koi-nya logo
Animal Crossing… ¿cuántas horas pude echarle al de Wii? No sé, muchas. ¿Y lo peor? Que ahora esta droga llamada Animal Crossing vuelve para 3DS, para que puedas llevarte el vicio a cualquier lado: al tren, a casa de tus abuelos, a los salones del manga de turno, al baño… (De hecho, es muy irónico que en el juego puedas […] 2013-11-13T18:38:52+00:00 , , , ,
El vicio más grande de la historia vuelve a nuestras portátiles

Review: Animal Crossing New Leaf

Animal Crossing… ¿cuántas horas pude echarle al de Wii? No sé, muchas. ¿Y lo peor? Que ahora esta droga llamada Animal Crossing vuelve para 3DS, para que puedas llevarte el vicio a cualquier lado: al tren, a casa de tus abuelos, a los salones del manga de turno, al baño… (De hecho, es muy irónico que en el juego puedas plantar pinos mientras estás en el baño). Con más de tres millones de unidades vendidas en Japón, nos llega un nuevo episodio del particular simulador de vida real de Nintendo, Animal Crossing: New Leaf (título que hace, más que posiblemente, un juego de palabras entre hoja, leaf, y vida, life). En New Leaf nos encontramos la versión más disfrutable y variada del título que saltó a la fama en su día para GameCube y que el próximo 14 de junio aterrizará en Nintendo 3DS para arrasar en nuestro país.

Ficha técnica y valoración

Título original: とびだせどうぶつの森
Compañía: Nintendo Plataforma: Nintendo 3DS
Fecha de lanzamiento: 14 de junio Género: Simulador de vida real
Director: Isao Moro, Aya Kyogoku Compositor: Manaka Kataoka, Atsuko Asahi
Duración: Unas 700, a ojo de buen cubero
Argumento
Gráficos
80
Jugabilidad
90
Música
85
Total
88

¿Alcalde de un pueblo?

La personalización del personaje es un tanto caótica, ya que no podremos saber qué aspecto tendrá hasta que no llegue a su nuevo pueblo. Allí, nos recibirán Canela, nuestra secretaria, y todo el pueblo, compuesto de esperpénticos animales, como Gloria la gorila, el gato Zapirón o Kaimán el caimán. Lo primero de todo es que los aldeanos te acepten como su alcalde. ¿Y para eso que hay que hacer? Plantar flores, regarlas, quitar malas hierbas, donar fósiles e insectos al museo del señor Sócrates (un búho, por cierto), pescar y mil cosas más.

Vale, ¡listo! He tardado un par de días, pero la gente ya me quiere (qué fácil es ganarse el cariño de la gente, que aprendan los políticos de nuestro país). ¿Qué? ¿Que tengo que esperar unos días para que la burocracia haga su trabajo y sea alcalde de verdad? ¿Y mientras tanto qué hago? Pues nada, seguir pescando, cultivando, capturando insectos… Lo típico.

Y pasaron los días. Y Tendo y Nendo no abren el puesto de cuadros en la plaza y la tienda de plantas no tiene el hacha. Nada, habrá que esperar otro día. Y otro. Y otro. Y así por siempre. Y cuando tienes lo que necesitas, resulta que necesitas como diez veces más bayas de las que tienes. Y claro, también hay que terminar la colección del museo, conseguir las herramientas de plata y oro… ¡Y pagar la hipoteca! ¡Qué agobio! ¡No doy abasto con todo! Pero no pasa nada, porque el juego no es como España hoy en día. Puedas pagar la hipoteca cuando quieras y puedas. Tom Nook, nuestro querido prestamista a quien ya conocemos de otras entregas, no nos pondrá trabas a la hora del cobro.

Desde el ayuntamiento podemos instaurar ordenanzas y construir mejoras para nuestro pueblo, como puentes o un cuartel de policía. Podemos visitar una isla tropical, en donde conseguiremos especies únicas para la colección de nuestro museo, así como un traje de buceo que nos permitirá nadar y bucear en nuestras playas. Podemos ir a dar una vuelta a la zona comercial e ir por la noche a una discoteca. Podemos tener nuestro propio jardín en nuestra casa o visitar a un amigo cercano o lejano. Podemos hacer lo que queramos. Es algo así como una segunda vida, nuestra vida en un universo paralelo.

Un pueblo bonito

Animal Crossing: New Leaf sigue una línea continuista en cuanto al aspecto gráfico se refiere. Tampoco es que necesitase un gran lavado de cara, puesto que encajaba perfectamente con el toque desenfadado que tiene el juego. El juego aprovecha el potencial de Nintendo 3DS para ofrecer unas texturas más nítidas y unas expresiones mucho más logradas que en anteriores entregas. Las animaciones se ven perfectamente detalladas y bastante naturales, nunca tendremos la sensación de estar controlando un “robot”, hasta el hecho de arrancar un hierbajo parece natural en Animal Crossing: New Leaf (los hierbajos se arrancan con las manos, como los hombres de verdad. ¿Alguien dijo Espada Maestra?). También el resto de personajes y animales tienen se encuentran fielmente en el juego, desde las mariposas con sus aleteos a los peces que podremos pescar (que no son precisamente pocos).

Aun así, el juego no está exento de algunos problemas gráficos, especialmente el popping o un poco de clipping. Cuando nos desplazamos rápidamente por nuestro pueblo, en ocasiones nos topamos con árboles que aparecen de repente. O nuestra caña de pescar desaparece por arte de magia si nos pegamos a una pared. Este tipo de errores son algo frecuente, y es comprensible que aparezcan en un juego que no busca el apartado gráfico como su principal característica; por supuesto, hubiese sido una gozada que estos fallitos gráficos no hubiesen estado presentes.

Todo esto ya me suena

El apartado sonoro de Animal Crossing: New Leaf es uno de los puntos fuertes del juego, nos encontramos ante un título con una música alegre que nos hará desconectar de todo lo que nos rodea (y musicote cuando vas a la discoteca untz untz untz). Podremos personalizar la música de nuestro pueblo para que las campanadas que marcan la hora vayan a nuestro ritmo, ¡hasta ese punto es personalizable Animal Crossing: New Leaf!

Pero un juego no vive sólo de su música y los efectos sonoros que oímos en nuestra villa también son dignos de mención. Las campanadas cuando son en punto, el aleteo de los pájaros cuando nos acercamos a ellos y las “voces” de nuestros vecinos, que parecen algo así como un Vocaloid hablando a todo trapo: aunque no tienen voces como tal, si observamos que las letras suenan como si las leyeran, por lo que sus balbuceos cobran algo más de sentido (eso sí, nunca soportaré la horrorosa voz del barquero o de Zapirón).

Secretaria, ¿qué hace un tren en mi pueblo?

Pero ¿qué tiene este Animal Crossing? ¿Qué es lo que más nos ha llamado la atención del juego? Como es bastante obvio, el componente social. La posibilidad de poder visitar pueblos de gente de forma online y ad hoc con una consolita como la 3DS es un punto muy importante. De hecho, si os habéis fijado en las capturas, son de mi partida (Dargor) y cualquiera que juegue las podrá hacer libremente pulsando L y R a la vez. Estas fotos podremos mandarlas por el Correo Nintendo a nuestros amigos, algo que dota al juego de un componente todavía más social.

Socializar con nuestros amigos será una necesidad casi imperiosa si queremos crecer de forma más rápida y obtener nueva fruta, flores, materiales varios y, por supuesto, bayas. Además, visitar y ser visitado tiene más ventajas. En el mercado de Paca la Alpaca podremos poner objetos a la venta en plan mercadillo para que nuestros queridos visitantes (o convecinos) compren aquello que no necesitemos, fardar de nuestro casa/mansión/discoteca será una gozada, ¿alguien se apunta a una guerra de cañones Bill? Pero también podremos jugar al escondite o a buscar tesoros (aunque esto también podemos hacerlo nosotros por nuestra cuenta en la isla).

Mi dulce hogar

Uno de los pilares de Animal Crossing: New Leaf es pagar la hipoteca de nuestra casa, una ardua tarea, pues siempre querremos hacerla más y más grande. O hacerle un piso más. O un sótano. Por eso Tom Nook contará siempre con una amplia oferta para retocarla que más quisiera Leroy Merlin. Pero no siempre una casa muy grande es la más bonita, por eso contaremos con un comité de expertos que trabajan bajo la abreviatura de AAD y que examinarán los objetos que tengamos, su disposición y hasta sus colores. De esta forma, nos darán una puntuación y unos consejos para que seamos los maestros del Feng Shui. En esto se basará el StreetPass del juego, ya que gracias a Candrés, hermano de Canela, podremos visitar las casas de otros jugadores que nos encontremos y así tomar ideas.

Pero la personalización del hogar no será sólo mediante muebles corrientes, tendremos grandes guiños a franquicias de la gran N: flores de fuego, cañones Bill, caparazones verdes y muchos más. Aunque también se extenderán a nuestra vestimenta, desde los ropajes del héroe de Link, pasando por la máscara de la Princesa del Crepúsculo Midna, el traje climático de la siempre sexy Samus Aran y hasta, cómo no, a un gorro de Luigi, ¡que para eso es su año! Todos estos objetos de referencia se comprarán con las monedas de juego de la 3DS, ésas que conseguimos caminando. ¡Por fin podemos gastarlas en algo útil!

1 5

¿Te ha gustado este artículo?

Ayúdanos a escribir muchos más apoyando a koi-nya.net en Patreon.




Debido al alto número de intervenciones tóxicas que infringen nuestra política de moderación, la administración de koi-nya.net ha decidido cerrar la sección de comentarios de esta entrada para evitar problemas a nuestros lectores. Del mismo modo, hacemos hincapié en que todos aquellos usuarios que ignoren nuestra política de comentarios serán baneados y que volveremos a poner en marcha esta medida en todas aquellas noticias en donde no se respire un ambiente respetuoso de debate.
más nuevo más antiguo más votado
                        Yaku
Invitado

Genial post *______*

Titanio Verde
Invitado

La mayoría de características señaladas ya estaban en DS. Incluyendo la decoración de Nintendo, aunque entonces solo se conseguía en unas fechas determinadas (yo no llegué a tiempo). Pero bueno, servirán para quienes no hayan jugado a ninguna entrega anterior.

Dargor
Invitado

Que no sean una novedad no implica que no tengan que ser comentadas, vaya ^^u Ahora las cositas nintenderas son mucho más accesibles (tal vez demasiado) y más variadas, por lo que he podido ver en webs inglesas.

                        Julen
Invitado

Una pregunta… ¿Aparece en esta negra mi personaje favorito (okno) Rese T.? XD

Dargor
Invitado

Solo la primera vez. Pero al pobre le han despedido y si quieres hacer que salga más veces, tienes que construir una Central de Reseteo por más de 300.000 bayas. O al menos, eso creo ya que aún no he podido (querido) construirla.