koi-nya logo
The Legend of Legacy siempre llamó mi atención desde su lanzamiento en Japón allá por enero de 2015 gracias a su apartado gráfico y al equipo involuccrado detrás de su desarrollo en FuRyu. Nos encontramos con un título creado por ex-trabajadores de Square Enix que participaron en juegos como Chrono Trigger, SaGa o Final Fantasy, por lo que las expectativas […] 2016-03-13T17:27:25+00:00 , , , , ,
El legado equivocado

Análisis: The Legend of Legacy (Nintendo 3DS)

the legend of legacy nintendo 3ds analisis

The Legend of Legacy siempre llamó mi atención desde su lanzamiento en Japón allá por enero de 2015 gracias a su apartado gráfico y al equipo involuccrado detrás de su desarrollo en FuRyu. Nos encontramos con un título creado por ex-trabajadores de Square Enix que participaron en juegos como Chrono Trigger, SaGa o Final Fantasy, por lo que las expectativas ya de por sí eran altas. El sabor añejo de clásico se huele desde nuestra primera impresión con el juego y, a lo largo de la aventura, encontramos un delicioso apartado artístico.

Sin duda, The Legend of Legacy es un título con un buen número de interesantes ideas, pero, por desgracia, su ejecución sólo permite ver un atisbo del potencial del juego. Esta leyenda, por desgracia, no será muy bien recordada por algunos.

Ficha técnica y valoración

Título original:The Legend of Legacy
Compañía:FuRyuPlataforma:Nintendo 3DS
Fecha de lanzamiento:05/02/2016 (EU) / 13/10/2015 (NA)Género:JRPG
Director:Masataka Matsuura Compositor:Masashi Hamauzu
Duración:+50 horas
Argumento
Gráficos
80
Jugabilidad
50
Música
80
Total
55

Me gustaría ser franco desde un principio, The Legend of Legacy es un juego rudo con el jugador. No pierde el tiempo en explicar sus mecánicas y su extrema dificultad hacen de su comienzo uno de los más complicados que he podido experimentar como jugador. La producción de FuRyu cuenta con una de sus propuestas jugables más atractivas dentro de los últimos lanzamientos en el género de los JRPG y nos encontramos ante una variedad grandes ideas que cuentan con un gran problema: su pésima ejecución.

En primer lugar, nuestros protagonistas no cuentan con niveles y, en cambio, son los movimientos los que van evolucionando y aprendiéndose según nos enfrentamos a los enemigos, según esto sucede también van aumentando nuestras propias estadísticas. Cuando usas un movimiento, existe una probabilidad de que ese movimiento suba de nivel, y también existe otra probabilidad de que aprendas una nueva habilidad -ciertas habilidades desbloquean ciertas habilidades al ser usadas. Dependiendo de la fuerza de nuestro enemigo, obtendremos ataques y movimientos con mayor asiduidad. Cada arma nos ofrecerá una variedad de ataques, mientras que las magias las aprenderemos a través de accesorios. Sin embargo, si nuestro enemigo es más débil que nosotros las probabilidades de obtener nuevas técnicas para hacernos más poderosas disminuyen. Este sistema de combate, que bebe directamente de la franquicia SaGA, no es necesariamente malo, de hecho resulta interesante, desafiante y ofrece algo distinto a lo habitual. Sin embargo, es combinado con una elección en la fórmula de juego de la que hablaremos más adelante -la huida de los combates- cuando pierde todo su atractivo.

Para más inri, el juego cuenta con una de las peores curvas de dificultad que he podido sufrir y provoca que nos encontremos atascados durante horas intentando obtener mejores habilidades.

Tanto los personajes como las propias habilidades cuentan con niveles diferenciados para tres categorías: Attack, Guard y Support. En los personajes, aumentar Attack supone mejorar su ataque, Guard su defensa y Support sus habilidades curativas y la velocidad a la que se ejecutan los movimientos. En las habilidades, influyen en el daño del movimiento, la defensa del personaje al realizar dicho movimiento, y el poder curativo, la velocidad de ejecución, y la probabilidad de activar efectos secundarios de ese movimiento, respectivamente. Por otro lado, contamos con formaciones que nos servirán para definir qué postura tomará cada personaje en el combate: ofensiva, defensiva y de soporte. Dependiendo de la categoría elegida, un personaje mejorará los niveles de dicha categoría cuando combate. Las formaciones son personalizables, y luego desbloquearemos nuevas stances que combinarán varios efectos, pero las tres básicas son estas.

Los combates también cuentan con importante nivel de estrategia dependiendo de los escenarios, estando estos regidos por: agua, fuego, viento y sombra. Para controlarlos a nuestro antojo en combate deberemos usar unos objetos especiales que nos permitirán poner a los elementos de nuestro lado, los llamados "Shard". Por ejemplo, el "Whispering Shard", afín al agua, nos permite erigir una barrera acuática para debilitar los ataques enemigos. Además, cada escenario contará con una serie de elementos que nos permitirán modificar el elemento afín dentro de la zona donde nos encontremos, algo clave dentro del juego. Tener a un elemento de nuestro lado sirve para ganar ciertos beneficios, y para poder ejecutar magias de dicho elemento. Lo interesante de este sistema es que los enemigos pueden tener también dichos elementos de su lado, y en más de una ocasión nos los arrebatarán en medio del proceso de lanzamiento de un hechizo, haciendo que este no termine por ejecutarse por perder dicho elemento de nuestro bando aliado. Por desgracia, el título no nos explica nada de esto y tendremos que averiguarlo nosotros mismos con el paso del tiempo, algo que puede afectar ostensiblemente a las primeras horas del título y nos provocará encontrarnos muy fuera de lugar dentro del mismo.

La exploración, por otro lado, nos recuerda a títulos como Bravely Default, donde tendremos que ir avanzando por los distintos mapas mientras descubrimos sus zonas y estas se van desvelando en la pantalla inferior de Nintendo 3DS. A diferenciar de juegos como Etrian Odyssey, donde nosotros tenemos que construir nuestro propio mapa, en este título los mapas se irán desvelando poco a poco según avancemos y podremos venderlos en las tiendas para conseguir una suculenta cantidad de dinero.

A lo largo de nuestra aventura nos encontraremos con una gran variedad de zonas que visitar y se nos propondrán diversas situaciones, por ejemplo, en el desierto tendremos que evitar a las aves que nos sobrevuelan si no queremos llevarnos una buena paliza. Y aquí reside otro de los grandes problemas de este juego: su extrema dificultad y penalización. The Legend of Legacy es un juego excesivamente difícil, superando incluso a la franquicia Etrian Odyssey -los títulos desarrollados por Atlus son difíciles, pero no injustos-.

En muchas ocasiones nos encontraremos ante enemigos imposibles de derrotar y tendremos que huir antes de llevarnos una paliza. ¿El problema? Al escapar de un combate el juego nos llevará al principio de la zona - a la entrada-, no importa si estamos en el último mapa de la zona o hemos llegado a un área secreta, FuRyu ha decido, de manera inexplicable, crear un juego complejo a nivel de mecánicas, sin explicaciones básicas y, encima, toma una decisión terrible a nivel de diseño que obliga a los jugadores a empezar desde el principio si se encuentran ante un rival superior a ellos. Y esto es precisamente lo que hace que el sistema de combate pierda su chicha y se desmorone gran parte de la fórmula de juego. Cuando exploramos una zona, llega un momento en que luchar contra los enemigos normales es irrelevante porque estaremos tan por encima de ellos -al aumentar niveles y desbloquear movimientos con los subjefes y jefes del área- que no sacaremos absolutamente ningún provecho del combate. En otros RPGs, esto suele traducirse en oportunidades de farmeo, pero aquí no, aquí no nos servirá prácticamente de nada porque no existe experiencia como tal. El gran inconveniente, es que si queremos escapar de uno de estos enfrentamientos inútiles, volveremos al principio del mapa, haciendo que el remedio sea peor que la enfermedad. La situación es que al final, el juego nos obligará continuamente a disputar batallas en las que no queremos participar solo por el hecho de evitar así el tener que empezar toda la zona desde principio.

Por otro lado, la historia es prácticamente inexistente después de su primera hora y hasta que llegamos al final de la historia de cada personaje. El comienzo para todos ellos es casi calcado y la única variación importante reside al final del juego, pero para verlos todos tendremos que acabarlo con cada uno de los siete protagonistas -unas 40 horas por cabeza-. Básicamente, la historia transcurre en la misteriosa isla de Avalon, la meca para los aventureros, donde nuestros siete héroes deberán investigarla para descubrir aquello que anhelan -Por ejemplo, Meurs busca conocer los secretos de los "elementales" y Bianca desea recuperar su memoria- y desentrañar los secretos de una civilización anterior a la actual. En sí esto no es algo de carácter negativo, puesto que estamos hablando de un juego enfocado al 'mazmorreo' que antepone su dimensión jugable a la argumental. Lo que ocurre es que esto solo funciona bien cuando la jugabilidad de un título es tan sólida y gratificante como para que el jugador no necesite una historia para disfrutarlo. Este no es el caso, y los jugadores que no terminen de encontrarse cómodos con el sistema de juego, no tendrán nada en lo que apoyarse para seguir avanzando, como puede ser una trama.

Cada personaje puede ser moldeado prácticamente a nuestro antojo mediante las armas que les coloquemos, ya que como hemos comentado antes, estas les ofrecerán sus habilidades e irán evolucionando según su uso. El equipo que se nos propone en un principio debería bastar para entrar en el juego, en nuestro caso fue: Meurs como personaje más ofensivo, Bianca como apoyo y la gran Garnet con su vital escudo que nos salvará de muertes irremediables.

Realmente es una pena que The Legend of Legacy falle en la aplicación de sus ideas. Su ambientación es excelente tanto a nivel gráfico como sonoro, contando con ese estilo visual que nos recuerda a títulos como Bravely Default y un diseño de personajes tan atrayente para los amantes del género. Sin embargo, los fallos a nivel jugable harán que la experiencia para la mayoría de jugadores deje bastante que desear -ojo, no descartamos que los jugadores más curtidos en el género encuentren un título a tener en cuenta-, pero requiere un esfuerzo muy importante en sus primeras horas, tanto de asimilación como de investigación fuera del propio título.

Sin duda, una segunda entrega podría solucionar varios de los problemas más importantes presentes en esta entrega, pero, a día de hoy, The Legend of Legacy no deja ni un buen legado, ni un buen sabor de boca.

1 5

¿Te ha gustado este artículo?

Ayúdanos a escribir muchos más apoyando a koi-nya.net en Patreon.

(レジェンド オブ レガシー)
Twittear esta página

Sobre esta franquicia

RPG de FuRyu en colaboración con la V Jump para Nintendo 3DS.

Sinopsis

La historia transcurre en la misteriosa isla de Avalon, la meca para los aventureros, donde nuestros siete héroes deberán investigarla para descubrir aquello que anhelan y desentrañar los secretos de una civilización anterior a la actual.

Proyectos relacionados

Por favor, avísanos si encuentras un error en esta ficha (○ゝ▽・○)ヽ




Debido al alto número de intervenciones tóxicas que infringen nuestra política de moderación, la administración de koi-nya.net ha decidido cerrar la sección de comentarios de esta entrada para evitar problemas a nuestros lectores. Del mismo modo, hacemos hincapié en que todos aquellos usuarios que ignoren nuestra política de comentarios serán baneados y que volveremos a poner en marcha esta medida en todas aquellas noticias en donde no se respire un ambiente respetuoso de debate.
más nuevo más antiguo más votado
SoraFinal99
Invitado

¿Tan mala es la historia que no le dais nota en Argumento?
Eso es pasarse un poco...

Jose Álamo/Jose_Strife
Invitado

No es mala, simplemente es una historia inexistente. En la primera hora el rey te dice que investigues los secretos de la isla y ahí se acaba la historia hasta el final.

No tiene nota porque no creemos que sea un apartado para valorar.