koi-nya logo
30 años lleva Nihon Falcom produciendo RPGs y ya más de 10 la subsaga “Trails” (Kiseki) como principal abanderada de la factoría de sueños nipona -con permiso de los Ys-, y que, hasta hace bien poco, era casi desconocida en Occidente. En Japón, hablar de Kiseki es casi hablar de sagas del renombre de Final Fantasy, Dragon Quest, Kingdom Hearts, […] 2017-01-01T16:02:58+00:00 , , , , , ,
Eiyuu Densetsu: Sen no Kiseki llega por fin a nuestra tierra y es ofrece un RPG adaptado a los nuevos tiempos y estándares del anime

Análisis: The Legend of Heroes: Trails of Cold Steel (PS3/PS Vita)

koinya-Eiyuu-Densetsu-Sen-no-Kiseki-The-Legend-of-Heroes-Trails-of-Cold-Steel-analisis

30 años lleva Nihon Falcom produciendo RPGs y ya más de 10 la subsaga “Trails” (Kiseki) como principal abanderada de la factoría de sueños nipona -con permiso de los Ys-, y que, hasta hace bien poco, era casi desconocida en Occidente. En Japón, hablar de Kiseki es casi hablar de sagas del renombre de Final Fantasy, Dragon Quest, Kingdom Hearts, Persona o Tales of y cada título sigue rompiendo las tablas de ventas y, lo que es más importante, quedándose en el recuerdo de sus jugadores. Y es que, Nihon Falcom, si algo sabe darle a sus títulos, es amor, mucho amor.

Fue en febrero cuando vine a hablaros de las muchas virtudes de esa piedra preciosa que poco a poco ha empezado a brillar en Occidente gracias a la voces de los usuarios llamada Trails in the Sky SC con su análisis y hoy vengo a hablaros de Trails of Cold Steel, el que sería el sexto juego dentro de la saga, aunque cronológicamente se sitúe a la vez que los sucesos de Trails of Zero/Azure (Zero/Ao no Kiseki) y que llegó a nuestro país el pasado mes de enero. Los hasta ahora malogrados aficionados a los Trails estamos de enhorabuena porque a falta de la salida de esos Zero/Ao, se ha confirmado recientemente también la salida de Trails in the Sky the 3rd en 2017 y de la secuela de Trails of Cold Steel, que llegará en otoño.

Esta historia comienza unos meses después del final de la historia transcurrida en Liberl en la trilogía Trails in the Sky, en la academia Thors a la que Rean Schwarzer acude como alumno siendo el seno de los futuros militares que formarán las filas del reino de Erebonia, forjado con acero y sangre como una de las mayores potencias bélicas del continente de Zemuria.

Ficha técnica y valoración

Título original:Eiyuu Densetsu: Sen no Kiseki (英雄伝説 閃の軌跡)
Compañía:Nihon FalcomPlataforma:PS3, PS Vita
Fecha de lanzamiento:26/09/2013 (JAP), 29/01/2016 (EU)Género:RPG
Director:Takayuki KusanoCompositor:Falcom Sound Team jdk
Duración:80+ horas
Argumento
88
Gráficos
78
Jugabilidad
85
Música
95
Total
86

Un renovado “Kiseki”

Antes de nada, me gustaría retomar brevemente mi discurso sobre la franquicia Trails/Kiseki de la cual ya hablé durante el análisis del Trails in the Sky SC pero, puesto que dicho análisis era de una secuela y este Trails of Cold Steel supone otro punto de inicio de la saga, he considerado conveniente revivirlo pues creo que será de utilidad para los que se hayan adentrado en ella hace poco o quieran hacerlo ahora.

Os recuerdo que la subsaga “Trails” (“Kiseki”) es a su vez el capítulo VI de la saga The Legend of Heroes (Eiyuu Densetsu), que se originó desde la franquicia Dragon Slayer, y es en la actualidad una de las dos ramas principales más activas de Nihon Falcom, una empresa nipona que lleva creando RPGs desde mucho antes del nacimiento siquiera de Final Fantasy. Si queréis echar un vistazo a la cronología de los Dragon Slayer os invito a leer el prólogo de este interesante reportaje dedicado en el blog oficial de PlayStation a la franquicia donde uno de los coordinadores de XSEED nos recuerda que en Nihon Falcom tienen experiencia en esto de hacer juegos de rol. Como dato anexo, puede que también os suene eso de “Kiseki” a otro juego de Nihon Falcom llamado Nayuta no Kiseki y del cual hicimos un análisis de importación hace no demasiado en esta web, aunque no tiene relación con los The Legend of Heroes y se trata de un juego independiente.

Como ya comenté también, hasta el momento hay siete juegos que forman parte de la subsaga “Trails” ambientada en el continente de Zemuria que, en orden cronológico, son: la trilogía Trails in the Sky (Sora no Kiseki), de los cuales los dos primeros han salido ya en inglés y hemos recomendado en nuestros análisis y el tercero saldrá en 2017 para PC, la bilogía compuesta por Trails of Zero (Zero no Kiseki) y Trails of Azure (Ao no Kiseki) que se sitúa cronológicamente después, aunque estando ambientada en el reino de Crossbell y la trilogía Trails of Cold Steel (Sen no Kiseki), la cual transcurre a la vez que los hechos en Zero/Azure pero se desarrolla en el reino de Erebonia. Aunque, a priori, las tres sagas puedan jugarse de modo “independiente”, todas están estrechamente relacionadas y personajes, sucesos y localizaciones comunes estarán a la orden del día por lo que los más sensibles a spoilers deberían, como mínimo, finalizar los dos primeros Trails in the Sky que sí han llegado a Occidente.

Aun así, hay algo que he de confesar: reconozco que Trails of Cold Steel es un punto de inicio mucho más atractivo para iniciarse en la saga debido a su apartado técnico en 3D en lugar de los clasicistas sprites 2D de anteriores juegos, a que es un comienzo de subsaga con personajes nuevos y a que entra mucho más por los ojos por lo que incluso yo se lo he recomendado a los que dudaban si jugarlo o no pero no estaban dispuestos a tener que hacer “la ruta larga” de tener que pasar por otros Trails. Y es que, si además hay algo en lo que han sabido adaptarse a la perfección con el paso de los años sin perder su esencia en Nihon Falcom es en adecuar sus juegos a las tendencias actuales de la comunidad nipona y aficionados al manganime, teniendo en el caso de Trails of Cold Steel un anime de vida estudiantil convertido en un RPG de mundo de fantasía con toques steampunk y con una historia y desarrollo de personajes realmente soberbios como anteriores Trails. Así, los jugadores más veteranos siguen teniendo su RPG de siempre pero los más nuevos se pueden adentrar en la franquicia con un juego mucho más atractivo para los amantes del anime actual.

Sin embargo, todo este mérito no es que sea de Nihon Falcom precisamente, sino que este cambio viene precedido por una franquicia de la que claramente ha bebido este Trails of Cold Steel, la rompedora Persona de Atlus que con Persona 3 y 4 ya probó a fusionar la cotidianidad de la vida de instituto japonesa con un RPG consiguiendo unos resultados impresionantes a nivel de crítica y ventas. No son pocos los juegos que han intentado replicar de manera casi descarada esta fórmula con mayor o menor éxito pero en el caso de Trails of Cold Steel, gracias a que sigue teniendo su personalidad propia como “Trails”, no se convierte en un punto negativo sino en un añadido a agradecer.

Convirtiéndose en los cimientos de una era

Aquellos que hayan jugado a la bilogía Trails in the Sky ya conocerán algunas de las virtudes de la franquicia pero, a su vez, uno de sus puntos negativos: el primer capítulo de la bilogía/trilogía siempre tiene un lento desarrollo y la historia tarda en arrancar horrores. Y con horrores me refiero a casi 90 horas de juego. Aunque hay un par de amagos de que parece que “va a despegar” la historia, no es hasta el mismísimo final cuando se ponen las cartas sobre la mesa y Trails of Cold Steel coge un ritmo frenético, ocurren multitud de impactantes revelaciones y sucesos y nos deja en pleno cliffhanger a la espera de su secuela en otoño, de manera similar a como ocurría con Trails in the Sky FC.

El motivo de esto es que a Nihon Falcom les gusta hacer sus juegos muy ricos, cuidados hasta el último detalle en cuanto a personajes y contexto del mundo se refiere y, en eso, Trails of Cold Steel no es una excepción. Contando con nuevos personajes protagonistas y desarrollando su historia en el hasta ahora poco conocido Reino de Erebonia, la trama nos pone en la piel de Rean Schwarzer (seiyuu: Koki Uchiyama/Sean Chiplock) en su recién alistamiento en la academia militar Thors situada en el idílico pueblecito de Trista. La academia significa para muchos de sus cadetes el comienzo de una nueva vida que culminará con su alistamiento en alguno de los frentes militares de Erebonia aunque tiene una peculiaridad muy especial dictada por su mismísimo fundador, el Emperador Dreichels, y es que en ella tendrán igualdad tanto los nobles como aquellos que carezcan de títulos y herencia como tal. Eso sí, ambos grupos están divididos en diferentes clases y se identifican por sus uniformes verdes (plebeyos) y blancos (nobles) pero, sin embargo, el actual equipo de directores de la academia ha decidido crear una nueva clase, la clase VII en la cual tanto nobles como plebeyos tendrán el mismo nivel y por ello todos portarán un identificativo uniforme rojo.

Rean es uno de los elegidos para esta revolucionaria clase y junto a él estarán el resto de compañeros y miembros de la party inicial del juego: Alisa (s: Yui Horie/Christine Marie Cabanos), una chica a la que se le ha metido Rean entre ceja y ceja por su primer encuentro y malentendido digno de anime harén de temporada, Elliot Craig (s: Ryoko Shiraishi/Lucien Dodge), un muchacho que se alistó en la academia por seguir el camino familiar pero cuya verdadera devoción es la música y toca el violín, Laura S Arseid (s: Mariya Ise/Marisha Ray), seguidora del camino de la espada como hija de hija del vizconde Arseid, también llamado el “Radiant Blademaster”, Machias Regnitz (s: Takuya Satou/Edward Bosco), el terco hijo del gobernador del imperio y que tiene un odio especial hacia toda la clase noble, Jusis Albarea (s: Shinnnosuke Tachibana/Benjamin Diskin), enemigo número uno de Machias por ser hijo del Duque Albarea, una de las cuatro familias de mayor poder en Erebonia, y cuya relación será siempre como la de gato y ratón, Emma Millstein (s: Saori Hayami/Rena Strober), la delegada de clase y alumna modelo que no puede no recordarnos a Hanekawa de Monogatari que es muy ducha en las artes mágicas y se preocupa siempre por los demás, Fie Clausell (s: Hisako Kanemoto/Cassandra Lee Morris), una misteriosa y joven chica con una portentosas cualidades físicas pero con muy poca motivación que se pasa el día durmiendo, y Gaius Worzel (s: Yoshimasa Hosoya/Kaiji Tang), un estudiante de intercambio que viene de las tierras del norte pero ha llegado bajo recomendación del general Zechs y que se deja llevar por lo que le guíen la diosa y los vientos.

Estos nueve alumnos tendrán la guía de la inestimable profesora Sara Valestin (s: Megumi Toyoguchi/Carrie Keranen) y aunque será la peculiar perspectiva de la profesora por su anterior vocación la que lleve a los alumnos por un camino a veces alejado de lo que otros docentes de la academia Thors opinan, su gran sentido del deber y carisma a pesar de ser una vaga y borracha de cuidado, será clave para el crecimiento de Rean y los suyos. Y es que la clase VII tendrá un currículo de lo más especial: cada mes tendrán que realizar una excursión por diferentes localizaciones de Erebonia para conocer el estado del país, las necesidades de sus gentes y formarse como futuros militares que deberán elegir un camino en el oscuro porvenir que acecha al reino. Erebonia es un país forjado a base de metalurgia, ferrocarriles y mano militar pero no está tan unificado como parecía desde Liberl y hay dos grandes fuerzas en continua presión: las Cuatro Grandes Familias que son la voz cantante en el lado de los nobles y el bando reformista liderado por el canciller de “sangre y hierro” Giliath Osborne y su fiel gobernador imperial Carl Regnitz. En medio de ellas se encuentra la familia real, siendo uno de sus hijos el bueno de Olivert (s: Takehito Koyasu/Troy Baker) quien seguirá repartiendo amor como él bien sabe hacer.

Pero la historia de Trails of Cold Steel no se reducirá a la clase VII pues, como ya he comentado, el nivel de detalle es tal que cada uno de los alumnos de la academia tendrá su propia vida y podremos verla cada día del juego si vamos a hablar con ellos en su clase o su club: veremos cómo se pelean, nos cuentan parte de su trasfondo o simplemente, su día a día y relaciones entre ellos, guardando los datos más relevantes en las fichas de personajes que podremos consultar y haciendo, sencillamente, de la academia Thors un lugar “lleno de vida” del que formaremos parte como un alumno más. Es en este punto donde Trails of Cold Steel demuestra ser un juego sobresaliente y que “no es otro intento de plagio de Persona 4 más”, algo que ya destaqué sobre los habitantes de Liberl en la bilogía Trails in the Sky. También, en el apartado de secundarios hay que destacar al pillo de Crow Armbrust (s: Takahiro Sakurai) y a la loli hiperactiva de Millium Orion (s: Kotori Koiwai), entre otros muchos personajes que brillarán por sí mismos a lo largo de las más que apasionantes 80 horas de juego que nos ofrecerá.

Una nueva generación de orbes: ARCUS

A nivel jugable, puesto que estamos ante un título en completo 3D, el sistema de combate de anteriores Trails ha sufrido cierta evolución necesaria sin perder la esencia de los combates por turnos con su punto de estrategia, rango de ataque y posicionamiento adaptados al entorno 3D. A grandes rasgos, nos encontramos con unas mecánicas de juego muy similares a los dos primeros Trails donde personajes y enemigos atacan por turnos y contamos con ataques normales, artes mágicas que gastarán EP y especiales (crafts) que usarán CP, que permitirán hacer uso de S-Crafts cuando los aprendamos y pasemos la barrera de los 100 puntos. Las artes que podremos usar dependerán de los Quartz que equipemos en nuestro orbe, que en este caso, recibirán el nombre de ARCUS, un nuevo sistema experimental que se está poniendo a prueba con la clase VII aunque, a diferencia de los Trails in the Sky, los Quartz contendrán las magias directamente y no dependeremos de combinar los tipos de Quartz para conseguir combinaciones. La otra principal novedad será la existencia de un “Quartz maestro” que equiparemos en cada ARCUS y subirá de nivel, mejorando sus parámetros y obteniendo nuevas habilidades, convirtiéndose en un elemento clave para fortalecer y especializar en una materia a cada miembro de la clase VII.

El sistema ARCUS también tiene una función especial de “vincular” a los personajes como ocurría, por ejemplo, en Tales of Xillia, gracias a lo cual tendremos diferentes habilidades de apoyo de nuestro compañero en función de nuestra afinidad. Esto viene unido a otra de las novedades, la función de “desbalancear” al enemigo que nos permitirá lanzar un ataque combinado que no consumirá ningún turno junto a nuestro compañero de vínculo y que, conforme progresemos en el juego, irá siendo más poderoso hasta tener un ataque simultáneo de los cuatro personajes de la party cual Persona 4. Esos desbalanceos se producirán cuando realicemos ataques efectivos contra el enemigo siguiendo los cuatro atributos de cada arma (corte, estocada, perforado, golpe) y serán otro elemento a tener en cuenta para realizar nuestras estrategias de combate junto a la fuerza de los mismos y el rango de ataque.

Todo esto hace que tengamos un nutrido grupo de personajes con diferentes roles básicos pero bastante customizables y, aunque tendremos los miembros definidos en la mayor parte de las excursiones de la academia Thors, seremos en última instancia nosotros los que acabemos formando y configurando nuestro grupo ideal. A nivel jugable, Trails of Cold Steel cuenta con una dificultad bastante ajustada y, salvo alguna excepción, los combates contra bosses no resultarán una barrera inquebrantable, aunque esto también dependerá del tiempo invertido en el desarrollo, exploración y completar misiones secundarias. Hablando de misiones secundarias, al igual que ocurría con la guild de los Bracer pero ahora como ayudante del Consejo de Estudiantes, tendremos numerosas misiones que cumplir de entre las cuales algunas serán opcionales y otras tantas deberemos desbloquearlas al realizar acciones en el juego. En general, hay variedad en ellas pero lo cierto es que cansarán a más de uno por la sensación de que no estamos avanzando en realidad nada.

Pero, no todo serán misiones y combates, puesto que en nuestros “días libres” de clase también nos dedicaremos a fortalecer los vínculos con otros miembros del grupo mediante los eventos de Social Link “Bonding” y tendremos que elegir bien pues de esta decisión dependerá también con quién podremos compartir un momento más íntimo al final del juego e incluso repercutirá en algunas escenas de Trails of Cold Steel II. También habrá algunos minijuegos puntuales como el clásico de pescar, algunos durante el festival estudiantil y un juego de cartas llamado Blade que será nuestro mayor entretenimiento en los viajes de tren por Erebonia pero que creo que podría haber dado más de sí porque, ganes o pierdas, la experiencia con tu contrincante te la llevas igual.

Como guinda al pastel en su frenética recta final, Trails of Cold Steel nos tiene guardada una suculenta sorpresa, aunque no hablaré de ella para no desvelar el secreto pero supuso tal enorme subidón que recomiendo a que todo el mundo llegue al final sólo para poder experimentarlo con el mando entre las manos.

La hora del despertar

No es nuevo entre los aficionados o simplemente conocedores de la factoría de Nihon Falcom que el apartado técnico nunca ha sido su fuerte. Aunque llevan desde los 80 en esto de crear RPGs, su talón de Aquiles siempre reside en el engine gráfico que, a pesar de seguir evolucionando con los años, no puede competir con titanes de la talla de Square Enix, tri-Ace o Monolith Soft. Pese a todo, no hay duda de que Trails of Cold Steel supone un avance importante dentro de la franquicia The Legend of Heroes de Falcom pues es el primer juego completamente en 3D y rompe con el esquema básico de entornos 3D con sprites 2D que se llevaba utilizando en los cinco capítulos anteriores de la saga Trails. Esto hace que sea mucho más llamativo de cara a los jugadores más casuales y pueda atraer a nuevo público, aunque para ello ha tenido que salir en PlayStation 3 y PS Vita (recordemos que en Occidente, la plataforma preferida por los jugadores de los Trails es hasta ahora Steam). Ambas versiones son en base el mismo juego pero cuentan con una resolución y, sobre todo, unos tiempos de carga, diferentes.

He tenido el placer de jugar a ambas versiones gracias a la maravillosa función de Cross Save y aunque es preferible la versión de PS3 por su mayor resolución y menores tiempos de carga, lo cierto es que es aquí donde se aprecia más que estamos ante un juego con un apartado técnico mediocre pues en PS Vita los modelados 3D, texturas, escenarios y animaciones toscas pasan más desapercibidas por lo que es difícil hacer una valoración de “qué versión es mejor” y creo que en estos casos dependerá de cuál se adecua a las necesidades del jugador. Sea como fuere, aunque tenga este look un poco anticuado, los escenarios y personajes de Trails of Cold Steel son muy bonitos: los juegos de Nihon Falcom siempre han destacado por su buen hacer en el apartado artístico y la academia Thors y el resto de escenarios que visitaremos estarán llenos de vida en nuestra consola de Sony. Los tiempos de carga serán uno de nuestros mayores enemigos y en PS Vita llegaremos a ser testigos de ralentizaciones incluso en varias ocasiones, aunque en combate en general no influirá y tendremos multitud de efectos visuales y dinámicos combates por turnos sin afectar nuestra experiencia de juego.

El amor de Nihon Falcom también estará presente en los diseños de personajes y todo el apartado 2D pues todos los miembros de la academia Thors contarán con su propio diseño y, aunque habrá reciclaje de NPCs, nunca será tan exagerado como en un Tales of, por ejemplo, teniendo la mayoría de personajes secundarios rasgos lo suficientemente identificativos como para saber que son ellos. En cuanto a escenarios y localizaciones, Legram y su castillo se llevan la palma en mi palmarés personal sólo superados por la impresionante mazmorra final, cuyo única pega es el horrible efecto de popping del cual adolece el juego en general.

Alcanzando al mañana

El apartado gráfico no suele ser el mayor punto fuerte de los juegos de Nihon Falcom pero hay otro en el que sí sobresalen sin alguna duda: su música. Los dos anteriores Trails/Kiseki que reseñamos en koi-nya ya se llevaron una puntuación digna de su glorioso nivel y Sen no Kiseki/Trails of Cold Steel no es ninguna excepción. Y es que en el Falcom Sound Team jdk se han marcado una impresionante banda sonora de nuevo con pegadizos temas de mazmorras, entrañables temas para localizaciones y el día a día, preciosos temas ambientales y apoteósicos temas de combate con ritmos muy diferentes entre sí que hacen en conjunto un trabajo sobresaliente esta banda sonora de 4 CDs con 97 temas en su haber que se complementan con un CD de arreglos con 11 temas, el Super Arrange Version del juego. Son muchos los temas que podría destacar porque aún siguen grabados en mi recuerdo como Refreshing morning, The sound of rainfall in the academy, Lonely journey, The night sky on that day, el precioso tema de la ciudad de Legram, Investigation, Path of Spirits, Into the abyss o Castle of the Saint como temas ambientales destacados o de mazmorras sin olvidar Tie a Link or ARCUS!, Don’t be defeated by a friend, Eliminate crisis!, Atrocious Raid, Belief, Machinery Attack, To become the foundation of an era, Exceed!, o mi tema favorito de toda la banda sonora, el genial To grasp tomorrow además de los temas de combate final Awakening power y The decisive collision como temas de batalla y mazmorra mucho más movidos y que podría oír durante horas y horas sin cansarme jamás. Estamos ante una banda sonora simplemente antológica e incluso independientemente del juego ya es una recomendación para los amantes de la buena música de los RPG.

A esto hay que añadirle los temas de apertura y cierre cantados por Kanako Kotera, Ashita he no kodoku y I miss you, aunque se echan en falta algunos más cuando llega el festival estudiantil y vemos a los personajes moverse sin que suenen canciones vocales, algo que remediaron en Falcom con Tokyo Xanadu.

Sin embargo, el apartado sonoro no puede ser de diez porque XSEED y NISA nos han traído un JRPG, una vez más, sin selector de voces en japonés y con un doblaje en inglés con muchos altibajos. Tampoco diré que es espantoso y algunos de los miembros del casting son elecciones más que acertadas pero estoy seguro de que en la versión original todos los personajes brillaban mucho más sólo viendo los seiyuus de renombre que participaron en él. Eso sí, sólo una parte de este primer Trails of Cold Steel está doblada y en otras partes los personajes hablarán pero Rean no, algo que queda un poco extraño de cara al jugador.

Un camino lleno de vicisitudes para madurar

Trails of Cold Steel nos cuenta la historia de la clase VII y la evolución de sus miembros liderados por Rean de cara “a lo que está por venir” haciendo de esta primera parte un claro prólogo al igual que lo fue Trails FC pero sentando las bases de la secuela que llegará en otoño a nuestra tierra. Es cierto que será excesivamente lento para algunos hasta que al final nos ofrezca lo que tantas horas esperamos pero creo que merece una oportunidad por todo el cariño que tiene y lo divertido que resulta de jugar. Si nos olvidamos de que tenemos un “Trails” entre manos y sabemos lo que deparará (mucho más adelante) e intentamos disfrutar de la cotidianidad de la academia Thors, la infinidad de misiones secundarias, los eventos de Bonding con miembros del grupo y cada una de las excursiones por regiones de Erebonia, el final no será sino un plus a modo de epílogo que une la historia con la segunda parte pues, en realidad, todo esto ocurre además después de la mazmorra final.

El título cuenta además con el cariño especial de Nihon Falcom, expertos en esto de fabricar RPGs y se nota en que toma elementos de juegos como Persona que combinan la exploración con elementos sociales, de vida cotidiana y de desarrollo de personajes junto con muchas misiones secundarias por lo que garantiza más de 80 horas de juego muy divertidas y con un impresionante final que nos dejará con muchas ganas de su secuela. Aunque es altamente recomendable jugar por lo menos antes a los Trails in the Sky que han llegado a Occidente, puesto que es bastante más llamativo que los anteriores, puede ser un buen punto de inicio en la franquicia para los que no le den tanta importancia a pequeños spoilers de anteriores juegos y aunque su pobre apartado técnico para la generación actual no sea su mayor punto positivo, su divertido y dinámico sistema de combate unido a una banda sonora antológica lo hacen un imprescindible para todo poseedor de una PlayStation 3 y una PS Vita amante de los RPG de corte japonés.

Ahora sólo nos queda esperar a que llegue el anhelado Trails of Cold Steel II/Sen no Kiseki II este otoño a nuestra tierra y mientras tanto es un momento ideal para intentar jugar a anteriores juegos de la saga porque se avecina una buena en el segundo juego de lo que será una nueva trilogía cuyo desenlace ya preparan en Japón. Hasta entonces, rememoremos los buenos momentos de las clase VII y preparémonos para lo que está por llegar pues ha llegado la hora del despertar.

1 5

¿Te ha gustado este artículo?

Ayúdanos a escribir muchos más apoyando a koi-nya.net en Patreon.

Twittear esta página

Sobre esta franquicia

Primer juego de la saga Eiyuu Densetsu (The Legend of Heroes) de Nihon Falcom en HD para PlayStation 3 y PS Vita. La primera parte de la trilogía Sen no Kiseki centra su atención en el Imperio de Erebonia, y sus hechos transcurren de forma paralela a los eventos narrados en Zero no Kiseki (Trails of Zero) y Ao no Kiseki (Trails of Azure).

Sinopsis

Rean Schwarzer se ha alistado en la academia militar Thors, en la cual se reúnen muchos de los futuros cadetes del ejército del Imperio de Erebonia. Aunque en la academia, al igual que en todo el país, hay un claramente diferenciado sistema de clases, en la clase 7 (a la cual se ha asignado a Rean), tanto nobles como plebeyos gozan del mismo estatus. Nueve son los alumnos que forman parte de esta clase especial, los cuales serán los primeros en poder usar el nuevo sistema experimental de orbes llamado ARCUS. Aunque al principio tendrán más de una diferencia entre ellos, deberán aprender a colaborar para hacer uso del sistema de vínculos de combate que les proporcionará ARCUS mientras descubren cada uno de los recónditos lugares que hay en este vasto imperio llamado Erebonia.

Por favor, avísanos si encuentras un error en esta ficha (○ゝ▽・○)ヽ




koi-nya.net no se hace responsable de las opiniones de sus lectores, pero se moderarán todos aquellos comentarios que resulten ofensivos o que infrinjan nuestra política editorial. Recuerda que puedes usar etiquetas HTML y bajo ningún concepto escribas spoilers sin usar la etiqueta spoiler. Por lo demás, ¡diviértete! ( ゚∀゚)ノ

Deja un comentario

avatar
más nuevo más antiguo más votado
SoraFinal99
Invitado

Me hace gracia que justo ahora estoy en la batalla final del juego (o lo que creo que es la batalla final, ya he perdido la cuenta de las veces que pensé "bien, este es el final" y el juego seguía xD) y estaba pensando cuando ibais a sacar el análisis xD
Cierto, 80 horas de juego y hasta el final no arranca la historia. Eso sí, ARRANCA. Y de que manera. Me está costando digerirlo todo de golpe.
Entre que el juego es entretenido y el último capítulo revelador, no me arrepiento de haberlo comprado, y Sen no Kiseki II será compra fija desde el día de lanzamiento.

Majaraja
Invitado
Casi completamente de acuerdo en la review, pero comento varias cositas personalmente sobre el juego y que acabará siendo un tochopost que nadie se leerá, pero al menos me quedo a gusto: En primer lugar, los gráficos. Si bien como ha dicho Clow no relucen demasiado en el sentido de número de polígonos, sí hace falta decir que el nivel de detalle de los escenarios es ACOJONANTE. Siempre me flipa entrar a un edificio, casa o ir a un mercado y ver todas las cosas modeladas con todo detalle en vez de ir a lo sencillo poner una imagen con todo nivelado y que quede super cutre. No, cada copa está creada individualmente, cada plato, cada cubierto, cada cosa. Ese nivel de detalle y de cariño por un mundo aún no lo he encontrado en otro juego. Lo siguiente son… Leer más »
Daliss
Invitado
Yo prefiero que tenga estos gráficos y que el juego sea tan divertido como es a que sea como los últimos Final Fantasy que tendrán todos los gráficos que quieras pero son un aburrimiento enorme y los diálogos muy malos con esa pseudo poesía vacía. Sin embargo éste juego me ha divertido mucho y es el jrpg de PS3 con el que mejor me lo he pasado era como ver un anime jugable por eso el desarrollo es más lento y no es épico desde el primer momento. Me he terminado los tales, ateliers, final fantasys y algunos más de PS3 y ésta saga la descubrí una semana antes de su lanzamiento (nula publicidad en occidente fue de casualidad) y me ha encantado el juego y desarrollan muy bien los personajes. Mis únicas pegas es que la música es normalita,… Leer más »
SoraFinal99
Invitado
Yagami Kyo
Invitado

Tengo que comentar esto por respeto a Clow. Gracias por jugar y hacer review de Trails in the Flash (?)

Me parece una review bien acertada, y para la gente que le gustó este juego va a alucinar con los próximos que vienen. Por algo Cold Steel es considerado uno de los peores de la saga. Porque los que quedan son muy bestias.

Asimo kotobukiya
Invitado

Yo lo acabo de adquirir no hace mucho en la tienda virtual, y pues hasta ahora me ah gustado, lo único malo que le veo es que tiene demasiados diálogos jaja, y que no se puedan poner las voces en japonés.

trackback

[…] embargo, y de esto ya hablé en mi anterior análisis, se me hace necesario volver a recordar -ahora con más hincapié aún-, el hecho de que haya […]