Otakunoticiario
Publicado el 6 de febrero de 2012 a las 22:11 // Categorías: Destacados, Editoriales, Especiales, koi-nya opina // Escrito por Administrador, Clow, Shikuem, Shinta, Jose_Strife, Lulu, Eriol y ThousandRJ

Compartir en Tumblr
5 comentarios

El género por excelencia en tierras niponas durante las anteriores generaciones de videoconsolas siempre ha sido el RPG (role playing game). Aunque ya comenzó a introducirse en la era de 16 bits, no fue hasta el boom de los 32 bits -gracias sobre todo a Final Fantasy VII- cuando se hizo su hueco en Occidente. Aunque siempre ha sido un género considerado de “frikis”, algunas sagas como Final Fantasy o Kingdom Hearts han conseguido gozar de una popularidad envidiable con los años, dignas de ser jugadas por los jugadores más casual. Otros juegos más desconocidos como Vagrant Story, Tales of Symphonia, Star Ocean 3, Grandia II u Odin Sphere también llegaron a nuestro país en la era dorada del RPG, donde SquareSoft fue su abanderada en Occidente, aunque muchas de los mejores títulos se quedaron en tierras americanas.

Con la nueva generación de consolas (PlayStation 3, Xbox 360 y Nintendo Wii), los RPGs japoneses (J-RPGs) han estado en tela de juicio por diversos motivos. En una era dominada por los shooters, los juegos de acción frenética y los juegos de rol occidentales (W-RPG), los J-RPGs, cuya piedra angular son sus historias y personajes, han pasado a un segundo plano para muchos jugadores, que buscan decenas de horas de jugabilidad, libertad y acción, y no combates por turnos y una historia profunda. Así pues, algunas compañías han optado por renovarse e introducir cambios en el género para hacerlos más atrayentes al gran público.

Otras en cambio se mantienen fieles, y por último, está Square Enix, que sobreexplota sus sagas.

Ante esta era de aguas turbias que se presenta en el mundo del RPG, ¿qué pensáis? Un mes más, os dejamos primero con las opiniones de nuestros redactores, experimentados RPGeros que han vivido muchas aventuras en mundos llenos de magia, antes de pasar a que nos dejéis vuestras impresiones del tema.

Opina: Serge Clow [sección]

Llevo jugando RPGs desde hace 14 años, cuando descubrí la magia del género con la PlayStation, la consola por la que han pasado en mi humilde opinión los mejores juegos. La PlayStation 2 fue una digna sucesora, ya que con la mejora gráfica, la expresividad y emotividad de los personajes podía plasmarse con mayor grado de realismo. Juegos como Valkyrie Profile 2Xenosaga son buenos ejemplos de cómo la mejora tecnológica ayudaba mucho. Sin embargo, con la fusión de Square y Enix y el cambio de política en la compañía, que abogaba por sobreexplotar Final Fantasy y Kingdom Hearts y cerraba las puertas a continuar sagas menos famosas o a hacer juegos nuevos con sus mejores equipos (¿dónde quedó Chrono Break?), para mí comenzó una grave crisis en el género. Una grave crisis que continúa en Square Enix, y Final Fantasy XIII-2 y el montón de remakes y sacacuartos con el nombre de “Final Fantasy” son un ejemplo de ello. Y a mí me gustó Final Fantasy XIII, pero desde luego, no está a la altura de otros muchos juegos de PSX/PS2.

Por ello, considero que aún hay compañías como tri-Ace, con el fantástico Star Ocean: The Last Hope, Monolith Soft, con el mejor RPG de esta generación, Xenoblade, o Tales Studio, capaces de ser fieles a la esencia del RPG pero adaptarse a las nuevos tiempos. De hecho, creo que la saga Tales of es un buen ejemplo de “saga que ha mejorado con los años”, pues para mí los juegos más recientes (ToA, ToV, posiblemente ToX) son mejores a los de su era de PSX (ToD, ToE), por ejemplo.

El RPG no ha cambiado (los de Square Enix puede que sí, porque se deja llevar por la opinión de la masa), sino el jugador medio de videojuegos. Muchos de los RPGeros de vieja escuela son ya adultos que no juegan videojuegos y sólo una minoría nos mantenemos fieles. Y entre los nuevos jugadores, el pensamiento generalizado de que los J-RPGs no molan está ahí. Y a pesar de que en Occidente haya esta opinión, mi única alegría es saber que en Japón siguen pensando como yo (las ventas de cualquiera de los últimos RPGs como ToX lo demuestran).

Aunque sea un bicho raro en Occidente y no me traigan los juegos porque no tienen demanda (aunque menos mal que existe gente como Nippon Ichi), sé que tengo mi nicho de mercado allí, un mercado que quizás muchos gamers actuales no acepten. Pero me da igual, yo pienso seguir viviendo fantásticas aventuras predefinidas en unos mundos donde todavía puedo marcar la diferencia y donde la justicia y los valores todavía existen. Todo lo contrario a la injusta realidad que vivimos a diario.

Opina: Cless Shikuem [sección]

La mejor época de los J-RPGs fueron los años noventa, cuando salieron grandes títulos como Xenogears, Final Fantasy VII, Tales of Phantasia, Shin Megami Tensei, etc. Pero últimamente las empresas viven en el pasado con las franquicias que son populares, como por ejemplo Final FantasySquare Enix no para de sacar juegos que tienen el nombre de “Final Fantasy” sólo porque creen que será un éxito en ventas, y lo que tendría que hacer es dejar de explotar la franquicia y crear una nueva. porque las compañías deberían ser más originales, crear nuevos juegos con nuevos nombres. Aunque aun así, hay algunas franquicias en las que sus juegos siguen siendo igual de buenos.

Lo malo es que muchos juegos J-RPG nunca llegan a Occidente (especialmente a Europa). Algunas compañías no localizan ciertos juegos por la gran cantidad de texto de los títulos, ya que no les saldría rentable su traducción (con la típica excusa de que es por culpa de la piratería). Pero a veces los fans ayudan a que un juego salga en inglés. Por ejemplo, gracias a los fans, Namco Bandai va a sacar Tales of Graces: f en inglés y además ya ha sacado Tales of the Abyss para Nintendo 3DS.

Con todo, la calidad de los títulos sueltos de J-RPG ha disminuido estos últimos años y los únicos que venden bien son juegos de franquicias, y aunque habrá alguna joya que haya salido en Occidente, lamentablemente éstas suelen pasar desapercibidas (como en el caso de Half Minute Hero, del que Xseed Games dice que ha sido el juego que peor ha vendido). Ya no hay muchos J-RPGs en 2D y, como siempre pasa, la gente se queja de los gráficos y dice que como está en inglés no lo jugará. En mi opinión, últimamente los J-RPGs son algo cortos, lineales y fáciles, todo lo contrario de lo que se espera de un buen J-RPG.

Sin embargo, creo que la gente todavía no se ha cansado de los J-RPGs y que el género W-RPG todavía no supera al primero, el cual seguirá siendo un género muy importante en los videojuegos.

Opina: Kalas Shinta [sección]

Cuando se habla de J-RPGs se suele comparar la situación actual con la de la era 16/32 bits, su supuesta época dorada. Si bien es verdad que la etapa actual no es tan buena como la de entonces, creo que es esto es debido más a una crisis comercial que creativa. Las superproducciones de este género cada vez parecen resultar menos rentables, y por eso cada vez es más difícil encontrar nuevas apuestas con valores de producción a la altura del Final Fantasy o el Dragon Quest de turno.

Sin embargo siguen saliendo grandes J-RPGs, incluso franquicias nuevas. Nintendo DS y PSP han tenido un catálogo realmente interesante de RPG nipón, pero se las suele ningunear por ser… portátiles. Sí, es cierto que hay mucho J-RPG clónico, tanto en jugabilidad como en argumento, pero no me parece que sea nada nuevo ni exclusivo de este género. No creo que los shooters sean un prodigio de la originalidad, pero a nadie le parece preocupar su situación actual.

Un consejo para disfrutar de los J-RPGs: olvidarse de que en algún momento fueron un género de referencia y/o dejar de tener esperanzas de que vuelvan a serlo y simplemente disfrutar de las nuevas propuestas. Mano de santo, oiga. Porque hay mucho juego interesante como para seguir anclado en el pasado.

Opina: Zack Jose_Strife [sección]

Desde hace tiempo se escucha un runrún en los cimientos del mundo videojueguil: los J-RPG han cambiado, y esto no agrada a los más puristas. Los juegos se han “occidentalizado” (Skyrim es occidental, pero ofrece un mundo libre así que el término está mal usado, o eso creo), pecando de mayor linealidad y cambios en un sistema para muchos obsoleto pero que para otros es perfecto.

Personalmente, soy un firme defensor de la libertad dentro de unos límites, véase el caso de Final Fantasy X, que hasta cierto punto es la última obra magna de J-RPG que he experimentado. Era una libertad acotada, una sensación, pero en realidad tiende más a la linealidad, no tan exagerada como en Final Fantasy XIII, pero sutilmente parecidas. Entonces. ¿por qué tantas críticas? Yo creo que son simplemente ganas de meter follón, porque los juegos siguen siendo grandes, pero las ideas escasean y el intento de innovación a veces defrauda más que agrada.

Skyrim, un RPG occidental, ha sido Game of the Year (GOTY). Entonces, ¿qué ofrece éste que no ofrezcan los J-RPG? Un mundo entero por explorar. Pero son dos conceptos, dos formas de juego tan distantes como el efecto Doppler, puedes llegar a encontrarlos cercanos, pero a la vez se alejan. Final Fantasy XIII-2, por todo lo que conozco, es un acercamiento a Final Fantasy X y, creedme, eso es un gran paso para unir lo mejor de los viejos J-RPGs y lo mejor de los nuevos. Entonces, mientras los más oldfags y críticos busquen razones para defender sus viejas glorias, el resto del mundo encontrará el mejor J-RPG, la unión del pasado y el futuro, una “fantasía” que conozca sus límites, pero los explota.

Opina: Tear Lulu [sección]

Da la impresión de que últimamente el J-RPG vive en una lucha constante contra el público y la prensa occidental, mientras que en su país de origen sigue siendo respetado, comprado, jugado y admirado. Se le achaca su falta de innovación, el no saber adaptarse a los “nuevos gustos” de los jugadores occidentales. Pero mi pregunta es, ¿realmente deberían hacerlo de manera que se eliminara lo que les caracteriza?

En absoluto veo mal que un J-RPG añada elementos nuevos a su historia o a su sistema de juego. De hecho, creo que esa es la clave para el éxito y para mantenerse. Tampoco veo nada correcto que saquen juegos clónicos como churros o que las compañías exploten y bastardicen sus “vacas sagradas”. Pero lo que me entristece es que muchas veces se le critican cosas al género y se le quiere obligar a cambiar detalles que, para el público japonés y para un pequeñísimo porcentaje del público occidental entre el que me encuentro, es lo que hace que nos gusten en primera instancia. ¿Qué hay de malo en que a algunos nos guste que un juego te relate una historia predefinida, tal y como si leyeras un libro pero con una buena parte de interacción? No todos queremos que la historia se moldee en nuestras manos a medida que vayamos jugando: hablo por mí y por unos pocos cuando digo que cuando enciendo la consola quiero disfrutar de una buena obra de ficción, igual que si leo un libro o veo una película. Yo, personalmente, doy muchísimo más peso a la historia, muy por encima del sistema de juego: me da igual que me den los combates más divertidos y el sistema más personalizable del mundo con montones de misiones si los personajes y la historia me dan absolutamente igual, porque lo abandonaré a los diez minutos (o, de hecho, ni lo empezaré… soy muy estricta para eso).

¿Cuál es la razón de que este tipo de juegos tuvieran antes un moderado éxito fuera de su país de origen y ahora se le repudie, que los jugadores que antes los disfrutaban ahora no se les acerquen ni con un palito? Llevo jugando a RPGs desde la era de los 16-bits con mi fiel MegaDrive que tan buenos ratos me ha dado. Había bastantes títulos para ella y para su hermana de Nintendo, aunque muchos niños soñábamos con poder jugar a muchos que se quedaron en Japón. Luego llegó una verdadera época dorada en la que muchos adolescentes jugaron y disfrutaron con las grandes obras que aparecieron en PlayStation, siendo héroes que salvaban el mundo. ¿Y ahora? Creo que el verdadero problema es que ese mismo público se considera ya “demasiado adulto” para disfrutar de una historia de fantasía o ciencia-ficción en la que el destino del mundo está en sus manos, razón por la cual muchos entran en crisis también con el anime actual (al que muchos, igual que a los J-RPGs, tachan de ser “todos la misma mierda japonesa”, o despreciándolos por su estética y perdiéndose así las grandes historias que hay detrás). Otros, por falta de tiempo y avalancha de obligaciones, se ven casi forzados a jugar a juegos en los que prima un sistema de juego divertido en el que puedes sentarte y relajarte echando un rato disparando a unos cuantos enemigos o sorteando obstáculos, algo socialmente mejor visto además que encender la consola para leer una historia.

Por mi parte, seguiré encendiendo mis consolas como quien se sumerge en las páginas de un libro al final de la jornada antes de descansar. Quiero que este tipo de historias no dejen de ser creadas, y que los que seguimos apreciándolas sigamos teniendo la opción de disfrutarlas, porque aquellos a los que no les interesen ya tienen otras opciones. Pero que no me quiten la mía, ni a mí, ni a Japón.

Opina: Magus Eriol [sección]

¿Crisis del J-RPG? Suena muy grandilocuente, ¿no os parece? Antes de entrar en materia me gustaría comentar algo.

Los videojuegos nacieron en Occidente, con un claro dominio de consolas de fuera de Japón en las dos primeras generaciones. Sin embargo, a partir de la tercera, con la irrupción de NES y Master System, el centro del mundo videojueguil pasó a Japón. Siempre ha habido compañías no japonesas con importancia, pero no ha sido hasta estos últimos años cuando han empezado a reclamar una tajada más grande del pastel.

Resumiendo, la industria del videojuego está ahora mucho menos centrada en Japón. En todo caso, no sería una crisis de un género en particular, sino de toda la industria del videojuego en el país nipón.

Pero bueno, voy a hablar de lo que realmente nos interesa, los RPGs. The Elder ScrollsFallout, Mass Effect… estas tres sagas han tenido en los últimos años un éxito arrollador. El jugador prioriza hoy en día la libertad de acción en un mundo enorme a la trama definida, la inmersión a través de un personaje único al protagonista predefinido… Digamos que son dos estilos bastante diferentes. Y como el ser humano es así de “especial”, el conflicto está a la orden del día.

Ahora bien, me gustaría lanzar la siguiente pregunta: ¿es una crisis del J-RPG, o más bien una crisis de Square Enix? No nos engañemos, la gran mayoría de occidentales asocian J-RPG con esta compañía, muy de capa caída desde hace unos cuantos años… más o menos desde que comenzó el auge del RPG occidental. ¿Me seguís?

Señores, hay otras muchas compañías ahí fuera. Atlus, Monolith Soft, Nihon FalcomMistwalker, Nippon Ichi, Imageepoch, Sting… todas centradas en el J-RPG, creando nuevos títulos, unos mejores, otros peores. Hay vida fuera de S-E, exuberante, en continuo movimiento, dándonos joyas como Xenoblade.

No, no existe la crisis del J-RPG. El problema es nuestro, de los jugadores, ya sea porque lo que ahora está de moda es el RPG occidental o porque no somos capaces de ver más allá de Square Enix.

PD -- El que me diga algo como “el rol de verdad es el de los RPGs occidentales” recibirá una dosis de fuego. Jugar en mesa ES rolear de verdad, ¡coñe!

Opina: Dunban ThousandRJ

El JRPG es un género muy infravalorado fuera de Japón. Casi da igual el ejemplo que usemos, pues seguro que nos ayudará a ilustrarlo. Sin ir más lejos, tuve que remover cielo y tierra para conseguir una copia del Tales of the Abyss para Nintendo 3DS estas navidades, y eso que estaba recién estrenado. Y tampoco resulta extraño ver los Dragon Quest que llegan a salir por estos lares a precios ridículos para deshacerse del stock. He llegado a verlos en gasolineras, EN GASOLINERAS, con la fauna local de esos sitios como los “Imagina ser”.

Lo poco que llega, en su mayoría suele ser en inglés, y adaptado de mala manera. Las compañías se muestran reacias a exportar este tipo de juegos, y cuando lo hacen, llega de malas maneras. Se supone que es por los problemas que tienen este tipo de juegos fuera de su país natal, pero la práctica muestra todo lo contrario. Sólo hay que mirar el reciente Xenoblade, un maravilloso J-RPG que se han atrevido a sacar de Japón cuidando su localización al máximo, pero sin arriesgar mucho y trayendo pocas unidades. ¿El resultado? Pocos días antes de su salida, Nintendo Europa se encontraba frente a serios problemas de stock dada su grandísima demanda por todo el continente, y la llamada Operation Rainfall Norteamericana. Y a las pocas semanas de su estreno, agotado por todo el país.

En conclusión: creo que, como con las visual novel, las empresas piensan que son un producto propio japonés y que no van a gustar mas allá de sus fronteras, nada más lejos de la realidad. Es hora de abrir los ojos y darse cuenta de la cantidad de fans que esperan ansiosos la salida de cada uno de estos juegos.


¡Nos vemos en el próximo koi-nya Opina, amigüitos! :D

Entrada escrita por
Administrador
Web personal Twitter

Cuenta de administración de koi-nya. SERIOUS BUSINESS.

Clow
Web personal Twitter

Representante de “los otakus también somos personas sanas en mente y cuerpo”, este acérrimo aficionado dedica su ocio a la cultura japonesa en todas sus vertientes, especialmente la del manga/anime, sus amados RPG y la JMusic. Para él no existe la palabra “aburrimiento”, cree que siempre hay cosas divertidas o útiles que hacer. Perfeccionista, comprometido, siempre estresado y metido en mil berenjenales diferentes, mira con optimismo el mundo que le rodea y se dedica a culturizar a todos aquellos fieles que muestren interés a la par que prende napalm a frokos, seres egocéntricos y malas personas en general.

Shikuem
Twitter

Gamer (JRPG), otaku, estudiante, fan de TYPE-MOON, de Falcom y de todo lo relacionado con los mechas, amante de los gatos. Su sueño es pilotar un robot y vivir con su waifu y su husbando. Le gusta hacer maquetas de robots, coleccionar figuras (sobre todo figuras de Saber), jugar eroges y JRPGs.

Shinta
Web personal Twitter

Gamer empedernido desde muy jovencito y seguidor del mundillo otaku desde un poco después. De vez en cuando le da a la literatura y también se puede enganchar a alguna serie de imagen real. Sus aficiones hacen que tenga un grave problema de espacio, que algún día hará que deba tomar dramáticas decisiones.

Jose_Strife
Twitter

Estudiante y gamer apasionado que se metió en el mundo otaku por una mala influencia. Si algo le apasiona no para, pero no soporta que le digan lo que tiene que hacer. Siempre busca un hueco para ayudar a los que lo necesitan, pero no tiene madera de héroe.

Lulu
Web personal Twitter

Extraño híbrido de rata de biblioteca y otaku, lo mismo te suelta un rollo sobre su adorado Shakespeare que fangirlea al bishounen madurito de turno o a una waifu adorable de [inserta nombre de J-RPG/manga/anime/VN], en los que intenta encontrar referencias literarias y analizar metáforas visuales. CLAMPista devota junto a “su otra mitad”, adora los J-RPGs aunque sus tendencias procrastinadoras juegan en su contra y echa de menos las aventuras gráficas con las que se crió (aunque encontró un buen sustituto en las visual novels). Su afición al cosplay la ha hecho merecedora del apodo de “la loca de las pelucas”.

Eriol
Web personal Twitter

Ho/m/bre que aplica a sus aficiones una de las máximas de su profesión: aprendiz de todo, maestro de nada. Siempre a la caza de nuevas experiencias en cualquier campo del frikismo, su ansia por perder de vista la realidad le empuja a consumir subcultura en cantidades que cualquier médico consideraría negativas para la salud mental de un ser humano. Padece inconstancia crónica y tiene cierta tendencia al oldfagismo.

ThousandRJ
Web personal Twitter

J-nazi a mas no poder, vive en un universo en 2D, incapaz de distinguir el mundo real de los animes. Su mp3 sólo tiene música en japonés y cada día que pasa sin ver anime, pierde HP. Buscando el sentido de la vida ha acabado en koi-nya, y como lo ha encontrado aquí, se ha quedado a vivir. Gracias a la labor de varias personas, lo suyo ya no tiene remedio. Si no está frente a su ordenador, probablemente estará en el Cuartel General del Comando K-N Madrid haciendo turbios intercambios de manga, planeando cosas malignas que acabarán en problemas y tomándose un helado.

5 comentarios
  1. Avatar de comentario keitaro_^
    #1 7 de febrero de 2012, 0:27 Responder
    keitaro_^

    Buenas a todos, la verdad es que el K-N opina de este mes me parece super interesante y la verdad es que espero que se monte un buen debate de esto, porque con este tema hay para rato.

    En mi opinión, por un lado y como dicen algunos de los redactores, creo que hay que intentar “dejar” un poco atrás el pasado, y disfrutar de lo que tenemos hoy en día, porque, seamos sinceros, dudo mucho que se vuelva a repetir pronto una época tan buena de j-rpgs como aquella. Pero no por esto quiere decir que los j-rpgs de hoy en día sean malos, puesto que hay historias (que es lo que más me importa a mi xD) maravillosas y mundos geniales por descubrir.

    Y por otro lado, creo que el problema está en que el mundo del videojuego ha cambiado muchísimo: antes teníamos al grupo de los frikis que jugábamos a todo, j-rpgs, plataformas, etc, y luego estaba el grupo del pro/gran turismo/NFS y similares, pero los que jugaban a videojuegos eran una minoría.
    Hoy en día es todo lo contrario, el número de jugadores ha crecido considerablemente, el problema es que el grupo 1 (j-rpgs…) ha crecido muy poco en comparación con el grupo 2 (al que se la añaden los shooters clónicos) y los nuevos grupos q han aparecido o mezclado (w-rpg, a-rpg, mmo…), y como estos grupos son los que venden, las compañías se centran en ellos, porque al igual que el mundo, las prioridades han cambiado para la mayoría de ellas. Ahora priman el dinero por encima de contar su historia… ¿El videojuego un arte y una forma de expresión? Pocas compañías mantienen este ideal.

    Así que, en una generación en la que priman los beneficios por encima de las historias, el arte y los personajes, veo totalmente normal que las compañías que se centran en este apartado (y más concretamente las niponas con los j-rpgs) se vean más perjudicadas que el resto. Sin embargo, al menos creo que tenemos que agradecer que queden algunas compañías con principios y agradecerles aprovechando lo poco que nos llega. Esperemos que algún día el mercado vuelva a cambiar y esta vez sea en nuestro favor.

  2. Avatar de comentario TresErre
    #2 7 de febrero de 2012, 1:47 Responder
    TresErre

    En mi opinión, el jrpg es un género estancado en el sentido de que las compañías no saben por donde tirar desde hace unos años, se parte de la base de que el jrpg más tradicional es algo anticuado y piensan en maneras de atraer a más público, el ejemplo más claro está en esta generación, mientras unas compañías tiran más por sistemas experimentales (The Last Remnant, el vapuleado Enchanted Arms, Blue Dragon), otras (o más bien Squeenix) explotan franquicias hasta la saciedad. Pero lo que se debería hacer es dejar de buscar la gallina de los huevos de oro y centrarse más en hacer algo bueno.

    Ahí tenéis a los listos de la clase, los de Namco que en la serie Tales aplican siempre la misma fórmula y lo hacen magistralmente.

    Son cosas que quizás te llevan a pensar, necesita realmente el género una revolución? Una vuelta de tuerca? Yo creo que no. Joder, mi rpg favorito de PS2 es el DQ8 xDDD

    El problema del mercado occidental y la opinión de estos lados del mundo es el auge y popularidad del wrpg, que ha tomado las vías de la interactividad y la libertad, causando varias veces que se deje más de lado aspectos con el perfilado de la personalidad de los personajes o la propia historia. Excepto mi amado Mass Effect xD. De la saga Elders of Scrolls que es el ejemplo más claro, he jugado a Morrowind, Oblivion y Skyrim y los poseo, me encantan, son inmensos, inmersivos, brutales, pero la historia principal ES UNA MIERDA xDDDD (Cosa que realmente queda subsanada por haber construído un mundo entero ficticio e interminable prácticamente),

    Lo que marca la diferencia dentro de un género son matices, todos los plataformas son plataformas, todos los shooters son shooters al fin y al cabo, lo que hace uno mejor que el otro son matices, es saber usar el género a tu favor, tener tus herramientas, pero el núcleo es idéntico. Los jrpg deberían hacer lo mismo.

    Me entristece recordar franquicias olvidadas como Vagrant Story, Skies of Arcadia o incluso Shenmue si se le puede incluir en este género, mientras se crean cosas bizarras o carentes de la misma magia, o ver cómo la saga Wild Arms después del 3 degeneró en algo realmente extraño.

    Y no digo que todo lo de esta generación sea una mierda, yo en realidad soy muy benevolente, disfruto con poco y sé mirar en el interior de los juegos y me gusta ver qué tienen que contarme, juegos infravalorados por el público como Eternal Sonata o Lost Odissey yo los he disfrutado. El problema del LO por ejemplo es que nos lo quisieron vender como un Final Fantasy killer cuando es mucho más, no es un juego para casuals o para gente que quieren que le den una historia mascada, era un juego que intentaba atreverse a contarte una historia más adulta.

    Y bueno yo repito que creo que esto no es algo nuevo, sino de hace ya unos cuantos años, las compañías buscan su sistema revolucionario y unas veces funciona y la mayoría no. Un jrpg tiene que ser un jrpg y no tiene que querer parecerse a un wrpg ni a ninguna otra cosa.

  3. Avatar de comentario Asagami
    #3 7 de febrero de 2012, 4:58 Responder
    Asagami

    A mi me gustan los juegos de rol japoneses, porque es un género que me permite conocer mundos ficticios con historias conmovedoras y personajes memorables. Así que, en cierto modo, coincido con muchos de que lo más importante en un j-rpg es la historia y sus personajes (como todo medio narrativo, claro), pero también valoro bastante la jugabilidad, ya que si es adictiva hay más probabilidades que me enganche al juego y quiera disfrutar esa historia.

    Por ejemplo, creo -y seguiré creyendo hasta el fin del mundo- que Chrono Trigger es el mejor exponente de como hacer un genial jrpg, ya que la historia y el gameplay se combinan tan bien gracias a la dirección del juego y unos detalles muy geniales, como los enemigos localizados (¡adios batallas aleatorias!) y los ataques cooperativos, añadiendo al hecho de que demostró que no se necesita muchisimas horas para terminar el main plot de un juego de rol.

    Hablando de la “decadencia” del rol japonés, creo que esto se atribuye al hecho de que el pensamiento general de los j-rpg en occidente es que sean por turnos (y si saben que hay de acción, sólo piensan en Kingdom Hearts), con combates aleatorios y que estos deben tener “los gráficos más espectaculares y realistas” que jamás se ha visto en un videojuego. Aunque luego están algunas personas que sólo piensan en los gráficos bonitos (aunque estos no sean espectaculares) y se pierden juegazos como Persona (el primero, juas) o Devil Survivor sólo porque no tengan gráficos tridimensionales. Pero lo de mi amor a los 2D es otra cosa, si…

    Lo que quiero decir es que los j-rpg no deben brillar por sus gráficos, sino por otros aspectos más bien artísticos. O dicho de otra manera, que sean hechos con amor y no porque vayan a vender toneladas de unidades sólo por el nombre.

    • Avatar de comentario Eriol
      #4 7 de febrero de 2012, 23:00 Responder
      Eriol

      Por ejemplo, creo -y seguiré creyendo hasta el fin del mundo- que Chrono Trigger es el mejor exponente de como hacer un genial jrpg, ya que la historia y el gameplay se combinan tan bien gracias a la dirección del juego y unos detalles muy geniales, como los enemigos localizados (¡adios batallas aleatorias!) y los ataques cooperativos, añadiendo al hecho de que demostró que no se necesita muchisimas horas para terminar el main plot de un juego de rol.

      Normal que lo diga teniendo en cuenta al personaje que elegí para representarme en la entrada, pero para mí Chrono Trigger es el jrpg perfecto. Lo tiene todo.

      Y su secuela, Chrono Cross, es otro que tal baila.

  4. Avatar de comentario Luffy
    #5 7 de febrero de 2012, 14:08 Responder
    Luffy

    Solo diré que las empresas son idiotas por pensar que los gustos de un país no se pueden aplicar a otros países. Dragon Quest ha gustado muchísimo y es ahora cuando se han dado cuenta. Actos lamentables como el estado en que trajeron el Tales of es lamentable. El Neptunia se trajo con tan pocas unidades… y encima también en inglés. Esto no puede seguir asi…

Escribir un comentario:

lista Enlázanos / Afíliate

koi-nya

lista Directorios

blogesfera blogalaxia

lista Versión móvil