koi-nya logo
El 3 de diciembre de 2011 se estrenó en 137 cines de todo Japón la película de K-ON! con una acogida esperada pero aun así sorprendente: 1’9 mil millones de yenes recaudados en taquilla para después vender 140.306 copias de su DVD/BD en la primera semana de su salida en formato doméstico este pasado 18 de julio. ¿Y tanto revuelo […] 2013-04-09T01:44:30+00:00 , , , , , , ,
Las chicas de Ho-Kago Tea Time pasean su moe por Londres

Review: K-ON! La película

El 3 de diciembre de 2011 se estrenó en 137 cines de todo Japón la película de K-ON! con una acogida esperada pero aun así sorprendente: 1’9 mil millones de yenes recaudados en taquilla para después vender 140.306 copias de su DVD/BD en la primera semana de su salida en formato doméstico este pasado 18 de julio.

¿Y tanto revuelo para algo sin sustancia, o realmente estamos ante un proyecto que vale la pena? Tras ver el largometraje nueve veces (las suficientes para ganar tres fotogramas si hubiera ido a verla al cine) intentaré responder a esta pregunta con el menor grado de subjetividad posible, porque en caso contrario la review que nos ocupa tendría menos de diez palabras de extensión y empezaríais a decir que soy una fangirl sin remedio (como si necesitarais una excusa para comentar algo cierto).

Así que… Wan, tu, zuri, foh! :ritsu-style:

Ficha técnica y valoración

Título original:Eiga K-ON! (映画けいおん!)
Estudio:Kyoto AnimationEpisodios:110 minutos (película)
Fecha de emisión:3/12/2011Género:moe, slice-of-life, comedia, estudiantil, niñas monas
Director:Naoko YamadaCompositor:Hajime Hyakkoku
Argumento
50
Animación
90
Personajes
80
Música
60
Entretenimiento
90
Total
74

Ficha en MyAnimeList / Noticias en koi-nya sobre la película de K-ON!

Dentro de la propia cronología del anime, la película de K-ON! nos sitúa antes del capítulo 24 ("Sotsugyôshiki!") de la segunda temporada para televisión. Yui, Ritsu, Mio y Mugi se gradúan del instituto, y para celebrarlo el club de música pop del Sakuragaoka decide pegarse un merecido viaje de fin de curso.

El destino elegido (al azar) será Londres, una de las grandes capitales de la música. Pero lo que comenzará como un viaje sin preocupaciones terminará con la entrañable y divertida historia de cómo nació “Tenshi ni fureta yo!”.

Ichiban ippai

Uno de los grandes retos de un escritor de análisis (amago de, en el caso de una servidora) es no repetirse a lo largo de todos sus artículos: no reutilizar una misma idea, evitar describir con un mismo simil... En definitiva, ofrecer un análisis único para cada obra, que es irrepetible en sí misma. No me cabe duda de que podríais analizar mis propias reviews para encontrarles fallos por doquier; pero si os estoy soltando todo este rollo incomprensible es porque me gustaría dejar una cosa bien clara desde el principio: la película de K-ON! es K-ON!

Esto quiere decir que no vale la pena repetir todo lo dicho en mis anteriores reviews sobre la serie de televisión de K-ON! (primera temporada / segunda temporada), pues este anime adaptado por Kyoto Animation no ha cambiado en demasía con su paso a largometraje. Y es que, si se me permite el tono profundo barato, son los fans quienes hemos ido cambiando con cada ración que se nos daba de Yui & co.

Lo traduzco: si al principio K-ON! me resultaba indiferente, y en la segunda temporada caí en sus redes cual triste animalillo indefenso, esta película ha terminado de rematarme hasta el punto de poder confesarle amor eterno a Naoko Yamada y al resto de personas involucradas en este proyecto animado.

Pero apelando a la objetividad de la que antes alardeaba, esta ensoñación también puede verse de otro modo: si te gustó la serie para televisión de K-ON! te gustará su película; y en caso de que no, la odiarás.

En definitiva, nos encontramos ante un filme que perpetúa la estela marcada por la serie homónima de televisión. Es un producto pensado para fidelizar todavía más a los fans ya existentes de la franquicia, y no pretende sorprender o atraer a nadie más. Es lo que siempre ha sido K-ON!, ni más ni menos.

GO! GO! MANIAC

¿Y ya está? ¿Ésta es la review? No, tranquilos, me quedan cosas que decir. Porque aunque he comentado que la película de K-ON! no va más allá de la serie de televisión, ésta es una afirmación demasiado generalizada. En esencia, el largometraje ofrece moe y risas, elementos previamente existentes en las series de televisión. Sin embargo, los anteriores proyectos animados de K-ON! sirvieron al estudio para ir perfeccionando qué querían contar y cómo. Y así vemos como el carácter moe de la franquicia se va acentuando con más fuerza si cabe para terminar de encandilarnos con las situaciones protagonizadas por nuestras queridas integrantes de Ho-Kago Tea Time, y así absorbernos cual vórtice de la galaxia de la monería y atraparnos en un agujero de cursilería del que jamás poder escapar (ni ganas que tengo, oiga).

Ni que decir tiene que sólo a cada uno en la intimidad de su hogar le corresponde decidir si eso es bueno o malo.

Con todo, cabe destacar que la película cuenta con grandes dosis de humor y que no defrauda en el apartado de las risas. Es un filme divertido, que entretiene con un ritmo a veces pausado pero en todo momento sin tregua. De hecho, podría decirse que esta vez Kyoto Animation ha decidido equilibrar la balanza en la disputa por el protagonismo entre el moe y el humor, lo que aporta a la película más neutralidad a la hora de gustar a todos...

Eso es bueno.

Y es que, a colación de lo último comentado (lo de “gustar a todos”), cada uno de los matices de esta película apuntan a una única dirección: ya no es tanto un producto para otakus, sino que también está pensado para el gran público, existiendo guiños constantes al perteneciente al género femenino.

Teniendo todo esto en cuenta, y centrándome con más detalle en el contenido de la película, ciertos fans la tachan de poco original al haberse reciclado parte de la trama. Sí, Kyoto Animation ha sabido mantener el listón de la emotividad al recordarnos la fantástica canción “Tenshi ni fureta yo!” que todos los fans de la serie memoramos con cariño, pero también es cierto que de este modo el estudio no ha arriesgado con un avance en la historia y que ha preferido reutilizar algo que ya le funcionó en la serie de televisión. Es decir, en este aspecto Kyoto Animation ha ido sobre seguro. Una actitud que no termina de convencer, ya que se podría haber aprovechado la película como puente entre los arcos del instituto y de la universidad y así mostrarnos situaciones nuevas al 100%

Así, y aunque el resultado final de la película es muy satisfactorio y el verdadero peso y atractivo de la misma se encuentra en la parte del viaje (trama totalmente original e inédita en el manga raíz), Kyoto Animation nos ha dejado con un sabor agridulce en la boca. Nos gusta, pero podría haber sido más.

Unmei wa Endless!

Sobre el apartado técnico no hay mucho que comentar, pues Kyoto Animation lleva demostrando desde hace tiempo que es de los mejores estudios de animación del momento y, como una imagen vale más que mil palabras, sólo hace falta visualizar la película para admitir que así es.

Las temporadas de televisión de K-ON! ya tenían buena animación y dibujo (para lo que era la serie), pero con la película han dado la campanada. Aunque es cierto que la calidad no supera a otro proyecto de gran duración del estudio como es La desaparición de Haruhi Suzumiya, la película de K-ON! no se queda atrás de otras grandes producciones de animación; y su dirección y equipo artístico consiguen acentuar con creces el apartado visual del proyecto. Maravillan la precisión y el acierto con los que la ciudad de Londres está representada; y las partes del instituto en Japón mejoran notablemente lo visto en televisión.

Mimo, detallismo y perfeccionamiento, son los merecidos halagos a Kyoto Animation por producir una gran película, cuestionable por su contenido (pues no a todos les puede gustar) pero no por la calidad de su formato de creación.

Singing!

En cuanto a la música (porque sí, hay música), es de agradecer que en estos especiales (ya ocurrió en la OVA de la primera temporada) se centren durante más tiempo en uno de las razones de ser de la franquicia, la música. Aunque nunca me cansaré de decir que K-ON! no va sobre el mundo musical, sino sobre la relación de sus personajes a raíz de él, la película tiene una clara columna vertebral: Ho-Kago Tea Time como grupo de música. No es coincidencia que uno de los principales escenarios del largometraje sea Londres, cuna de muchísimas y famosísimas bandas de pop y rock. Y uno de los grandes puntos a favor de este proyecto es que tuvieron la decencia de no mostrarnos un viaje de fin de curso a unos baños termales, por ejemplo (lo siento, Mugi).

Aunque sobre este aspecto, y por simple fangirlismo, decir que me pareció muy poco agudo no realizar más referencias musicales en la película. El paso por Abbey Road era un guiño obligatorio, pero teniendo en cuenta el confeso entusiasmo (compartido, aprovecho para comentar) de Ritsu por The Who, no hubiera estado nada mal añadir algún gag relacionado con Daltrey y los suyos, o con las numerosas bandas británicas conocidas en el mundo entero.

Pero bueno, a este comentario personal se le puede dar la misma importancia (ninguna) que a mi queja del descarado subtexto YuiAzu (Yui x Azusa) con el que está impregnado el film. Contenido que le resta importancia a los demás personajes para dárselo a la estiradayfrígidadeAzusacomolaodioarg. ¿He comentado alguna vez la poca simpatía que le profeso a Azunyan? Pues eso.

¿Qué estaba diciendo? Sí, la música. Aunque Kyoto Animation ha dado en el clavo con el grado musical de la película, es una pena que la misma cuente con tan pocas canciones nuevas (tres, en total). Cosa lógica, claro, pues estamos hablando de un anime que se sitúa antes del final de una de sus temporadas. Con todo, las nuevas canciones están a la altura de la discografía de Ho-Kago Tea Time y al final se nos muestra un nuevo ending, “Singing!”, precioso.

Así pues, ¿he conseguido responder a la primera pregunta que planteaba? ¿La película de K-ON! vale tanto bombo y platillo? Queridos lectores, ahora es cuando, tras leer cuatro páginas, os daréis cuenta de una fatídica verdad: a esa cuestión ya respondí en los primeros párrafos.

> Si te gustó la serie para televisión de K-ON! te gustará su película; y en caso de que no, la odiarás.

Y no hay más, el resto (como acabáis de comprobar) es simple palabrería.

Sotsugyou wa owari janai

Sin embargo, no me gustaría acabar esta suerte de análisis sin hablar un poco sobre el manga original de Kakifly.

En la review de la segunda temporada para televisión comenté que el manga de K-ON! no era gran cosa, un yonkoma simplón con en el que pasar el rato. Me reafirmo sobre lo dicho, pero no subiré mucho más el tono; pues la trayectoria de esta obra ha sido curiosa cuanto menos y al final ha demostrado tener personalidad propia… hasta que le cerraron el chiringuito a Kakifly.

La línea de la vida de este manga se divide en dos tandas: una primera que abarca desde mayo de 2007 hasta octubre de 2010 y una segunda que lo hace desde abril de 2011 hasta junio de 2012.

La primera mitad corresponde a los cuatro tomos del manga original, que nos cuentan el paso de Yui & co. por el instituto Sakuragaoka hasta su graduación del mismo dejando atrás a su querida kouhai Azusa, quien debe tomar la presidencia del club de música pop. En un primer momento se pensó que Kakifly era todo lo que tenía que dibujar sobre la serie, pues es normal que las obras estudiantiles de este tipo tengan como tope final la graduación de sus protagonistas. Pero en marzo de 2011 se anunció el regreso del manga, que se publicaría en dos revistas diferentes siguiendo dos historias distintas: K-ON! College, que se centra en las cuatro chicas originales, ahora estudiantes de universidad; y K-ON! Highschool, donde Azusa, Ui y Jun toman el relevo como protagonistas principales.

Cada rama cuenta con sus propios nuevos personajes y, a pesar de que el espíritu del manga se mantiene igual que los cuatro primeros tomos, se nota que Kakifly quiso dar un giro de tuerca y alejarse del estilo que triunfaba en el anime. Dicho de otra manera, prefirió apostar por el humor por encima del moe, y hasta se notaba que las chicas iban madurando y bromeando sobre cuestiones no tan "infantiles". Yui sigue siendo la misma pava de siempre, claro, pero al menos se palpaba esa intención por parte del autor de infundirle personalidad propia a su manga. Un enfoque que se agradecía porque se alejaba un poco de la sosería de la que antes hacía gala.

Que nadie se engañe, la segunda marcha del manga de K-ON! no es una genialidad, y sin duda existen obras mucho más divertidas, pero lo único que quiero transmitir es que Kakifly estaba mejorando y que sólo necesitaba un poco más de tiempo para expandir sus propias alas y alejarse de la tónica impuesta por Kyoto Animation.

Con todo, esta segunda mitad se canceló de nuevo y las dos historias del manga de K-ON! terminaron cual tajo mal dado, pues su final fue muy precipitado, demasiado. Y ahora viene la cábala, ¿por qué? Aunque todavía deben ponerse a la venta los tomos recopilatorios tanto de K-ON! College como de K-ON! Highschool (donde me apuesto lo que queráis a que hay algún capítulo inédito), ni la editorial (Houbunsha) ni Kakifly han dado alguna explicación del porqué de este abrupto final.

Pero no hay que ser un experto para comprobar que el anime de K-ON! dista bastante del manga. Ya no es sólo que el anime no recoja partes específicas del manga, sino que sus estilos son prácticamente opuestos y mientras el manga intenta hacer reír por la clásica vía del humor estudiantil, el anime pretende hacerse con el corazoncito de los espectadores para provocarnos ingentes subidas de azúcar. Puede que no haya habido un entendimiento entre creador y estudio, o que el mismo creador haya dado por perdida su evidente lucha por independizarse del anime. Sea lo que sea poco importa, pues la realidad es que el manga ha dado carpetazo y que Kyoto Animation no piensa retomar K-ON! próximamente. Tal vez ni se planteen adaptar la parte universitaria y por eso abordaron el tema del viaje de fin de curso y no siguieron más allá de la graduación.

Nadie sabe y, por tanto, buenas noches y buena suerte, moebros. Hasta que nos volvamos a ver (*;д;)ノ~

Random facts

¿A que no sabes que escribí un reportaje sobre el estreno de la película de K-ON! y que ahí puedes encontrar todos los random facts que podría comentar por aquí? > Reportaje: Estreno de la película de K-ON!

Además, la película de K-ON! ha demostrado ser uno de los largometrajes más taquilleros de la historia del anime, obteniendo en su primer fin de semana en cines 316.310.450 yenes (la cifra total ya la comenté: 1'9 mil millones de yenes). Y es que fue de las películas más vistas en Japón durante su etapa en cines.

Y por si alguien tiene intención de hacer el mismo viaje que las chicas de Ho-Kago Tea Time, aquí tiene una estupenda guía: link, aparte de la entrada que hicimos al respecto en su momento: link.

1 5

¿Te ha gustado este artículo?

Ayúdanos a escribir muchos más apoyando a koi-nya.net en Patreon.




Debido al alto número de intervenciones tóxicas que infringen nuestra política de moderación, la administración de koi-nya.net ha decidido cerrar la sección de comentarios de esta entrada para evitar problemas a nuestros lectores. Del mismo modo, hacemos hincapié en que todos aquellos usuarios que ignoren nuestra política de comentarios serán baneados y que volveremos a poner en marcha esta medida en todas aquellas noticias en donde no se respire un ambiente respetuoso de debate.
más nuevo más antiguo más votado
Aiwa
Invitado

Totalmente de acuerdo con todo excepto con esto:

si te gustó la serie para televisión de K-ON! te gustará su película; y en caso de que no, la odiarás.

No puedo con la serie, pero como película el SoL mono me funcionó, cosa que capítulo a capítulo no. De hecho me gustó tanto como para tenerla guardada para volver a vérmela en otra ocasión.

davidvfx
Invitado
Debo decir que cuando vi la pelicula me confundi al ver a la chicas todavia en la Prepa. Segun yo la adquisision de los pasaportes fue despues de que terminaran la clases (el ep 24) pero resulta que no... andaba confundiendo las cosas En estos momento repase los episodios: EP24 como final la ceremonia de graduacion. EP25 la referencia del mechon mal cortado de YUI es un AFTER del EP21 pero antes del 22 donde ya lo tiene normal asi que es un 21.5 EP26 es el causante de mi confusion que explicare opor que me hiso sentir este ep como un AFTER del EP24 ya quelo senti mas FINAL que el ep 24 pero aclarare por que despues del EP27 (o OVA) EP27 (OVA) como se publico despues del 26 creia que los pasaportes los adquirieron despues de este… Leer más »
davidvfx
Invitado

el penultimo parrafo me equivoque dije EP5 me referia el EP26

Den
Colaborador

Quiero hacer hincapié en la imagen donde la autora de este review dice que Ritsu es digna sucesora de Capitán Obvio: si uno no conoce el contexto de la imagen, puede suponer que las protagonistas no necesariamente están nadando en el mar, sino en un río o en un lago. Por ende, no toda el agua para nadar es salada.

¿Sobre la película de K-ON!? Ah sí: whatever. Gracias.

Clow
Colaborador
Ains, he ido pensando muchas ideas que decir pero mientras leía se me han ido ._. todo culpa del azúcar de KyoAni, que engatusa y lo deja a uno K.O. con facilidad. En general diré que disfruté mucho con la película, me pareció humorísticamente hablando mucho más entretenida que la serie (vaya, como un capítulo de los mejores, por así decirlo) y aunque es verdad que "la trama" podía haber sido algo más que un arco intermedio cuyo final ya sabíamos (ya lloré con el final del anime, KyoAni no ha vuelto a apelar a esos momentos en los que mi corazoncito siente lo mismo que ellas ;_;), cumple más que bien en eso mismo, entretener. En el apartado técnico está muy chula pero creo que el haberla visto mientras se emitía Hyouka no le ha hecho justicia en mi… Leer más »
RickDamian
Invitado

Mi única pega con la película fueron las canciones. Si bien pudieron haber colocado canciones nuevas pero decidieron poner las viejitas, nada malo con eso, lo malo es que escogieron las 2 peores canciones de HTT: Curry Nochi Rice y Gohan wa Okazu, teniendo preciosidades como Watashi no Koi wa Hotch Kiss y Fude Pen ~Ballpoint Pen~. De resto ya se ha dicho, igual la disfuté mucho.
Ahh y a diferencia de quien escribió el review, yo si adoro a Azusa y el subtexto YuiAzu. Yo si la amo ♥
Azu-nyan nyan nyan~

ronin
Invitado
Yo soy de la idea de que K-ON! no es una serie que busque revolucionar el mundo del anime o algun genero en particular sino una serie sencilla sin una trama complicada y con personajes (con sus propias gracias) que seran recordados por largo tiempo. Se agradece que KyoAni haya hecho esta pelicula y el resultado fue satisfactorio para mi: HTT me hizo reir una vez mas y disfrute nuevamente de los temas de la serie, ademas de su OP y ED nuevos que me gustaron mucho. Ahora a ver que le depara el futuro a este estudio de animacion que tropezó (no se porque) con Nichijou (la ando viendo y me causa mucha risa) y se levanto con Hyouka. Viene una serie nueva (razon por la cual, posiblemente, rechazaron hacer LB!) asi que era de visionado obligatorio para mi.… Leer más »
SajiDGhyodou
Invitado

acertaste el autor no intentaba revolucionar sino que los personajes se quedaran en tu corazon y no los olvvidaras, cuando la serie acabara quedar vacio y recordar con alegria, pero quisiera lo hiso en japon los seguidores son muchos que no han olvidado a k-on y que siguen esperando a que salga algo nuevo y todos los fans que se olvidaron un poco salgan de nuevo

Super-Kaipa1995
Invitado

No me cabe en la cabeza: ¡¿como las escritoras pudieron elegir un pais como Inglaterra y apenas centrarse en lo musical?!. Esto mismo hace que le tenga mas bronca a K-on (musicalmente hablando) >:-(.