Otakunoticiario
Publicado el 4 de abril de 2011 a las 23:59 // Categorías: Editoriales, Especiales, koi-nya opina // Escrito por Administrador, Clow, Lulu, Tifa, Eriol, Asiertxo y loli_tsubasa

Compartir en Tumblr
14 comentarios

En la segunda entrega de “Koi-Nya opina”, la sección favorita de Eduard Punset (y eso que no hay retículos endoplasmáticos), vamos a debatir sobre qué formato es el mejor para nuestro querido hanimu gratix: película, OVA/OAD, serie de 13-26-50 episodios, etc.

Últimamente los estudios de animación parecen apostar más por los formatos más breves, como son las películas, OVA/OAD y series de 13 capítulos, probablemente en un intento de rentabilizar más las ventas. Así mismo, los especiales son un gran reclamo para que la gente compre más tomos o DVD/BD.

Pero no olvidemos que históricamente ha habido grandes series que se han desarrollado en varias temporadas, llegando a altas cifras de episodios. No obstante, hoy en día esto parece exclusivo de las adaptaciones de shounen más comerciales y de sagas de gran solera como Gundam.

¿Y tú, qué formato prefieres?

Opina: Eriol [sección]

Empecemos con una declaración de intenciones. Mi opinión respecto al tema de hoy, al igual que con todos los temas futuros y pasados, se puede resumir en lo siguiente:

Fuego a todos.

Vaya por delante la siguiente reflexión: Si la historia es buena y está bien llevada, da igual que se trate de una película, un par de OVA/OAD o una serie de 13, 26 o 50 episodios. El producto final va a ser bueno independientemente de su duración.

No obstante, yo siempre he preferido series de como poco 23-26 episodios, aunque si pueden ser 50 (dos temporadas) mejor que mejor. Y la razón es muy simple. Siempre he tenido la impresión de que una serie larga es más idónea para desarrollar una historia que se prolongue en el tiempo.

También creo que las series largas son mejores para la evolución de los personajes. Por ejemplo, las series cuyo protagonista se ve inmerso en un viaje iniciático (al más puro estilo de la literatura fantástica) necesitan bastantes episodios para reflejar la juventud despreocupada > descubrimiento de la terrible realidad > catarsis > maduración y resolución de problemas. Vamos, a nadie se le ocurriría adaptar ESDLA a anime en 13 capítulos (ni en 26).

Pero, como dije al principio, al final lo que importa es que la serie sea buena, ya sea un corto de 5 minutos o una serie del tipo Legend of the Galactic Heroes (162 episodios distribuidos en tres series y tres películas).


Opina: Clow [sección]

Para mí, la clave del éxito en todo material de ocio que se precie está en la calidad de la trama y en cómo ésta es transmitida. En el caso del anime, cualquier fórmula es válida si es capaz de cumplir a la perfección esta característica. Sin embargo, la historia nos ha demostrado que algunos formatos han ofrecido mayor “calidad” al espectador que otros.

Por ejemplo, las películas, gozando de un mayor presupuesto, recursos y duración, suelen representar historias adicionales cuya trama es poco relevante para el marco de la serie, o incluso vuelven a contar la trama del anime con algunos cambios. Excepciones a esto son las películas independientes (véase Ghibli), finales animados (FMA: The Conqueror of Shamballa) o series de películas (KnK), en las cuales los directores pueden poner toda la carne en el asador.

Por otro lado, el formato de OVAs ha incrementado últimamente su producción ya que en muchas ocasiones cubren o extienden partes argumentales del manga en que se basan, siendo un regalo a los fans. Ejemplos como Tsubasa TOKYO REVELATIONS o las OVAs de Rurouni Kenshin son buenos ejemplos de cómo hacer OVAs alucinantes.

En cuanto al anime, estoy muy de acuerdo con la tendencia actual de producir animes de media temporada (11-13 episodios) ya que pueden ir mucho más al grano y enganchar al espectador a la trama de una manera mucho más radical. Y es que, ¿cuántos animes de 26 episodios podéis nombrar que no tengan ningún capítulo prescindible? Ídem para animes de varias temporadas, aunque como siempre, hay excepciones. Aun así, en definitiva, la magia de una buena historia recae sobre los hombros del estudio de animación y el director, encargado de convertir/crear una historia original en algo legendario o en una bazofia infumable.


Opina: Lulu [sección]

Para mí lo fundamental a la hora de elegir el tipo de formato es: ¿Su duración es la idónea para desarrollar toda la historia que pretende contarse sin alargarse? Si la respuesta es negativa, mal vamos.

A lo que me refiero con esto es que cualquier historia me gustará si, además de ser buena, sienta que no le falta ni le sobra nada: Odio tanto el relleno como los cabos sueltos. No me gusta terminar de ver algo y darme cuenta de que han quedado en el tintero muchas cosas sin respuesta, pero tampoco la sensación de que están alargando algo que podía haber terminado mucho antes de manera más concisa.

Las películas suelen pecar de ambos extremos: Vemos tanto casos de que son un simple “episodio extra” con gran animación y recursos técnicos, o una historia original a la que le sobra metraje (por todos es conocida la lentitud de los japoneses a la hora de narrar). Las OVAs también suelen pecar de contar sólo una parte de la historia, y las OADs que acompañan a mangas suelen ser concebidas para el lector habitual y sólo ofrecer una parte de la obra original que adapta, por lo que las suelo considerar más un regalo que algo con entidad propia. Las series de 26 o más episodios nunca suelen librarse del tan temido relleno.

Y por todo ello, considero que el formato que hoy día está ganando más peso y mi favorito es el de las series de 13 episodios. Lo veo muy adecuado para contar una buena historia a la que no le sobre ni le falte nada. Algunos me dirán que en 13 episodios no se puede desarrollar un personaje como en una serie de 26 o más, y yo les diré que pensaba lo mismo hasta que vi como Gen Urobuchi mostró un impresionante y creíble desarrollo en un solo episodio. Adivinad la serie

Antes de que penséis que soy una exagerada radical, recalco que para mí lo más importante es la historia, ¡y que obviamente tengo muchísimas series que adoro en todos los formatos!


Opina: Tifa [sección]

Antes de comenzar, aclararé que raramente sigo un anime semana tras semana. Normalmente se me acumulan en una lista de pendientes, y hago el visionado una vez ha llegado a su fin (no así el ejemplo de Madoka, ¡maldicióoooon…!).

Cuando la pereza se entromete en tu vida, el formato de 13 capítulos es ideal. En mi caso, me cuesta horrores pararme a ver un anime, una película o cualquier producto que no me permita intervenir como lo hacen los videojuegos. Deformación gamer… Pero estoy en tratamiento.

En cualquier caso, si una serie te atrapa desde un principio, es evidente que continuarás pegada a la pantalla durante 50 capítulos (hola, Gundam SEED). Pero si el anime en cuestión no termina de convencerte, es posible que tardes milenios en acabar de verlo (hola, Gundam SEED Destiny).

Considero que 13 capítulos son ideales para que la historia resulte impactante sin riesgo a caer en estiramientos Boomer o capítulos de relleno. Pero si hay mucho por decir, tampoco es apropiado para el resultado final comprimirlo todo y dejar detalles importantes en el tintero. En este caso, incluso 26 capítulos pueden ser insuficientes. ¿Alguien dijo Nanoha Strikers?

Eso sí: en cuanto a personajes, éstos necesitan un especial cuidado. Si el anime en cuestión trata, además de una trama principal, de la introspección de los protagonistas o de la evolución de los mismos… considero que un mínimo de 26 capítulos es necesario.


Opina: loli_tsubasa [sección]

Lo primero es comprender lo siguiente: Lo importante de un anime no es si tiene 12 o 400 capítulos, sino cómo es la historia, cómo son sus personajes y cómo se desarrolla.

Ahora bien, en cuanto a esto, hay veces en las que no entiendo a las compañías de anime: ¿Por qué hacer 26 capítulos de un anime bazofia y no adaptar en ese mismo formato un anime realmente bueno y no comprimir éste en 13 capítulos en los que no hay tiempo para un buen desarrollo? Seguramente me contestarían “lo hacemos porque sabemos que se va a vender. Animamos lo que nos asegura beneficios, independientemente de si es mejor o es peor.”

Personalmente no apuesto por un número concreto de episodios, aunque sí pienso que, por ejemplo, en la cartelera de primavera hay muchos animes innecesarios cuyo dinero podría ser invertido en obras que esperan una animación, o en segundas temporadas (aunque no esté muy a favor de ellas en la mayoría de los casos). Siempre estarán estos animes que en 26 capítulos, 16 son de relleno y el final es un desastre, los que en 13 capítulos se quedan cortos en todos los sentidos y estas adaptaciones que simplemente, sobran.

En conclusión: si el material es bueno da igual 8 que 80, no te guíes por el número de episodios, sino por si un anime merece realmente la pena.


Opina: Asiertxo [sección]

- Mamá, mamá, ¿por qué ese post está tan raro escrito?

- Es lo que se llama escribir bajo presión, hijo.

- ¿Y los errores tipográficos y los espacios donde no deberían estar?

- Bueno, supongo que AsukA sujetando un cuchillo jamonero contra tu cuello no ayuda a mejorar tu coordinación digital.

- ¿Y por qué las frases son inconexas entre sí y no tienen ningún sentido?

- Parece ser que, a cada latigazo de Clow, el pobre redactor pierde el hilo y olvida lo que estaba contando.

- ¿Y por qué nos mira con esa cara tan agresiva, como si le estuviésemos estorbando y quisiese que nos marchasem…. SPLATCH!!!

A ver quien limpia ahora esto.

En fin, series de anime. 13, 26, 52 capítulos… Mi evolución al respecto ha sido acorde con el crecimiento de mi vagancia: Antes cuanto más largas mejor, ahora si veo que las decenas son 2 o más… EPIC PAL, que diría un genio.

Creo que lo importante para una serie es tener establecidos los capítulos acorde con la historia que se vaya a contar, de nada me sirve una serie larguísima con un montón de relleno ni una serie corta que de saltos en la trama y te deje con la sensación de que te has perdido algo.

Eso sí, a elegir entre los dos casos, prefiero el segundo. Las series americanas son un buen ejemplo de cómo se puede estirar innecesariamente algo con capítulos insulsos sólo para ajustarse al calendario impuesto por la cadena. Y esos capítulos dan mucho asco.

Herramientas… Contar palabras…. Ok, ¿puedo irme ya? T_T


¡Nos vemos en el próximo Koi-Nya Opina, amigüitos!

Entrada escrita por
Administrador
Web personal Twitter

Cuenta de administración de koi-nya. SERIOUS BUSINESS.

Clow
Web personal Twitter

Representante de “los otakus también somos personas sanas en mente y cuerpo”, este acérrimo aficionado dedica su ocio a la cultura japonesa en todas sus vertientes, especialmente la del manga/anime, sus amados RPG y la JMusic. Para él no existe la palabra “aburrimiento”, cree que siempre hay cosas divertidas o útiles que hacer. Perfeccionista, comprometido, siempre estresado y metido en mil berenjenales diferentes, mira con optimismo el mundo que le rodea y se dedica a culturizar a todos aquellos fieles que muestren interés a la par que prende napalm a frokos, seres egocéntricos y malas personas en general.

Lulu
Web personal Twitter

Extraño híbrido de rata de biblioteca y otaku, lo mismo te suelta un rollo sobre su adorado Shakespeare que fangirlea al bishounen madurito de turno o a una waifu adorable de [inserta nombre de J-RPG/manga/anime/VN], en los que intenta encontrar referencias literarias y analizar metáforas visuales. CLAMPista devota junto a “su otra mitad”, adora los J-RPGs aunque sus tendencias procrastinadoras juegan en su contra y echa de menos las aventuras gráficas con las que se crió (aunque encontró un buen sustituto en las visual novels). Su afición al cosplay la ha hecho merecedora del apodo de “la loca de las pelucas”.

Tifa
Web personal Twitter

Se licenció en Periodismo pensando que podría salvar el mundo, pero, hasta el momento, sólo lo ha conseguido en los videojuegos. Su mayor orgullo es haber aprendido a leer con Monkey Island. Pese a haber crecido entre shooters, comenzó a considerarse gamer gracias a los JRPG, el amor de su vida. No obstante, disfruta de la compañía de casi cualquier otro género (“pero sólo somos amigos”, asegura). La escritura y el cosplay son otras de sus aficiones. Error de raccord: hablemos de gatos.

Eriol
Web personal Twitter

Ho/m/bre que aplica a sus aficiones una de las máximas de su profesión: aprendiz de todo, maestro de nada. Siempre a la caza de nuevas experiencias en cualquier campo del frikismo, su ansia por perder de vista la realidad le empuja a consumir subcultura en cantidades que cualquier médico consideraría negativas para la salud mental de un ser humano. Padece inconstancia crónica y tiene cierta tendencia al oldfagismo.

Asiertxo
Twitter

Sin descripción. ガ━━Σ(゚Д゚|||)━━ン!!

loli_tsubasa
Web personal Twitter

Viviendo en el lado oscuro del fandom, esta Fangirl sin remedio alguno dedica su vida a estudiar Derecho y a shippear sin límites a toda pareja habida y por haber que pertenezca al género yuri. Pasando las tardes muertas stalkeando lugares como pixiv y FanFiction, y perdiendo el tiempo en otros antros como Tumblr y 4chan, está cada vez más inmersa en la afición por el manganime y la cultura popular japonesa.

14 comentarios
  1. Avatar de comentario San Amedio
    #1 5 de abril de 2011, 2:36 Responder
    San Amedio

    Cortas. Dos capítulos mejor que tres. Es más, si no tienen capítulos, mejor.

    Aunque opino igual que Eriol me pasa lo que a Tifa, y cada día me cuesta más ponerme a hacer algo sin ningún tipo de interacción. Y no digamos ya si dura más de 30 minutos.

  2. Avatar de comentario animee1(notlogged)
    #2 5 de abril de 2011, 9:32 Responder
    animee1(notlogged)

    a ver… no es fácil… ya que una serie como Saint Seiya no la entiendo en pocos capítulos a pesar de no haber relleno.

    Yo soy de los que prefieren series de unos 13 capis, aunque luego si la historia es interesante pienso… joder, ojalá hubiera durado más, pero entonces sacan ovas o una peli y ya soy feliz

  3. Avatar de comentario notlogged
    #3 5 de abril de 2011, 12:00 Responder
    notlogged

    Eso de que Saint Seiya no tiene relleno…. es como Dragon Ball (aunque esta última sí tiene un relleno claro además del "oculto"), en los combates entre posturitas, desafíos, rezos a "Atenea, dame fuerzas" y demás mierdas… pues 26 capítulos está claro que no, pero igual reduces el total en una veintena o así.

    No es sólo el relleno de capítulos sin nada que ver con el argumento si no también el hecho de que se cuenten las cosas de una forma lenta e innecesaria. Se me acaba de ocurrir el ejemplo de "Oliver y Benji"… ningún capítulo de relleno (todos son partidos, torneos, etc) pero la comparación con un chicle dejaría en mal lugar a nuestro citado amigo Boomer en lo que a estiramientos se refiere xD

  4. Avatar de comentario AsukA
    #4 5 de abril de 2011, 12:10 Responder

    Esta vez no llegué a tiempo para dar mi opinión, pero la dejo al menos en los comentarios :_D

    Estoy de acuerdo en que si algo mola, independientemente de su formato, mola. Pero eso es algo que se da por hecho.

    La cuestión viene cuando se produce una obra sin tener en cuenta su formato. Es decir, cuando no se adapta la narración y el desarrollo de personajes a la duración del proyecto. Y ahí es donde los buenos directores y guionistas marcan la diferencia.

    Los personajes de una película, por ejemplo, necesitarán tener una personalidad más marcada (más obvia) que los de una novela. Así, si cogemos al Conde (de El Conde de Montecristo) veremos que el desarrollo de su personalidad es el eje de la novela, y que necesitamos toda la historia para llegar a conocerlo. Mientras que si analizamos su versión animada en Gankutsuou llegan a transmitirnos lo mismo con muchas menos apariciones y menos minutos de protagonismo (permitiéndonos salvar las diferencias que se dan entre ambas versiones, claro).

    Ése es el quid de la cuestión, aunque todavía muchos no se han enterado y no tienen en cuenta que el formato es lo primero que condiciona al producto. Por eso hay series que desperdician a sus personajes al no desarrollarlos nada en una veintena de capítulos (ejemplo, Star Driver) y series que tan sólo en unas OVAs o una película te presentan el potente carisma de los suyos (ejemplo, Bungaku Shoujo).

    Eso en cuanto a los personajes, sobre la trama, a mí personalmente me da igual ver “relleno” siempre que su contenido sea interesante. Todo depende de cómo esté enfocada la dirección y el guión, porque si nos ponemos así todo K-ON! es relleno. Lo importante es cómo lleves a los personajes y las cosas que hacen, los acontecimientos de la trama en sí son simples preferencias de cada uno. Ahora bien, eso no debe confundirse con lo siguiente: Desperdicio capítulos en relleno para luego quedarme corto en la resolución final. O cómo se le llama en anime, “el síndrome Yamakan”. Pero esto siempre se resume en lo mismo, hay que hacer las cosas bien y ya está.

    Personalmente no tengo un formato predilecto, pues lo único que busco siempre es disfrutar de una historia y de unos personajes. Aunque sí es cierto que la animación me parece un medio muy potente para transmitir una historia, no tengo en menor estima las novelas, por ejemplo. Eso sí, estoy en contra de esta tendencia de “hacemos una serie de una temporada y si triunfa te sacamos otros 13 capítulos dentro de 3 meses”. Dejad de inflar tanto el mercado y haced productos de calidad, ¡eso es lo que tenéis que hacer y punto!

    Y mirándolo todo desde una perspectiva de mercado, me encanta que añadan OVAs y especiales por doquier. Más que nada porque esto de los DVD/BD en Japón es un auténtico robo y me parece muy acertado que se busquen compradores “engordando” las ediciones.

    Sobre las películas, aunque hay producciones muy interesantes, creo que los estudios que no tienen mucha experiencia en largometrajes todavía tienen mucho que aprender sobre este formato (que se fijen en Ghibli). Por un lado porque entre que últimamente sólo sacan adaptaciones y la narrativa japonesa es como es (lenta) siempre me da la impresión de que las historias presentadas quedarían mejor en un formato de más duración (por eso la calidad de la peli de Haruhi está bastante influenciada por las cerca de tres horas que dura :D).

  5. Avatar de comentario Quentzi
    #5 5 de abril de 2011, 12:13 Responder
    Quentzi

    Cuando empecé a ver anime siempre intentaba conseguir series con más de veinte episodios porque en ese entonces (vamos, unos cinco o seis años atrás) pensaba que serían mejores. Sin embargo resultó ser algo muy cansando por varias razones:

    1. Mirarse 24/26 capitulos en un día agota.
    2. Estoy hablando de hace tiempo; antes de conocer el mundo del fansub y el hanime gratix, por lo que son más costosas :x
    3. Al final no tenía espacio para tantos discos.

    Fue así que opté por series más cortas.

    Desde entonces continuo con esa preferencia, aunque ahora no es algo que me importe realmente y tampoco lo pienso dos veces antes de empezar un anime de diez capítulos o más.

  6. Avatar de comentario Sender_of_war
    #6 6 de abril de 2011, 3:35 Responder
    Sender_of_war

    En primer lugar, felicitaros por esta entrada.

    Me ha gustado mucho el formato y el contenido. Un crossover de calidad con una gran dosis de fundamento.

    En cuanto a mí opinión, con la cantidad de quehaceres y entretenimientos que tenemos hoy en día, no nos sobra tiempo para poder seguir varias series interestantes que lleven una serialización de varias decenas de capítulos. No voy a declarar un formato que me parezca idóneo en cualquier fórmula, porque cada historia tiene su propia forma de ser contada.

    Lo que no me gusta nada a la hora de ver anime (y con cualquier serie me pasa igual) es notar que la historia no avanza nada. Me he ido dando cuenta (desgraciadamente no tengo muchas luces), que en muchísimos animes, se plantea una historia autoconclusiva en cada capítulo que es la que hay que resolver, prácticamente dejando los personajes en la misma situación en la que se encontraban al principio. He de confesar ya que éste recurso no me gusta nada. Me gusta saber que la historia se va desarrollando, que se va complicando la trama, que los personajes van evolucionando, todo dentro de la historia global que nos pretenden contar.

    Esto no implica que quiera una historia larga que se vaya desarrollando capítulo a capítulo, sino que me gusta que pasen cosas. Creo que hay muchos más recursos disponibles para atraer la atención y por otro lado que el espectador quede satisfecho con la resolución de cierto ‘conflicto’ planteado.

    Normalmente estas series suelen reservar los últimos cinco capítulos a su resolución, pasando por alto eventos ocurridos a lo largo de la serie, y cabos sin atar. Lástima.

    [1/2]

  7. Avatar de comentario Sender_of_war
    #7 6 de abril de 2011, 3:41 Responder
    Sender_of_war

    [2/2] (Lo siento)

    Como nadie me está parando los pies (las manos en este caso) yo sigo escribiendo, y me he dado cuenta de que he opinado un poco sobre lo que me ha dado la realísima gana (con perdón de los retículos endoplasmáticos). Así que sin ser ya más cargante, comentaré que para mí, un formato de 20 capítulos no me resulta especialmente pesado (bueno, puede que al principio..); pero lo que sí me gusta es que estén las temporadas claramente diferenciadas, es decir, si nos cuentan dos historias en las que participan los mismos personajes, que estén las dos partes diferenciadas, y no haya lugar a confusión. Las alusiones a otras temporadas me parecen bien y ciertamente necesarias para lograr cierta unidad en la historia.

    Y lamento este chorizo de post que os dejo aquí con mi pobre opinión.

    Keep the good work up!

  8. Avatar de comentario Addamelech
    #8 6 de abril de 2011, 8:04 Responder
    Addamelech

    Es un poco lol discutir esto porque sería lo mismo que decir "quiero pintar un cuadro para mi habitación, ¿debería usar pinceles chicos o una brocha gorda?" o decir "quiero hacer un mural gigantesco ¿qué debería usar?".

    De todas las opiniones que he leido más o menos se llega a la misma conclusión: da igual qué formato sea mientras la historia esté bien contada en ese espacio de tiempo.

    Pero resulta que hay más factores que influyen en la duración de un anime y por tanto en la historia que cuenta.

    En la fase de preproducción se supone que se planea todo esto, se buscan patrocinadores, cadenas de TV con timeslots disponibles, se busca staff interesado, etc. Puede que una compañía tenga pensado adaptar cierta parte del manga/light novel/juego/cosa en cierta cantidad de episodios (o que el guionista o encargado de la series composition tenga planeado ocupar tantos capis para contar su historia en caso de ser un anime original) y que presenten el proyecto a otras empresas, pero resulta que los planes puede que hayan sido para 26 y sólo tengan el dinero suficiente para pagarle 13 semanas a la cadena, entonces tocaría meter tijeras, lo que nos lleva a tener dos escenarios:

    1.- escribir sabiendo de antemano de cuántos timeslots se dispone.
    2.- escribir el guion y luego adaptarlo a la cantidad de timeslots que se pudieron comprar.

    Al parecer el que ofrece el mejor balance de riesgo/beneficio ha sido el formato de 13 capis (además que las cadenas venden el espacio horario así, de a 13, lo que se llama un "cour"), por lo que si bien algunas series se planean de más episodios, se prefiere reducir el riesgo dividiendo en temporadas de 13 en función del éxito que vaya teniendo. En 13 capis más o menos se puede medir si la cosa va parriba o no.

    CONTINUARÁ

  9. Avatar de comentario Addamelech
    #9 6 de abril de 2011, 8:06 Responder
    Addamelech

    VOLVEMOS CON ADDA

    También hay franjas horarias de cantidad prefijada. Por ejemplo, un "cour" de la franja de noitaminA es de 11 episodios, por lo que las series que se emiten ahí suelen tener 11 (tokyo magnitude 8.0, yojouhan, hourou musuko, fractale) o 22 (shiki).

    Las series de mayor cantidad de capis suelen tener un gran respaldo tanto económico como de los fans, y suelen ser franquicias que pueden explotarse vendiendo muuuuuucho merchandising y juguetes varios, y resulta que las empresas ganan más por esa vía que por el anime mismo. Mirad naruto, bleach, one piece, inuyasha, bakugan, transformers, gundam, pokemon, yugioh, pretty cure, etc. Todas series largas, todas series con respaldo popular y financiero. Las largas que no siguen esta linea por lo general son una inversión de alto riesgo.

    ¿QUÉ DIRÁ EL JOVEN AHORA? ¡ESPERAD A LA EMOCIONANTE CONCLUSIÓN!

  10. Avatar de comentario Addamelech
    #10 6 de abril de 2011, 8:08 Responder
    Addamelech

    ¡EL FINAL QUE TANTO ESTABAIS ESPERANDO!

    Por eso [b]la cantidad de capis no es para nada un indicador de calidad por sí solo[/b] si no se toman en cuenta este y muchos otros factores. Por mucho que el director sea un artista magnífico siempre está sometido de alguna manera al deseo de los productores y patrocinadores del show en cuestión. ¿Cuántos cours de TV podemos comprar con este dinero? Si el anime resulta ser un éxito en venta de DVD/BD ¿podremos hacer segunda temporada? ¿o película? ¿En qué franja horaria se emitirá, en la mañana, a media tarde o en la madrugada? ¿El anime lo usaremos como medio publicitario para merchandising o como medio para contar una historia que tenga valor en sí misma? ¿Cuál es nuestro público objetivo? ¿Qué restricciones nos ponen las cadenas con respecto al contenido del anime? ¿Cuánto tiempo tenemos disponible para producirlo? Etcétera.

    El caso de las ovas es otro tema, porque se usa para proyectos más personales de un estudio, para probar las aguas si es que se planea hacer series, para sacar material complementario junto con juegos o volumenes de manga o porque el contenido de ellas no es apropiado para TV o Dios sabrá por qué. Mirad Legend of Galactic Heroes, que son más de cien capis pero en formato ova. Hay de todo.

    Para más info mirar el capi aquel de OreImo donde quieren hacerle animu a la niñata aquella, creo que era el 5 o así.
    También está Animation Runner Kuromi, un par de ovas que muestran las dificultades por las que pasa un estudio pequeño en la producción de anime.
    Y este gran artículo de este BLAG que mola mucho: http://washiblog.wordpress.com/2011/01/18/anime-production-detailed-guide-to-how-anime-is-made-and-the-talent-behind-it/#more-1689

    PD: siento que la redacción mía haya quedado un tanto sloppy pero es tarde y hace mucho que no escribía algo largo, además no pienso revisarlo #epicpal

  11. Avatar de comentario Addamelech
    #11 6 de abril de 2011, 8:10 Responder
    Addamelech

    Toma ya, con éste me he tragado cuatro posts seguidos. A veces no basta con 2.000 caracteres.

    Tuiter es más rácano todavía.

    ¡Lo siento, chicos!

  12. Avatar de comentario Slick
    #12 6 de abril de 2011, 16:28 Responder
    Slick

    Daré mi opinión a través de citas xD

    [quote=Lulu]Para mí lo fundamental a la hora de elegir el tipo de formato es: ¿Su duración es la idónea para desarrollar toda la historia que pretende contarse sin alargarse? Si la respuesta es negativa, mal vamos.[/quote]

    [quote=Eriol]Vaya por delante la siguiente reflexión: Si la historia es buena y está bien llevada, da igual que se trate de una película, un par de OVA/OAD o una serie de 13, 26 o 50 episodios. El producto final va a ser bueno independientemente de su duración.[/quote]

    [quote= AsukA]Personalmente no tengo un formato predilecto, pues lo único que busco siempre es disfrutar de una historia y de unos personajes.[/quote]

    [quote=AsukA]…sobre la trama, a mí personalmente me da igual ver "relleno" siempre que su contenido sea interesante.[/quote]

    [quote=Eriol]También creo que las series largas son mejores para la evolución de los personajes. Por ejemplo, las series cuyo protagonista se ve inmerso en un viaje iniciático (al más puro estilo de la literatura fantástica) necesitan bastantes episodios para reflejar la juventud despreocupada > descubrimiento de la terrible realidad > catarsis > maduración y resolución de problemas.[/quote]

    [quote=Tifa]Cuando la pereza se entromete en tu vida…[/quote]

    [quote=Tifa]…Normalmente [b]se me acumulan en una lista de pendientes[/b]…[/quote]

  13. Avatar de comentario Eriol
    #13 8 de abril de 2011, 0:31 Responder
    Eriol

    [quote=Addamelech,11]Toma ya, con éste me he tragado cuatro posts seguidos. A veces no basta con 2.000 caracteres.

    Tuiter es más rácano todavía.

    ¡Lo siento, chicos![/quote]
    Muy ilustrativa tu serie de post Adda… pero, ¿qué formato prefieres? D:

  14. Avatar de comentario Addamelech
    #14 9 de abril de 2011, 20:03 Responder
    Addamelech

    [quote=Eriol,13][quote=Addamelech,11]Toma ya, con éste me he tragado cuatro posts seguidos. A veces no basta con 2.000 caracteres.

    Tuiter es más rácano todavía.

    ¡Lo siento, chicos![/quote]
    Muy ilustrativa tu serie de post Adda… pero, ¿qué formato prefieres? D:[/quote]
    ¡Pero chanchito de mi corazón, ya he dicho que el formato tiene muy poco que ver con la calidad del animu!

    No le hago ascos ni a ovas ni a series de 13 ni 26 capis mientras esté bien contada. Ahora, si la cosa supera los 52 capis o tiene la pinta de volverse eterna, me lo pensaría dos veces. ¡No voy a vivir tanto!

Escribir un comentario:

lista Enlázanos / Afíliate

koi-nya

lista Directorios

blogesfera blogalaxia

lista Versión móvil