesar de no contar con voces japonesas- y las intrigas que nos propone alrededor de su universo.

1 5

¿Te ha gustado este artículo?

Ayúdanos a escribir muchos más apoyando a koi-nya.net en Patreon.

(ゴッドイーター2 レイジバースト)
Twittear esta página

Sobre esta franquicia

Versión mejorada de God Eater 2 para PS Vita y PlayStation 4.

Sinopsis

Tres años después de los acontecimientos del primer juego, nos ponemos en la piel de unos miembros de Blood, una filial de Fenrir en la zona oeste de Japón.

Proyectos relacionados

Por favor, avísanos si encuentras un error en esta ficha (○ゝ▽・○)ヽ




Debido al alto número de intervenciones tóxicas que infringen nuestra política de moderación, la administración de koi-nya.net ha decidido cerrar la sección de comentarios de esta entrada para evitar problemas a nuestros lectores. Del mismo modo, hacemos hincapié en que todos aquellos usuarios que ignoren nuestra política de comentarios serán baneados y que volveremos a poner en marcha esta medida en todas aquellas noticias en donde no se respire un ambiente respetuoso de debate.
más nuevo más antiguo más votado
Majaraja
Invitado

Lo que más me impacta es que esté traducido al castellano. Casi seguro que caerá para PS4.

AlJ51
Invitado
En la parte positiva de este lanzamiento, resulta muy loable ver cada vez más títulos publicados casi al mismo tiempo que en Japón y mejor aún, traducidos al castellano. Puntos adicionales el que también sean multiplataformas (PS4 - PC). Ahora en lo negativo, no es justificable títulos para PS4 con gráficos de PSVita e incluso, generaciones anteriores. Para mi, esto demerita el propósito y capacidad de la consola y lo que invertimos en ella. Si al menos estos juegos salieron con otro precio. Es como que saliera una versión de Pac Man ahorita mismo, con sus gráficos originales y me lo vendieran como un triple AAA y que necesito una GTX1080 para moverlo (no es sarcasmo), pero esta es la situación de la que se están valiendo todos estos estudios que desarrollan para PS4. Sony debería ponerles un alto, pero… Leer más »