koi-nya logo
Hace una semana que comenzó el E3, hemos tenido ya tiempo para digerir lo que ha dado de sí la feria más importante a nivel mundial en la industria de los videojuegos. Toda clase de anuncios se han dado a lo largo de los tres días de evento, grandes sorpresas y decepciones (que nunca son bien recibidas). Tras esos días […] 2015-06-22T13:01:12+00:00 , ,
Nuestras impresiones sobre un evento que será recordado

Opinión E3 2015: Las sensaciones de la feria en mitad de la calma

koi-nya-impresiones-E3-2015_header

Hace una semana que comenzó el E3, hemos tenido ya tiempo para digerir lo que ha dado de sí la feria más importante a nivel mundial en la industria de los videojuegos. Toda clase de anuncios se han dado a lo largo de los tres días de evento, grandes sorpresas y decepciones (que nunca son bien recibidas). Tras esos días para la calma, la reflexión y la maduración, os traemos nuestras impresiones sobre el E3 2015. Un evento para la historia, un evento para ser recordado y contado cuando vengan los malos E3. Cuando lleguen esos días, que llegarán, echaremos la vista atrás y diremos: "ojalá un E3 como el de 2015".

Allé van nuestras impresiones. Disfrutad con ellas.

“Un E3 para la historia sin el protagonista merecido”

koi-nya-Impresiones-E3-2015_josestrife

Este E3 ha entrado de lleno en el libro de los eventos para la historia. Tenemos grandes anuncios, juegos inesperados y agradables sorpresas. Pero, a quien no hemos tenido en este E3 2015, y quién sabe si lo tendremos en otro evento de esta magnitud, es a Hideo Kojima, creador de la franquicia Metal Gear Solid. Todos conocemos los problemas dentro del seno de Konami, los rumores sobre el maltrato recibido por Kojima y su equipo de desarrollo, Kojima Productions. Faltan menos de tres meses para el lanzamiento de la entrega más ambiciosa de la historia de Metal Gear, Metal Gear Solid V: The Phatom Pain, y Hideo Kojima está desaparecido. Merecía, por su recorrido y esfuerzo a lo largo de estos años, estar en una de las grandes conferencias del evento, como el año pasado en la de Microsoft.  Merecía ser aplaudido por el público, recibir ese cariño que seguro necesita. La despedida de un genio antes de lanzar su obra magna.

¿Qué hemos recibido por parte de Konami? Un tráiler, al menos realizado por Kojima, de seis minutos y un vídeo con 40 minutos de gameplay, gracias a IGN, que ha arrancado aplausos en los sofás de todos los conocedores de la obra de Hideo. Esta no era la forma de presentar uno de los juegos más esperados para este año, el cierre de una franquicia histórica para el mundo de los videojuegos. No sabemos qué hará Hideo Kojima una vez finalice su relación contractual con Konami. ¿Seguir desarrollando videojuegos en otra empresa? ¿Dedicarse al mundo del cine? Son incógnitas que sólo conoce el genio japonés. Pero el desprecio con el que su empresa, esa a la que le ha dado la mayor parte de su vida, ha tratado sus últimas horas de trabajo será un capítulo dentro de las páginas más "amargas" de la historia de esta industria.

Podría hablar sobre el sólido y variado catálogo de Square Enix, del miedo que me produce ver a Platinum Games en tanto proyecto, del mal planificado Direct de Nintendo, de la correcta presentación de Microsoft. Muchos recordarán esta feria como el E3 de Final Fantasy VII Remake, The Last Guardian y Shenmue III. No, este era otro E3. El E3 2015 de Hideo Kojima, el evento de Kojima en el que no estuvo Kojima.

“Aplausos a Sony solo ensombrecidos por los abucheos a Nintendo”

koi-nya-Impresiones-E3-2015_syphire

Una de mis fechas favoritas del año es, sin duda, el E3, la gran fiesta de los videojuegos que se celebra en Los Ángeles todos los años. Palomitas, bolsas de patatas y mucha coca-cola me acompañan a lo largo de los días que dura el evento para disfrutar de las conferencias y redactar las noticias de los anuncios nipones. Al final, cuando el E3 termina solo puedo pensar: "Qué divertido ha sido, cuántos buenos anuncios y cuánto hemos trabajado". Pero este año, a diferencia de los anteriores, se ha producido un duelo tan cruel y en el que hay tanta diferencia entre ganador y perdedor que no he podido evitar quedarme con este sabor amargo. Sí, Nintendo, este año me has fallado.

El Digital Event que lleva celebrando Nintendo en el E3 desde hace unos años es una de las conferencias más esperadas y de las que más expectación generan. Pero este año ya sabíamos de antemano que The Legend of Zelda para Wii U no estaría así que, ¿qué tendría pensado la gran N para sorprendernos? ¿Quizá mostrar un nuevo y maravilloso Star Fox? ¿Un nuevo Mario Galaxy para celebrar el 30 aniversario de Mario? ¿Quizá Golden Sun 4? Nintendo sabía de sobra con qué productos podía ganarse a la gente, otra vez, pero decidió hacer caso omiso y hacer lo único que sabe hacer bien últimamente: vender amiibos y llenarse los bolsillos. La conferencia fue decepción tras decepción. Star Fox Zero, que se anunció nada más empezar, fue uno de los pocos juegos que se salvó y aun así sus pobres gráficos fueron objeto de muchas críticas. Y no es para menos. Por mucho que algunos se empeñen en repetir que los gráficos no importan tanto, me parece una falta de respeto a tus usuarios querer venderles un juego de una de las franquicias estrella con gráficos de hace 10 años, porque seamos sinceros, a todos se nos pasó por la cabeza que esos gráficos eran de GameCube. Ni siquiera el anuncio de The Legend of Zelda: Tri Force Heroes (cojo A Link Between Worlds, le pongo multijugador, le cambio la historia y voilà), ni la confirmación de Hyrule Warriors Legends (¿acaso era necesario?) me han subido el ánimo un poco. Lo único destacable ha sido la fecha de Xenoblade Chronicles X y saber que no se han olvidado de Yo-kai Watch para Occidente. Bueno, y las marionetas. Las marionetas fueron lo mejor.

Es cierto que los Digital Event de Nintendo están enfocados de otra manera, ya que mientras el resto de compañías hacen anuncios de juegos tanto a corto como a largo plazo (de algunos juegos solo se muestran tráileres en el E3 de cada año, prácticamente), Nintendo se enfoca en los títulos a corto plazo, y si le apetece soltar un bombazo en un Nintendo Direct unos meses antes, lo hace y llega con las manos vacías al E3. Pero esto no es excusa. Nintendo lleva ya una temporada centrándose en sus queridos amiibo que tanto oro les hace ganar y dejando de lado sus juegos para Wii U (¿estarán centrándose en NX?). ¡Pero si hasta han anunciado una colaboración de sus amiibo con los Skylanders!

Nintendo-Amiibo-E3

Por suerte, Sony este año ha sido exactamente lo contrario de Nintendo. The Last Guardian, Final Fantasy VII Remake y Shenmue III son las palabras mayores de esta conferencia. Sony llegó para dar su mejor conferencia en años, y así lo hizo, cumpliendo los sueños de todos esos fans que llevaban años pidiendo esos juegos que muchos daban por imposibles. Por si esto fuera poco, el anuncio de Horizon: Zero Dawn y los nuevos gameplays de Uncharted 4 y No Man’s Sky consiguieron que la sala estallara en aún más aplausos. Pero en el fondo, no hacía falta mostrar más. Sony lo había conseguido, había ganado, había logrado logrado convertir todo ese hype en juegos tangibles, había conseguido que todos quisieran comprarse sus juegos. Se habían ganado a los jugadores. Porque si algo está haciendo bien Sony es aplicarse su lema al pie de la letra y dar exactamente lo que se espera de ellos. Nunca una frase cobró tanto sentido y fue un reflejo tan fiel de la realidad. Todo esto es para vosotros, jugadores.

Sony recibiendo vítores y aplausos, sus acciones subiendo como la espuma. Nintendo recibiendo abucheos, críticas y rechazo, y sus acciones yendo río abajo. Sony y Nintendo, rivales indiscutibles. El yin y el yang, el blanco y el negro, la noche y el día, las dos caras de la moneda. Sólo hay que levantar la vista para ver quién ha ganado este duelo de titanes. Y aunque hemos visto a Square-Enix renacer de sus cenizas y a Microsoft mantener y mejorar su línea, esta batalla ha acaparado todas las miradas. Y esta vez, por mucho que me duela, Nintendo ha perdido, y por goleada.

“Una feria ambivalente”

koi-nya-Impresiones-E3-2015_hyrule

Además del torrente de filtraciones, este E3 será recordado por ese juego de luces y sombras que nos ha mostrado tanto la gloria de unos como la mediocridad de otros, en un claro reflejo del camino que está llevando la industria y lo que nos depara en el futuro más inmediato. Creo que esta semana, más que nunca, hemos sido testigos de quiénes están atendiendo realmente las necesidades de los jugadores y quiénes siguen sin entender nada, y que pronto veremos las consecuencias de ambos caminos a menos que el rumbo cambie de manera drástica. Haciendo un rápido repaso por las presentaciones de las principales compañías, dejo mis impresiones al respecto:

Por un lado, Microsoft ha realizado una conferencia bastante correcta en la que han presentado muchos títulos potentes pero sin apenas sorpresas, un error que lleva repitiendo años y años pero que sus seguidores terminan perdonando por los juegos que prometen. Entre lo anunciado destacaría ReCore, una nueva apuesta de Keiji Inafune cuyo concepto parece interesante pero que habrá que ver cómo funciona de verdad y no en un tráiler de animación CG. También el esperado regreso de Rare, que se deja de Kinects y de milongas para hacer un juego como Dios manda, aunque parece mucho menos inspirado de lo que debería. En cualquier caso, parece que la americana ha sabido contentar a su público con las franquicias de siempre y eso ya es más de lo que algunos pueden decir.

ReCore anunciado para Xbox One, desarrollado en colaboración con los creadores de Metroid Prime y Keiji Inafune

Sony, por su parte, es la ganadora indiscutible en la feria de este año. No le ha bastado con mostrar grandes juegos como Horizon: Zero Dawn, No Man's Sky (¡Me ha sorprendido muy gratamente!) o Street Fighter V, sino que en una de las mejores conferencias que han tenido lugar a lo largo de 20 años de feria, cumplieron los sueños de muchos presentando la santísima trinidad de los juegos imposibles: The Last Guardian, Final Fantasy VII Remake y Shenmue III hicieron acto de presencia consiguiendo que el público, dentro y fuera de la sala, estallara en vítores y aplausos antes incluso de ver los consiguientes vídeos de presentación. No puedo más que alegrarme infinitamente por todos aquellos que llevan tantos años pidiendo estos títulos y que van a poder jugarlos por fin. Sony ha dado una clase magistral sobre cómo crear expectación para ganarse al colectivo gamer y creo que las demás empresas deberían tomar nota para próximos eventos.

Por último, Nintendo ha vuelto a las andadas y ha ofrecido una de las presentaciones más bochornosas que recuerdo en la historia de la feria. Los de Kioto llevan años bastante descolocados en el mercado y apenas se han salvado con un puñado de juegos, eso sí, de grandísima calidad. Sin embargo, da la impresión de que han decidido tirar todo ese esfuerzo por el retrete y reírse de su público con una serie de proyectos a cada cual más lamentable y que, ahora mismo, les ha convertido en el hazmerreír entre los aficionados al medio. Ni siquiera los títulos más potables como Star Fox Zero, The Legend of Zelda: Tri Force Heroes o Mario & Luigi: Paper Jam parecen a la altura de lo que se esperaría de sus respectivas franquicias.

El resto de las compañías se han quedado completamente estancadas en ofrecer los mismos productos de siempre. Dejando de lado algunas propuestas por las que no siento mucho interés como Fallout 4 o Doom, no veo ninguna diferencia con lo presentado el año anterior y eso me preocupa bastante, aunque es triste decir que se trata de una tendencia que ya lleva tiempo decepcionándome. Paradójicamente, es Square-Enix, de la que esperaba más bien poco, la que más me ha sorprendido en este grupo: el cambio de directiva empieza a notarse y ha sabido ofrecer un poco de todo combinando los anuncios más esperados con las novedades más inesperadas como ese nuevo NieR (¡en colaboración con Platinum Games, nada menos!) o el dichoso Project Setsuna del que poco sabemos todavía. Espero que sigan por este camino y que logren redimirse por el cuestionable trabajo que han hecho con sus juegos en los últimos años, pues no en vano siguen siendo el recuerdo de la mejor empresa de rol japonés en el mundo de los videojuegos.

NieR_mainart_1434486514

En conclusión, creo que Sony ha sabido desmarcarse por completo de su mayor competidora y a día de hoy se convierte en la opción más rentable a la hora de adquirir una consola de sobremesa: a mí, desde luego, me han convencido para hacerme con una. La variedad y calidad de los juegos que tiene y que están por llegar (te estoy mirando a ti, Persona 5) garantiza un catálogo todoterreno que incluirá la mayor parte de las obras maestras de esta generación, algo que, todo sea dicho, debería aplicar también a su pobre portátil, que tiene cada vez más olvidada. Microsoft, por su parte, va a tener que espabilar porque la gente no puede seguir viviendo solo de shooters y de aventuras con más cinemáticas que acción real; es hora de piense en hacerse con exclusividades más jugosas y en recuperar las "japonesadas" para encandilar a otros públicos que no sean el americano.

Nintendo, por desgracia, ya no tiene remedio. En el párrafo anterior he sido muy duro con ella, pero quiero aclarar que he sido siempre un nintendero acérrimo que la ha apoyado en los buenos y en los malos momentos; sin embargo, siento que como usuario y como fan se han reído de mí esperando que les consienta una vez más una mala gestión de sus productos, y parece claro que no he sido el único que ha tenido esta reacción. Este año 2015 parecía muy prometedor y lo cierto es que tiene buenos juegos tanto para Wii U como para Nintendo 3DS, pero mirando un poco hacia delante, que es de lo que va el E3, solo veo sequía y preocupación por la muerte prematura de ambas máquinas, más la sospecha de que muchos proyectos se van a ir a la nueva NX ante el desolador panorama que se presenta ante ellas. Quizá sea hora de que tanto Iwata como Miyamoto vayan pensando en su retiro y den paso a profesionales más capaces de gestionar la generación actual, porque yo, desde luego, ya estoy cansado.

Por último, lanzo unas preguntas para su reflexión:

  • ¿No sería mejor que ciertas empresas se dedicaran a hacer películas en vez de juegos? Mover el joystick hacia delante y resolver correctamente un QTE cada cinco minutos no es lo que nadie debería buscar en un videojuego.
  • ¿Qué fue antes, el amiibo o el juego? Con ciertos títulos es difícil dar una respuesta segura.
  • ¿Cómo de desesperada estará Square-Enix para acceder por fin a realizar el remake de FF VII cuando se encuentran en medio del desarrollo de FF XV, con el que llevan ya siete años? ¿Tan mal anda la cosa?
  • ¿De qué sirve el Kickstarter de Shenmue III si Sony va a respaldar por completo la versión para PS4? ¿No será simplemente una maniobra de publicidad para que la gente? ¿O es que intentan jugárnosla como con Bloodstained?
  • ¿Qué pedirá la gente ahora que se han cumplido los sueños húmedos de todos? ¿Chrono Break? ¿El remaster de los Xenosaga? ¿En qué centramos nuestras voces?

Vuestras son las conclusiones.

“Este año se nos ha permitido seguir soñando despiertos”

koi-nya-Impresiones-E3-2015_clow

Como todos los años, confieso que miró el E3 de reojo sin tener ninguna gran esperanza al ser un jugador principalmente centrado en videojuegos nipones, los cuales normalmente están en un segundo plano en la feria de Los Ángeles. Siempre hay alguna sorpresa, por supuesto, pero las promesas y rumores que siempre sirven de prólogo al festival acaban por ser casi siempre humo y hacer pedazos mis ilusiones, por lo que mi postura suele ser fría hacia todo el hype que se mueve en torno a las fechas de las conferencias. Pero este año ha sido diferente. Por primera vez, las empresas se han guardado los buques insignia y mostrado sus mejor bazas en ese torneo anual de muestra de poderío llamado E3. Por supuesto, si tuviese que elegir a mi vencedor moral será Sony como la mayoría afirma: viejos conocidos y grandes novedades pero, sobre todo, variedad. A diferencia de Microsoft (lo mismo de siempre y que me interesa bien poco; además, ya tengo la 360, me da mucho igual ese add-on de la retrocompatibilidad) o el show de Nintendo que empezó divertido pero acabó rozando la lamentabilidad, Sony nos hizo una gala de su prometedor futuro catálogo para PlayStation 4, aunque no será hasta 2016 cuando muchos de estos bombazos empiecen a llegarnos. Y digo PlayStation 4 en concreto porque si algo creo que sí que es criticable ha sido la manera de ignorar casi deliberadamente su portátil, la PlayStation Vita. Tengo una Vita desde hace un año y creo que tiene un gran mercado, cada día que crece aún más (todo sea dicho, en parte gracias a las dobles versiones PS3-PS Vita), pero que es demonizado en Occidente y el departamento de marketing de Sony no hace nada por cambiar esto. Nintendo tampoco mostró gran cosa de Nintendo 3DS así que se confirmó que en la Next-Gen de los "espectaculares triple A", los juegos de portátil pasan a un segundísimo plano.

Final-Fantasy-VII-Remake-E3-2015

Pasando a hablar de títulos más concretos, tengo algunos sentimientos encontrados pero, no hay duda de que, LA NOTICIA con mayúsculas fue el anhelado anuncio del remake de Final Fantasy VII. Tenía la certeza de que algún día Square se atrevería aunque aplaudo como han esquivado balones hasta ahora y lo han ocultado durante todo el tiempo que lleve desarrollándose en las sombras. Final Fantasy VII me enamoró siendo mi primer RPG hace más de 15 años y por ello le tengo un cariño especial y tengo muchas esperanzas puestas en este Remake. Sé que habrá cambios, como Nomura ya apunta, pero sólo les pido que mantengan la esencia de esa historia "adulta" llena de elementos de crítica social (el daño de la civilización modernizada a la madre Tierra, el terrorismo, la prostitución, la traición, el sacrificio, etc.) y una historia llena de giros y bien desarrollada que me encandiló sin caer en centrarse únicamente la espectacularidad de los gráficos y una historia donde todo vale "si queda guay" cual Final Fantasy VII Advent Children o FFVII Dirge of Cerberus. Por mí que tarde otros 15 años en salir si tiene que tardar los pero no me gustaría que por lo costoso que es hacer un videojuego hoy día se vean recortadas esas miles de escenas de diálogo que es la que daba trasfondo a Cloud y cía, a años luz de la cual puede tener cualquier personaje de la trilogía de Final Fantasy XIII. Sea como sea, está claro que aún queda mucho para que podamos volver a disfrutar de surcar los cielos con Viento Fuerte en HD pero el saber que algún día podremos hacerlo es la noticia del E3 para mí.

Otros dos grandes desaparecidos han regresado también, como son The Last Guardian y, sobre todo, el deseado Shenmue III. Si para realizarlo van a necesitar un Kickstarter y que se oiga la voz (y la cartera) de los fans de Ryo, pues que así sea. Otra continuación muy esperada de otro juego que no he catado aún es el nuevo NieR, así que tocará ponerse al día con la saga y los Drakengard, pues otra de las grandes noticias de este E3 ha sido que la rama japonesa de Square Enix parece que quiere ponerse las pilas y recuperar eso de que eran el mayor exponente en crear RPG en la era de FFVII.

Star Ocean 5 capturas HD (8)

Esto lo corroboraron también con dos de los tráilers de su presentación, el del espectacular Kingdom Hearts III y el del esperado Star Ocean 5: Integrity and Faithlessness. Confieso que como incondicional de la saga de tri-Ace era uno de los más esperados por mí del E3 y el tráiler que pusieron me decepcionó un poco, en vez de hacer un tráiler con todas las de la ley como con FFVII o KHIII, nos pusieron gameplay de exploración y batallas diciéndonos además que está a 30fps pero trabajarán para mejorarlo. ¿Qué clase de manera es esa de vender un juego? Al menos supimos que saldrá este año en Japón, el que viene en Occidente (aunque sólo en PS4) y que habrá combates con grupos de hasta 6 personajes (o incluso más) que auguran un nuevo nivel de adrenalina en cada batalla. Aun así, pese a marcarse un E3 casi redondo, Square Enix también me rompió un poco el corazoncito (no podía faltar un poco como todo buen E3) porque su vídeo de presentación tenía el tema de Frog de Chrono Trigger y es el 20 aniversario. Hubiese estado bonito algo, ahora que 2015 es el año de la vuelta de los pesos pesados del JRPG, ¿verdad? ¿VERDAD? Pero Chrono Break seguirá en el baúl de los recuerdos por el momento hasta que algún día a Square Enix le de por volver a abrirlo, pero en este E3 ya lo han hecho bastante y nosotros que nos alegramos.

Ya fuera de Square Enix, no puedo terminar esa reflexión sobre el E3 sin hablar de lo mejor de toda la conferencia de Nintendo, que el apoteósico Xenoblade Chronicles X tenga fecha de salida en España diciembre de este año y contase con un nuevo tráiler para adelantar la epopeya sfi-ci que llega para demostrar el potencial de Wii U (no como el nuevo Starfox). También Eiyuu Densetsu: Sen no Kiseki (The Legend of Heroes: Trails of Cold Steel) contó con su primer tráiler en inglés, aunque no vino acompañado de la fecha real de salida de Trails in the Sky Second Chapter y eso da un poco de miedo. Como acérrimo “jrpgero” desde aquel mítico Final Fantasy VII, ver que 18 años después el género está más vivo que nunca y promete dar mucha guerra y hacer ruido incluso en el E3, donde los shooters y juegos de deportes siempre llevan la voz cantante,  es algo que me llena de orgullo de satisfacción. Nos queda aventura para rato, estoy seguro de que el camino hasta Midgard será largo pero, a la vez, muy divertido.

“No siempre se puede ganar”

koi-nya-Impresiones-E3-2015_ikuste

Otro E3 que se va; hasta el año que viene. Y menudo E3 el de este año, por cierto. En su primera conferencia en esta feria, Bethesda me encantó, sobre todo con Fallout 4, sin quitar mérito al resto de su artillería. Microsoft parece haber aprendido la lección y este año ha hecho los deberes: además de mimar sus franquicias propias, tiene a Keiji Inafune (creador de Mega Man) y Armature Studio (creado por antiguos miembros de Retro Studios tras Metroid Prime 3) trabajando en ReCore y ha apartado a Rare del Kinect para Sea of Thieves (y de Kinect ni se habló, así que bien). EA me aburrió bastante con sus deportes de siempre, aunque tuvo mi interés brevemente con el nuevo Need for Speed y lo poco que mostró de Mass Effect Andromeda. Ubisoft… más de lo mismo; entre un mar de “todo es igual” juegos Tom Clancy’s, me llamó la atención con For Honor. Con la conferencia de Sony tengo algunos sentimientos encontrados, pero si no lo petaron ya con The Last Guardian (¡al fin!), el remake de Final Fantasy VII por parte de Square Enix y anunciando el Kickstarter de Shenmue 3, también me atrajeron con Horizon: Zero Dawn o Firewatch (aunque escondieron a la Vita en el sótano). Saltándome un poco el orden de las conferencias, diré que Square Enix también tuvo un buen E3, con varios títulos de sus estudios occidentales, aunque mostrando algo más de Star Ocean 5: Integrity and Faithlessness y Kingdom Hearts 3, y el ya dicho remake de Final Fantasy VII poco le faltaba, hasta que soltó la bomba de un nuevo proyecto de NieR conformado por grandes nombres y Platinum Games. Sin embargo, y ya rellenando el pequeño hueco tras el salto que hice, en esta fiesta de conferencias de este E3 nos falló quien algunos menos nos esperábamos: Nintendo. No es que no anunciase nada, porque anunció juegos, pero le faltó… fuerza.

Admitamos que tras el Digital Event del pasado E3, las expectativas estaban muy altas para los de Kyoto. Y no es que arrancasen mal en esta cita. El Nintendo World Championship fue un gran espectáculo con el que empezar y en el que, además, se mostró un “nuevo juego” llamado Blast Ball (o eso creíamos) y se promocionó Super Mario Maker de la mejor manera. Por si fuera poco, los fans se volvieron locos con el Mother original en consola virtual, llamado EarthBound: Beginnings en Occidente. Y todo esto antes de que la primera conferencia, la de Bethesda, empezase. Y el Digital Event también empezó muy bien: este año Nintendo apostó por unos muppets (o guiñoles) con mucho arte para introducir las presentaciones. Y la primera fue, ¡al fin!, Star Fox Zero, de mano de Platinum Games, aunque tampoco brilló todo lo que nos gustaría. Y aquí comenzó el declive. Más sacacuartos amiibos por aquí y por allá, en colaboración con Skylanders y todo; Zelda: Tri Force Heroes, mazmorras y puzles entre tres amigos que no pinta nada mal; el ya filtrado Hyrule Warriors Legends para Nintendo 3DS; la ¿sorpresa? de que Blast Ball es parte de Metroid Prime: Federation Force, cooperativo (también tiene modo un jugador, sí) cuatro jugadores que parece un buen juego pero no el que los fans de Metroid se esperaban; sacacuartos a nivel extremo con Animal Crossing: amiibo Festival y nuevas amiibo de la franquicia; conocimos Mario Tennis: Ultra Smash; Yo-kai Watch llegando por fin a Occidente, Mario & Luigi se juntan con Paper Mario en Mario & Luigi: Paper Jam; y más información sobre Xenoblade Chronicles X, Yoshi’s Woolly World y el cambio de nombre de Mario Maker a Super Mario Maker.

Starfox-Zero-E3

Anuncios hubo, pero faltó impacto. Empecemos por el Digital Event en sí. El año pasado apostaron por Robot Chicken, este por unos muppets que recuerdan a los retratos de personajes de Star Fox 64. En sus apariciones, estos guiñoles derrochaban humor y gracia, usando memes conocidos de Nintendo. Sin embargo, mostrar unos pocos minutos de cada juego y el triple o más de tiempo para explicar detalles de juegos que llegan pronto, como Yoshi’s Woolly World o Super Mario Maker, crispa bastante (el caso de Super Mario Maker fue especialmente pesado). Y crispa porque se dejaron fuera del Digital Event otros títulos como el nuevo F-Zero Fast Racing Neo, Devil’s Third o el nuevo Project Zero/Fatal Frame, así como muchos detalles importantes de otros juegos que se dieron a lo largo del E3 en el Treehouse Live y que deberían haber estado en el evento principal. Luego viene el doloroso caso de Wii U. Era el momento de apoyar más todavía a la consola, pues en lo que resta de año salen casi todos los juegos anunciados para el sistema y no hay nada que arroje luz sobre su futuro. Por si fuera poco, decidieron dedicarle unas frases a su próxima consola, el proyecto “NX”, diciendo que habría más información en 2016. Sin embargo, la falta de nuevos títulos para WiiU y este anuncio pueden hacer pensar que Nintendo ya esté pensando en dar de lado al sistema, por desgracia. La portátil, Nintendo 3DS, recibió más amor, los nuevos juegos de Zelda, Metroid, Animal Crossing, Chibi Robo! Zip Lash, e Hyrule Warriors Legends o Yo-kai Watch ayudan a aumentar el catálogo, sin duda. Aunque el cabreo de los fans con la empresa por “jugar con sus sentimientos” al presentar este, según dicen, “subproducto” de la saga Metroid fue casi lo más sonoro de todo el evento. Tanto incluso que se empezaron a recoger firmas para pedir su cancelación y el tráiler tiene un balance de “dislikes” muy, muy alto.

Como decía antes, el año pasado Nintendo pegó el bombazo en el E3, lo que hace más notorio si cabe lo regularcilla que ha sido su actuación este año. Este evento es el momento de presumir, de hacer grandes anuncios y presentaciones, aunque sólo sea el título del juego y un concept art o aunque el juego no se vaya a ver en dos años (¡y con suerte!). Sobre todo este año, en el que la mayoría de grandes empresas han hecho un movimiento muy acertado: darle a los fans lo que pedían y anunciar grandes cosas. En este aspecto, la Gran N ha fallado como ninguna otra, dando sólo algo Mother y el controvertido Metroid Prime: Federation Force (que, insisto, no me parece un mal juego en absoluto). Sabíamos que el nuevo Zelda para WiiU no iba a estar presente en esta edición, pero aun así ha sido una demostración de poder bastante pobre la de Nintendo. ¿Que cabe la posibilidad de que Nintendo vaya a su bola y no haya querido entrar en esta “competición” del E3? Es posible. Ya sabemos que suelen mostrar juegos que no tardarán mucho en salir y que a veces, en cualquier momento del año, te hacen un Nintendo Direct en el que anuncian más juegos que en el E3. Pero eso no quita el amargo sabor de boca que nos deja a los fans su sobrio y bastante decepcionante Digital Event de este año.

¿Te ha gustado este artículo?

Ayúdanos a escribir muchos más apoyando a koi-nya.net en Patreon.




Debido al alto número de intervenciones tóxicas que infringen nuestra política de moderación, la administración de koi-nya.net ha decidido cerrar la sección de comentarios de esta entrada para evitar problemas a nuestros lectores. Del mismo modo, hacemos hincapié en que todos aquellos usuarios que ignoren nuestra política de comentarios serán baneados y que volveremos a poner en marcha esta medida en todas aquellas noticias en donde no se respire un ambiente respetuoso de debate.
más nuevo más antiguo más votado
Kafuka Asagami
Invitado

"¿Qué pedirá la gente ahora que se han cumplido los sueños húmedos de todos? ¿Chrono Break? ¿El remaster de los Xenosaga? ¿En qué centramos nuestras voces? "

Remake de Xenogears codesarrollado por Monolith Soft y S-E con todo lo que se deja entrever en el Perfect Works.

Comparado con lo anterior, hasta veo más posible ese Chrono Break en algún momento de este siglo xD

Densha
Invitado
Aunque muchos me lo nieguen, este E3 no lo he sentido tan divertido como otros años y casi todas las conferencias se podrían resumir en "anunciemos dos o tres juegos buenos para llenar con aire" (en especial las conferencias de consolas) Imagino que va de la mano a que como feria ha perdido el interés de antaño y muchas empresas se focalizan en eventos alternativos o simplemente anunciarlas por Internet (como en el caso de Nintendo) Si no fuese por el Nintendo World Championship y por Sony reviviendo franquicias muertas y con dudosas intenciones (como Shenmue III y su Kickstarter) sería un E3 del montón. Por cierto, y en vista que nadie comentó la conferencia de PC, estuvo infumable. Si creen que la de Nintendo o la de EA estuvieron malas es que no vieron la de PC, que de… Leer más »
Norenche
Invitado
Yo este año me quedé sin ver las conferencias porque estuve sin internet, así que mucho no puedo opinar de las mismas. Así mismo, tampoco me interesan ni nintendo ni microsoft puesto que no tengo ninguna consola de ellos. En cuanto a Sony, Como bien comenta Clow, ignoraron por completo la Vita, cosa que ya me esperaba porque lo llevan haciendo desde hace tiempo, aunque XSEED ya reveló previo al E3 unas cuantas jugosas traducciones: Sen no Kiseki y Senran Kagura Estival Versus entre otros. De los juegos de PS4... No me ha motivado tanto porque nunca he estado tan pendiente de The Last Guardian (aunque lo pillaré lo mas seguro), no jugué a FF7 en su momento (era una época en que comprarse juegos no era tan fácil), y tampoco jugué a Shenmue porque nunca tuve Dreamcast. Bethesda, EA… Leer más »
ReDeViL2108
Invitado

Sinceramente como el compañero Densha dice: no ha tenido fuerza.. pero en lo particular, lo que se ha llevado bombos y platillos ha sido el hecho de la retrocompatibilidad de xbox... de ahi en fuera las nuevas franquicias se me antoja jugar horizon el cual si se me antoja jugar... del resto nada interesante... ni el propio doom que al verlo me gusto mucho pero despues de un rato se me hicieron muy repetitiva las muertes...

Prime
Invitado

Error: Triforce Heroes es simplemente un sucesor espiritual de Four Swords.

Por lo demás, concuerdo en que el Remake se llevó por delante a raimundo y todo el mundo.